Cinco razones para echar a Koeman del Barça

El técnico holandés llegó en mitad de una crisis histórica que nunca pudo remontar en la parcela deportiva
Ronald Koeman

PHOTO/ARCHIVO  -   Ronald Koeman

Ronald Koeman ya es historia del Barcelona. El técnico fue destituido tras la derrota de su equipo en Vallecas ante el Rayo Vallecano con un gol como síntoma definitivo de cómo está el equipo. El balón perdido por Busquets, el quiebro a Piqué y el gol que en otra dinámica podría haber atajado Ter Stegen. 

Laporta

El primer motivo por el que Koeman no sigue en el Barça es Joan Laporta. El nuevo entrenador tenía ganas de volver a ver a los madrileños, pero no tenía ganas de contar con el entrenador heredado de la época de Bartomeu. El maltrato profesional al que fue sometido el entrenador rozó el delito porque desde el club no se escondían en señalarle filtrando informaciones a la prensa. Laporta quiso echarle nada más llegar. Habló de él casi como si ya estuviera fuera y cuando vio las cuentas del club tuvo que confirmarle. Incluso antes del partido contra el Atlético de Madrid en el Metropolitano la directiva volvió a ratificarle para sorpresa de todos. Laporta limpió todos los cargos relevantes del Barça y solo le faltaba el entrenador del primer equipo. 

Joan Laporta
PHOTO/ARCHIVO - Joan Laporta, presidente del FC Barcelona
Dinero

Desde el Barcelona no dudaron en proclamar que el club no tenía dinero para echar a Koeman. Por otro lado, desde la parcela económica dijeron que “el dinero no es problema”. Unos y otros se contradecían sobre si el finiquito de Koeman sería el problema. El Barça no está mejor después de perder contra el Rayo que antes. Sigue con una deuda millonaria y en manos de fondos para soportar la temporada. El dinero para pagar a Koeman lo que le queda de contrato no existe. Su despido quedará en los juzgados porque los 12 millones de euros son inasumibles, de momento, para el club catalán que tuvo hasta hace unos meses a Eder Sarabia como trabajador porque no podían liquidar su contrato. 

Ronald Koeman posa con Josep María Bartomeu
REUTERS/ALBERT GEA - Ronald Koeman posa con Josep María Bartomeu
Gestión deportiva

Koeman no es inocente. Su desempeño en los partidos ha dejado mucho que desear. Los cambios nunca han sido los más correctos durante los partidos y el equipo no tenía un estilo definido. Su fútbol no era el de Cruyff, ni él practicaba el Barça de Guardiola, pero tampoco se ha adaptado a los jugadores que ha pedido como Memphis o De Jong. Las vacas sagradas como Busquets o Piqué han jugado porque sentarles en el banquillo hubiera provocado otra nueva guerra. Ha gestionado al equipo con muchas carencias en su liderazgo. 

Respeto

Koeman es el héroe de la primera Copa de Europa del Barça. Una leyenda azulgrana que debería mantener limpio su nombre en el Camp Nou y en la conciencia del soçi. En 2021 Koeman no es más que un entrenador que recibe golpes en su coche e insultos cuando sale del estadio junto a su mujer después de un partido. Un pelele de la directiva de Laporta que prefiere manchar su nombre en los medios. Koeman no es respetado en el Barça y eso es algo que se debería arreglar porque el futuro también es de los que construyeron el pasado. 

Ronald Koeman
AFP/JOSEP LAGO - Ronald Koeman
Xavi

Koeman se va porque Laporta quiere a Xavi. Le quiere a su manera porque no hizo campaña para él y sigue dolido. Sus conversaciones en los últimos meses no han cerrado un acuerdo total pero los dos saben que la carta de Xavi es la única que puede jugar el club para devolver la ilusión a la gente. El exjugador del Barça vive en Qatar con un sueldo de unos 10 millones de euros anuales y una vida tranquila de la que ya ha presumido muchas veces. Salir de ahí para tener los focos del fútbol sobre su cabeza durante todo el día y por un sueldo de tres millones de euros a repartir entre sus colaboradores es un dilema. 

Una foto de archivo tomada el 23 de mayo de 2009 muestra a los jugadores del Barcelona Xavi Hernández (izq.) y Carles Puyol (der.) portando el trofeo mientras celebran su victoria en el título de la Liga española 2009 y la Copa del Rey española 2009
AFP/JOSEP LAGO - Una foto de archivo tomada el 23 de mayo de 2009 muestra a los jugadores del Barcelona Xavi Hernández (izq.) y Carles Puyol (der.) portando el trofeo mientras celebran su victoria en el título de la Liga española 2009 y la Copa del Rey española 2009

Había ganas en el Barcelona de despedir a Ronald Koeman y cerrar el ciclo que empezó Bartomeu. Un entrenador que tuvo que llamar a Suárez para anunciarle su salida y que ha vivido la marcha histórica de Messi. Hasta su corazón sufrió y tuvo que ser hospitalizado cuando la presión pudo con él en verano de 2021. Koeman se va humillado por el club que presume de valores. El clamor de la gente blaugrana contra su propia historia.