China reabre la guerra comercial contra Estados Unidos y amenaza con limitar la exportación de tierras raras

Estas restricciones podrían afectar de forma directa a los fabricantes de armas de Estados Unidos
Atalayar_Mina tierras raras Mongolia

PHOTO/REUTERS  -   Mina Bayan Obo que contiene minerales de tierras raras, en Mongolia Interior, China

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, aparentemente en calma, vuelve a reabrirse tras conocerse la noticia de que Pekín estaría "considerando seriamente" restringir las exportaciones a Estados Unidos de tierras raras: 17 elementos químicos que se utilizan en la electrónica de consumo de alta tecnología y en el equipamiento militar, según ha revelado el editor jefe del diario chino Global Times.

Un alto funcionario de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China declaró a la agencia de noticias Xinhua que Pekín dará prioridad a la demanda interna de tierras raras, pero satisfará la demanda razonable de otros países. Asimismo, el ministerio de Industria y Tecnología de la Información ya propuso, el mes pasado, un proyecto de control de la producción y exportación de 17 minerales de tierras raras en China, de los cuales el país asiático controla alrededor del 80% del suministro mundial.

Atalayar_Muestras de minerales de tierras raras
REUTERS/DAVID BECKER - Muestras de minerales de tierras raras, desde la izquierda: Óxido de cerio, Bastnaesita, Óxido de neodimio y Carbonato de lantano

Aunque el funcionario del organismo nacional de planificación de China no respondió directamente si Pekín restringiría las exportaciones de tierras raras a Estados Unidos, el redactor jefe del Global Times, Hu Xijin, escribió en Twitter: "Según lo que sé, China está considerando seriamente restringir las exportaciones de tierras raras a Estados Unidos. China también puede tomar otras contramedidas en el futuro".

El control de las tierras raras por parte de Pekín amenaza con convertirse en el nuevo punto de fricción entre ambas potencias. En un informe de noviembre, Zhang Rui, analista de Antaike, una consultora respaldada por el Gobierno chino, dijo que los fabricantes de armas de Estados Unidos podrían estar entre las primeras empresas afectadas por cualquier restricción de las exportaciones. En especial, estas limitaciones, podrían afectar de forma directa a las tecnologías vitales para la fabricación de diversas armas sofisticadas, entre ellas el avión de combate F-35 del país americano. Además, los minerales de tierras raras también son fundamentales para la fabricación de productos como teléfonos inteligentes, vehículos eléctricos y turbinas eólicas.

Atalayar_Avión de combate Lockheed Martin F-35B
PHOTO/REUTERS - Avión de combate Lockheed Martin F-35B

El presidente chino, Xi Jinping, ha visitado este mes una empresa de tierras raras en el sur de China, según informaron los medios de comunicación estatales, lo que ha provocado un aumento en las acciones de los productores al especularse que esto era un claro indicio de que Pekín estaba considerando utilizar los productos químicos en la guerra comercial contra Estados Unidos.

Por su parte, el Pentágono ha mostrado su preocupación por la dependencia del país americano de China en cuanto a estas tierras se refiere. Es por ello que en los últimos meses, el Pentágono ha firmado contratos con mineros estadounidenses y australianos para aumentar su capacidad de refinado en tierra y reducir su dependencia de los refinadores chinos.

Atalayar_Tierras raras China
PHOTO/REUTERS - Trabajadores transportan tierra que contiene elementos de tierras raras para su exportación en un puerto de Lianyungang, provincia de Jiangsu, China

Aún así, algunos expertos aseguran que limitar estas exportaciones podría provocar el efecto contrario que estaría buscando el país asiático. Argumentan que motivaría a los rivales de Pekín a acelerar sus propias capacidades de producción y socavaría el dominio de China en esta industria.

El dominio de China en la minería de tierras raras, aunque se encuentra amenazado, mantiene prácticamente un status de monopolio en el proceso de refinado que convierte los minerales en materiales listos para los fabricantes. El gigante asiático controla cerca de cuatro quintas partes de la capacidad mundial de refinado de tierras raras. Los minerales extraídos en Estados Unidos deben enviarse a China, ya que este país aún no dispone de capacidad de refinado propia.