China, India, Rusia, Brasil y Sudáfrica se coaligan para hacer frente a las catástrofes

Los mandatarios de las cinco naciones BRICS celebran su cumbre virtual del 9 de septiembre con un acuerdo espacial bajo el brazo
acuerdos-brics-catastrofes

PHOTO/BRICS  -   Forzados por las circunstancias, los dirigentes de las naciones BRICS se reunirán por videoconferencia el 9 de septiembre bajo la presidencia de India. Xi Jinping, Vladimir Putin, Jair Bolsonaro, Narendra Modi y el sudafricano Cyril Ramaphosa en su reunión de Brasil de 2019

Los países que se autodenominan BRICS ‒Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica‒ acaban de suscribir un importante acuerdo de cooperación para formar una especie de constelación virtual de satélites de observación con la que mejorar sus respectivos sistemas de gestión de catástrofes, evaluar el cambio climático y proteger su medio ambiente.

El pacto alcanzado tras más de seis meses de reuniones telemáticas consiste en federar sus plataformas espaciales nacionales ya en órbita y establecer un mecanismo de intercambio de imágenes y datos entre las agencias de los cinco países. La medida pretende acelerar su velocidad de respuesta para paliar los efectos de los desastres provocados por la naturaleza y mejorar la gestión de las autoridades responsables de auxiliar a las poblaciones que sufren inundaciones, terremotos y todo tipo de calamidades.

acuerdos-brics-catastrofes
PHOTO/ISRO - Los presidentes de las agencias espaciales de India, Rusia, Brasil, Sudáfrica y China acaban de establecer una red virtual de intercambio de imágenes y datos satelitales. A la derecha, abajo, el representante del ministerio de Exteriores de India

El acuerdo va a ser presentado como un gran logro en la decimotercera cumbre de los BRICS, que bajo la presidencia del primer ministro indio, Narendra Modi, se celebra el 9 de septiembre en formato de videoconferencia con la asistencia telemática de los máximos mandatarios de Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; Brasil, Jair Bolsonaro; y Sudáfrica, Cyril Ramaphosa.

Sin embargo, es un convenio de mínimos que el presidente de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO), el profesor Kailasavadivoo Sivan, ha logrado arrancar a sus colegas: el director ejecutivo de la Agencia Espacial Nacional de Sudáfrica (SANSA), el profesor Valanathan Munsami; el presidente de la Agencia Espacial Brasileña (AEB), Carlos Augusto Teixeira De Moura; el director general de la Corporación Espacial Estatal de la Federación de Rusia (Roscosmos), Dimitri Rogozin; y sobre todo al jefe de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), Zhang Kejian.

acuerdos-brics-catastrofes
PHOTO/Roscosmos - Cada agencia espacial coaligada participa con un reducido lote de sus plataformas de observación. Rusia lo hace con sus pequeños Kanopus V de 475 kilos pero de alta resolución. Plegados y protegidos con fundas color naranja, se colocan en órbita por parejas
Un primer paso para futuras iniciativas mayores

Hay que recordar que las relaciones entre Pekín y Nueva Delhi sufrieron un serio desgaste en el verano de 2020, tras los incidentes con bajas mortales en el valle de Galwan, la zona de la cordillera del Himalaya que se disputan China e India. Además, el acuerdo multilateral toma forma escasos seis días después del fracaso en el lanzamiento de la misión que tenía que poner en órbita el satélite de observación indio EOS-3, cuya labor consistía en proporcionar imágenes de la Tierra en tiempo casi real. 

Tampoco cada agencia coaligada participa con todas sus plataformas de observación en servicio, ni aporta igual número de ingenios. La iniciativa es tan solo un primer paso para aumentar la cooperación efectiva entre las respectivas agencias espaciales de los BRICS. Por el momento, incluye una pequeña parte de las flotas nacionales de satélites electro-ópticos en los espectros visible e infrarrojo, pero no con tecnología radar. El gobierno de Nueva Delhi, por ejemplo, encamina sus esfuerzos a la utilización de la tecnología espacial para mejorar su sistema de gestión de emergencias. 

acuerdos-brics-catastrofes
PHOTO/Kremlin - La cumbre celebrada en noviembre de 2020 presidida por Vladimir Putin ya tuvo que ser en formato videoconferencia a causa de la pandemia por COVID-19

La Agencia china concurre con dos satélites. Uno es el Gaofen 6, emplazado a 647 kilómetros y en el espacio desde junio 2018. Además de proporcionar datos para actuar frente a desastres, “observa la clorofila y ayuda a estimar los rendimientos de cultivos como el maíz, la soja y el arroz”, según el director del Instituto de Recursos Agrícolas de China, Zhou Qingbo. Otra aportación de Pekín es uno de los tres ejemplares en órbita del Ziyuan 3, de 2,3 toneladas de peso al despegue, colocado en órbita a una altitud de 500 kilómetros en mayo de 2016. 

La ISRO está en la iniciativa con la pareja Resourcesat-2 y 2A, de 1,2 toneladas, emplazada a 820 kilómetros de altura y en activo desde abril de 2011 y diciembre de 2016, respectivamente. Roscosmos contribuye con sus cuatro ingenios de alta resolución Kanopus V de 475 kilos, colocados a 500 kilómetros de altura. Dos fueron puestos en órbita en febrero de 2018 y otros dos en diciembre del mismo año.

acuerdos-brics-catastrofes
PHOTO/MDA - Los ingenios incluidos en la iniciativa BRICS son una pequeña parte de las respectivas flotas nacionales de satélites electro-ópticos en los espectros visible e infrarrojo, pero no con tecnología radar
Cooperación en el espacio y en la tierra

Brasil aporta los CBERS-4 y 4A, dos ingenios desarrollados y operados de forma conjunta con China y situados a 773 kilómetros alrededor de la Tierra. Son de 1,9 toneladas y están en el espacio desde diciembre de 2014 y 2020, respectivamente. La SANSA de Sudáfrica fue creada en 2008, activada oficialmente en diciembre de 2010 y una de cuyas prioridades es concluir y poner en órbita un ingenio nacional de observación de la tierra en colaboración con la industria del país.

No obstante, el director de la Agencia sudafricana, Valanathan Munsami, pretende que la coalición que se acaba de formar convierta a su nación en un actor “formidable” en el ámbito espacial mundial. A falta de satélites, el gobierno del presidente Cyril Ramaphosa contribuye con su estación de seguimiento y control espacial de Hartebeesthoek, a 69 kilómetros al norte de Johannesburgo, donde las antenas parabólicas de la SANSA reciben las imágenes y datos que le llegan de los satélites de sus socios de China, India, Rusia y Brasil y otros países más. 

acuerdos-brics-catastrofes
PHOTO/ISRO - El acuerdo es un pacto de mínimos arrancado a sus colegas tras meses de esfuerzos por el presidente de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO), el profesor Kailasavadivoo Sivan

El ejecutivo brasileño de Jair Bolsonaro suma al acuerdo la estación terrena localizada en Cuiabá ‒capital del estado de Mato Grosso‒, uno de los tres centros de seguimiento y control del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE). El Gobierno de Nueva Delhi lo hace con su Centro de Adquisición, Procesamiento y Difusión de Shadnagar, cerca de Hyderabad, la quinta ciudad más poblada de India. China con sus antenas de 12 metros de diámetro existentes en Sanya, instalación operativa desde 2010. Rusia con los varios centros de seguimiento que alberga en la extensa región de Moscú.

La organización BRICS celebra dentro de muy pocos días su 15 aniversario bajo presidencia India con el lema “Cooperación intra-BRICS para la continuidad, la consolidación y el consenso”. Todos ellos representan en su conjunto alrededor del 26% del escenario geográfico mundial y albergan en torno a 3.600 millones de habitantes, lo que supone alrededor del 42% de la población mundial. Con la pandemia de COVID-19 presente en la mayor parte de sus territorios, las diferencias y contradicciones entre India, China, Rusia, Brasil y Sudáfrica siguen siendo importantes en el plano político, económico e industrial y muy en especial en la vertiente geoestratégica.