Claves básicas para entender el islam desde Occidente

Los últimos acontecimientos ocurridos en Francia han despertado una ola de odio hacia la religión islámica señalando erróneamente a la comunidad musulmana como “violenta e inadaptada”
Mezquita de Santa Sofía en Estambul

AP/EMRAH GUREL  -   Mezquita de Santa Sofía en Estambul

¿Es el islam una amenaza para Occidente? La respuesta de los expertos es clara: no. Pero últimamente son muchos los que rechazan esta religión sin ni siquiera conocerla. “Occidente no tiene que tener miedo de los musulmanes”, así comenzaba el seminario organizado por la comunidad Ahmadía del Islam en España para debatir acerca del concepto erróneo que se tiene sobre el islam en los países occidentales.

Qamar Fazal, portavoz y principal representante de la comunidad de los Ahmadíes en España, empezó la reunión lamentando los actos terroristas sufridos en Francia en las últimas semanas. “Hoy es un día triste para muchas personas, el asesinato ocurrido en Niza esta mañana nos decepciona profundamente”.

Según Hazrat Mirza Masrur Ahmad, quinto Jalifa de la comunidad Ahmadía, “estos actos han exacerbado las tensiones entre los musulmanes de Occidente. Debemos unirnos para erradicar el odio y fomentar la tolerancia”, ha rezado en un comunicado leído por Fazal.

Para intentar explicar cómo el Corán narra las actitudes a tomar ante las blasfemias al islam y a Mahoma, Fazal ha leído el artículo 4.141 del texto sagrado en el que se dice “no os sentéis con aquellos que critican la religión mientras no inicien otra conversación”. 

Según el ponente ahmadí esto es lo que dice el Corán “y todos los que utilizan la violencia están equivocados con el texto y están incumpliendo la palabra del Profeta”, dijo en alusión a aquellos terroristas yihadistas que perpetran actos de violencia en nombre de Allah.

“Las guerras religiosas llegaron a su fin”

Las primeras batallas del islam, según explica Fazal, se produjeron en defensa propia hace miles de años. El discurso que desarrolló el ponente explicaba que la religión y el modo de gobierno de cada Estado “son dos de las muchas ruedas de un vagón, cada rueda tiene su orientación y su órbita”. Algunas tienen más peso que otro y, dependiendo del país en el que nos encontremos, debemos respetar estas creencias y actitudes sociales.

Por ello he reiterado en numerosas ocasiones que “no hay motivos para temer al islam”. Los musulmanes extremistas no tienen correlación con la enseñanzas del Corán, “ya que el islam no permite la coacción”, ha reiterado Fazal. 

Qamar Fazal
Qamar Fazal, portavoz de la Comunidad Ahmadía del Islam en España
Las enseñanzas fundamentales del islam conviven perfectamente con la cultura occidental

Durante su ponencia, Qamar Fazal ha hecho una lista de las enseñanzas fundamentales que predica el Corán. “Una serie de preceptos que pueden casar y convivir perfectamente dentro de cualquier sociedad”, explica.

El primero de los preceptos habla de cuidar y amar a los progenitores. El segundo habla directamente de la educación como un medio de desarrollo para una sociedad que actúa en comunidad. Además, Fazal ha querido añadir que la educación es una vía para alejarse del crimen y el terrorismo organizado. 

Ayudar a los más necesitados es la tercera enseñanza coránica. Fazal ha hecho una alusión internacional a los países ricos, que “deberían a apoyar a las naciones más pobres para evitar que las personas migren y puedan desarrollarse en sus propios países”. El cuarto precepto habla de “respetar a los vecinos”, entendiendo que todas las personas que nos rodean, sean o no musulmanes, son vecinos que hay que tolerar para convivir en paz y armonía.

La integración ha sido un tema muy repetido y polémico ya que, según Fazal, “no es un proceso unidireccional, sino bidireccional”. Después de los atentados sufridos en Francia la semana pasada, cualquier opinión o comentario mediático sobre que los “musulmanes no tienen cabida en Francia es errático”, ha enfatizado el ponente ahmadí.

Qamar Fazal nació en España y ha sufrido todo tipo de comentarios racistas e intolerantes respecto a su religión. “En algunas ocasiones me han dicho que no me integro porque no como cerdo”. Estar en España no significa que todas las personas beban vino, vayan a los toros, salgan de fiesta y coman jamón. “Igual que yo respeto y no digo nada, se necesita un esfuerzo por parte de algunas personas en entender esta integración en la otra dirección”. 

El malentendido de la yihad

Otro de los preceptos del Corán más interesantes reza que el islam no es una religión violenta. Lo que se entiende como yihad es el esfuerzo que hace cada creyente consigo mismo, “es una guerra personal para conseguir los objetivos que nos planteamos en la vida”. 

“Entendemos yihad como la guerra santa. Pero ninguna guerra puede entenderse como santa”. El portavoz de la comunidad Ahmadí ha querido poner varios ejemplos de yihad como la el cuidar a tus seres queridos y sacar adelante a la familia, todo muy alejado del asesinato. “De hecho, quien mata a un inocente es como si estuviese matando a toda la humanidad”, ha recalcado Fazal.

El concepto de la yihad se ha malinterpretado en el Corán ya que se habla de tres tipos de lucha. Primero, la lucha contra uno mismo y sus objetivos vitales. Segundo, la yihad que se hace a través del libro coránico, intentando conquistar los corazones de aquellos que no se han acercado a las escrituras sagradas. 

Y tercero, un concepto absolutamente obsoleto a día de hoy, la yihad de la espada. “Esto atiende a un punto histórico en concreto del Profeta, pero la yihad por la espada no sirve de nada a día de hoy. Coger un cuchillo y matar a alguien que piensa distinto a ti está muy lejos del concepto de la tercera yihad”, ha criticado Fazal.  

Jerusalén
AFP/AHMAD GHARABLI - Mezquita de la Cúpula de la Roca en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa en la Ciudad Vieja de Jerusalén
La mujer en el islam y sus diversas interpretaciones

El tema de los derechos de las mujeres en el mundo musulmán ha suscitado miles de debates, movimientos y reacciones de todo tipo. El portavoz de la comunidad Ahmadí ha querido recalcar que el Corán dice cuatro cosas muy claras acerca de las mujeres y las interpretaciones de estas lecturas han quedado muy lejos de lo que se practica en realidad.

El islam dice que las mujeres y los hombres tienen los mismos derechos (2-229). Pero la realidad que se vive en muchos países es totalmente distinta. Las mujeres se han visto apartadas al espacio del hogar sin oportunidad de desarrollar, como reza el Corán, todos los derechos que debieran tener.

“El Corán explica que las mujeres tienen derecho al trabajo, a la educación, al voto, a heredar, al divorcio y a la propiedad privada. Ninguna niña o mujer debe ser privada de su educación y los hombres deben tratar a sus esposas con amor y respeto”, ha explicado Fazal basándose en las escrituras literales del Corán. 

Entre otros preceptos básicos de la religión musulmana, el portavoz ha querido incidir en el respeto a la justicia y la abolición de la esclavitud. “En los tiempos que corren las relaciones entre naciones poderosas y débiles es similar a la relación amo-esclavo. Si no pensad en los prestamos económicos millonarios que dejan un legado de deuda eterna en estos países a desarrollar” ha incidido Fazal. 

Para concluir, respecto a las caricaturas de Mahoma publicadas por la revista de Charlie Hebdo ha repetido que el Corán explica que hay que ignorar estos comentarios sin hacer saña de lo que los demás piensen de la religión. “Si hay musulmanes que usurpan los derechos de los no-musulmanes es porque rechazan las enseñanzas del islam o las ignoran completamente”, ha explicado.

El papa en Dubai
PHOTO/Mohamed al-Hammadi/Ministerio de Asuntos Presidenciales - El jeque Mohamed bin Rashid al-Maktoum , vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y gobernante del emirato de Dubái, el papa Francisco y Ahmed al-Tayeb, Gran Imán de Al-Azhar, llegan a la Reunión de la Fraternidad Humana en el Monumento a los Fundadores, el 4 de febrero de 2019
Huntington estaba equivocado

Durante el seminario ha intervenido el profesor y experto en cooperación internacional en el mundo islámico Manuel Torres, que ha querido explicar que Huntington estaba muy equivocado. 

“El choque de civilizaciones es una doctrina americana neoliberal que no acepta la multiculturalidad dentro de las sociedades. Sí se acepta que haya multiculturalidad, pero no que unas culturas se mezclen con otras”, ha recalcado Torres.

Esta doctrina impulsó la política de Estados Unidos a partir de 2001 con la caída de las Torres Gemelas. Pero en contraposición se encuentra la Alianza de civilizaciones (UNAOC), que nació en 2004 para “fomentar el diálogo y la cooperación entre diferentes comunidades, culturas y civilizaciones y construir puentes que unan a los pueblos y personas más allá de sus diferencias culturales o religiosas”.

La UNAOC viene desarrollando una serie de acciones concretas destinadas a la prevención de los conflictos y a la construcción de la paz. Torres ha querido destacar que es imposible que la teoría de Huntington se haga realidad “porque la mundialización, la globalización y los medios de comunicación hacen que los muros sean inservibles. Es imposible prohibir que la gente se mueva y migre”, ha reiterado. 

Como mensaje final, el profesor ha querido destacar que “hay que dejar de centrarse en las cosas que nos diferencian y empezar a fomentar las cosas que nos unen. Las tres religiones tienen un elemento básico común: la búsqueda de la paz”.

Fazal ha querido apoyar este mensaje reiterando que “en vez de hablar de choque de civilizaciones e incrementar innecesariamente las tensiones entre diferentes comunidades, hay que abstenerse de atacar las enseñanzas religiosas de los demás”.

Manuel Torres
Manuel Torres, profesor y experto en cooperación internacional en el mundo islámico

Ambos han hecho una llamada a la tolerancia y el raciocinio. “Formamos parte de una comunidad global en la que hay que mostrar respeto. En lugar de avivar las llamas del odio debemos reconocer las señales de advertencia y cambiar nuestras actitudes antes de que sea demasiado tarde”, ha explicado el portavoz de la comunidad ahmadí.

La Comunidad Ahmadía de España se fundó en 1946 y tienen su sede nacional en la Mezquita Basharat de Pedro Abad en Córdoba. Esta comunidad fue fundada por Mirza Ghulam Ahmad en 1889 en India y sus elementos doctrinales incluyen polémicas declaraciones de su fundador, como que él era el Mesías profetizado por las religiones monoteístas, así como su declaración de que Jesús no murió en la cruz ni fue resucitado, sino que sobrevivió y siguió predicando en busca de las tribus perdidas de Israel hasta llegar a India, donde predicó entre los budistas. 

Los musulmanes ahmadíes forman un movimiento reformador dentro del Islam, reflexionando sobre la esencia de esta religión. Esta comunidad rechaza por completo los movimientos fundamentalistas y aboga por una interpretación pacífica y tolerante del Corán.