China suspende los Juegos Nacionales de Invierno ante la propagación del coronavirus

Quedan aplazados ‘sine die’, al igual que la Maratón de Hong Kong; otros eventos deportivos han sido trasladados de territorio chino a otros lugares
Oficiales de policía con máscaras protectoras patrullan en China

AFP/NICOLAS ASFOURI  -   Oficiales de policía con máscaras protectoras patrullan en China

El Gobierno de la República Popular de China decidió suspender los XIV Juegos Nacionales de Invierno de 2020 sin anunciar una nueva fecha para su celebración debido al aumento exponencial de víctimas mortales y afectados contagiados por el coronavirus causante de la dura neumonía que tuvo su origen en la localidad de Wuhan, que ha dejado ya hasta 106 muertos y en torno a 4.500 casos confirmados solamente en suelo chino. Las autoridades también han tomado la determinación de cancelar la Maratón de Hong Kong y se ha decidido el traslado de otras citas deportivas a diversos países. 

Ante la situación de emergencia generada por la epidemia del coronavirus, que ya se ha extendido a diversas partes del mundo, afectando a todos los continentes menos el africano, los dirigentes chinos no han dudado en empezar a evitar todo posible evento internacional que pueda desembocar en el aumento de los casos de contagio a más partes del planeta. 

Los Juegos estaban programados entre los días 16 y 26 de febrero y, por vez primera, iban a tener lugar en la provincia norteña de Mongolia interior. Antes, este próximo sábado, iba a adelantarse la disputa de las disciplinas de hockey sobre hielo femenino y biatlón, las cuales fueron también pospuestas.

Los dirigentes del gigante asiático también acordaron retrasar la Maratón de Hong Kong (región especial autónoma adscrita a China), que iba a dar comienzo el próximo 9 de febrero y que iba a acoger a más de 70.000 corredores de todas partes del mundo, según detalló el medio South China Morning Post; medida que también está encaminada a evitar la exposición al contagio de más personas que tenían previsto entrar en el país oriental y una posible propagación del virus a otras naciones. 

Precisamente, en Hong Kong se ha vetado la entrada de cualquier ciudadano proveniente del foco de contagio, radicado en Wuhan, y a cualquier persona que haya estado en la provincia de Hubei (donde se sitúa la citada localidad) durante 15 días, que es el periodo de incubación del virus. 

Por otro lado, se ha decidido sacar de China otros eventos deportivos que estaban ya programados. Así, la Federación Asiática de Fútbol ha decidido trasladar los partidos del grupo B del torneo preolímpico de fútbol femenino de Asia de Wuhan a Sídney debido a la cuarentena efectiva decretada en la urbe foco del coronavirus. 

Por su parte, la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) confirmó también que uno de los torneos preolímpicos del deporte baloncestístico se trasladará de China a Belgrado, capital de Serbia. Esta competición está destinada a otorgar plaza para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en ella tomarán parte las selecciones femeninas de China, Corea del Sur, España y Gran Bretaña del 6 al 9 de febrero, e iba a jugarse en el enclave chino de Foshan, aunque ya pasa de esta manera a destino serbio, según confirmó la propia FIBA.

"Evaluado el desarrollo del brote de coronavirus detectado en China y poniendo como principal prioridad la seguridad de las jugadoras y de los miembros de las delegaciones, se decidió trasladar la sede de uno de los tres preolímpicos a Serbia", según confirmó en un comunicado oficial el máximo ente directivo del baloncesto mundial.

El problema con la extensión del coronavirus sigue siendo una emergencia ya no solo nacional, sino mundial. Los nuevos casos conocidos de infectados y la mayoría de las muertes se han dado en la provincia de Hubei, llegando el total de muertes en esta región a 100, según datos de la Comisión de Sanidad regional. La capital de la región, Wuhan, sigue siendo el principal epicentro, con 22 muertes en total y 892 nuevos casos detectados solo en la jornada del lunes.

La ciudad de Wuhan se encuentra aislada a modo de cuarentena y desde el pasado jueves están todos los accesos cerrados, quedando retenidas unos nueve millones de personas dentro de la propia urbe. 

El resto de los decesos en China, según el medio CGTN, se han dado en la propia provincia de Hebei, en Henan, Heilongjiang, Hainan, Pekín y Shanghái. De momento, el Tíbet sigue siendo la única provincia que no registra contagio diagnosticado alguno. 

Hasta ahora, se han detectado unos 44 casos confirmados en otros países como Tailandia, Singapur, Estados Unidos, Francia, Alemania o Australia; viéndose afectados de esta manera todos los continentes menos África. 

Los síntomas de este nuevo coronavirus son parecidos a los de la neumonía y llegan asociados a fiebre, fatiga, tos seca y problemas para respirar con normalidad.