China construye una “ciudad industrial” en Tánger por valor de 1.000 millones de dólares

 -  

Paco Soto

Pie de foto: Una vista parcial del puerto Tánger Med.

Marruecos firmó un convenio con el grupo empresarial chino Haite para la construcción de una “ciudad industrial” en Tánger que acogerá a unas 200 firmas de la gran potencia asiática y creará miles de puestos de trabajo. La firma del acuerdo tuvo lugar el pasado 20 de marzo en el Palacio Real de Tánger, según informó la AFP. Marruecos y China firmaron un primer convenio en 2016 durante una visita que realizó a Pekín el Rey Mohamed VI. La multinacional, cuya dirección empresarial está ubicada en la ciudad de Chengdu (centro de China), se comprometió ante las autoridades marroquíes a construir la futura “Ciudad Mohamed VI Tánger Tech”. La nueva urbe industrial se extenderá sobre una superficie de 2.000 hectáreas y será un motor económico para la región de Tánger-Tetuán-Alhucemas. El banco marroquí BMCE Bank participará en este proyecto.

Inversión y puestos de trabajo

La inversión china alcanzará los 1.000 millones de dólares (unos 930 millones de euros) y la construcción de la ciudad durará 10 años. Según fuentes marroquíes, el proyecto creará unos 100.000 puestos de trabajo, la mayoría -90.000- en la región de Tánger. En los últimos años, la capital del Estrecho ha experimentado una transformación económica y urbanística considerable. Proyectos como el puerto Tánger Med han significado una auténtica revolución económica para Tánger y una amplia región que durante décadas fue marginada por el poder político. “Los operadores económicos chinos buscan plataformas competitivas, y han escogido Marruecos como una de estas plataformas”, declaró a la AFP el ministro marroquí de Industria, Comercio, Inversión y Economía Numérica, Moulay Hafid Elalamy.

Imagen eliminada.

Pie de foto: El ministro marroquí de Industria, Comercio, Inversión y Economía Numérica, Moulay Hafid Elalamy.

Inicio de las obras

“Las primeras obras se llevarán a cabo durante el segundo semestre de 2017”, anunció Elalamy. Las 200 compañías chinas que se instalarán en la Ciudad Mohamed VI Tánger Tech pertenecen a sectores pujantes en China como el automovilístico, la industria aeronáutica y el textil. El presidente del grupo inversor chino, Li Biao, valoró positivamente el proyecto económico y se mostró convencido de que “la inversión total en la zona durante 10 años alcanzará los 1.000 millones de dólares”, según informó la agencia MAP de Marruecos. Marruecos experimenta un proceso de industrialización dinámico, y en este contexto, Tánger, una ciudad de un millón de habitantes, desempeña un papel de vanguardia. Tánger es la puerta hacia Europa, el Atlántico y el Mediterráneo. Las empresas extranjeras son clave en este proceso de industrialización que, poco a poco, está sacando al país magrebí del atraso y la pobreza. El sector de la automoción se ha desarrollado notablemente, y la multinacional francesa Renault abrió en Marruecos su fábrica más grande de África. El pasado mes de septiembre, la empresa aeronáutica estadounidense Boeing anunció la creación de una zona industrial en Marruecos.

Apertura a China

Marruecos optó por abrir sus puertas al poderoso coloso económico chino. Este fue el objetivo que se fijó el rey Mohamed VI en el viaje oficial que realizó a China el año pasado. El monarca marroquí y el presidente de China, Xi Jinping, firmaron un acuerdo para una asociación estratégica entre los dos países. China, segunda economía mundial, se ha abierto camino en África, y Marruecos tiene un mercado en expansión, en gran medida gracias a la consolidación de la clase media y la estabilidad política. El país magrebí ha diversificado considerablemente sus relaciones económicas. En Europa, España y Francia son sus principales socios. Marruecos ha sellado sólidas alianzas económicas con Rusia y los países del Golfo y mantiene una relación estable con Estados Unidos. La India es otro de los objetivos de Marruecos. China inició sus operaciones económicas en Marruecos hace más de una década, tras su ingreso en la Organización Mundial del Comercio (OMC). China vende básicamente a Marruecos coches, aparatos telefónicos y tejidos sintéticos.