Comienza la reestructuración de las Fuerzas Armadas en Sudán

El general del consejo encargado de la transición del país, Abdel Fattah al-Burhan, ha presidido dos reuniones para discutir la situación de seguridad
El presidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan

AFP/ASHRAF SHAZLY  -   El presidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan

La reestructuración de las Fuerzas Armadas sudanesas se ha puesto en marcha. Según adelantó Al-Ain, este miércoles tuvo lugar en la sede del Comando General de las Fuerzas Armadas sudanesas dos reuniones para discutir varios temas, especialmente la situación de seguridad.

La primera reunión de la Autoridad de Comando del Ejército de Sudán ha estado presidida por el comandante en jefe y teniente general de las Fuerzas Armadas, Abdel Fattah al-Burhan, seguida de una reunión del ala militar del Consejo Soberano de Transición. Además, han acudido a este encuentro el comandante de las ‘Fuerzas de Apoyo Rápido’, Muhammad Hamdan Diqlo, el jefe del Estado Mayor del Ejército, Muhammad Othman al-Hussein, y varios líderes de las Fuerzas Armadas.

Estas reuniones han tenido como objetivo discutir sobre las negociaciones de paz con los movimientos de lucha armada y sobre los arreglos en la seguridad, además del incidente que sufrió el miembro del Consejo Soberano de Transición, el teniente general Shamsuddin Kabashi.

Hacía varios meses que los principales cargos de las Fuerzas Armadas sudanesas no se reunían, a causa de la pandemia de la COVID-19.

Ya en octubre del año pasado, Al-Burhan emitió la decisión de reestructurar el Ejército sudanés, con el fin de abolir el sistema de ‘jefes de Estado Mayor Conjunto’ establecido por el destituido presidente Omar al-Bashir y volver a trabajar con el antiguo sistema.

La decisión de reestructuración incluyó devolver al Ejército sudanés a cuatro brazos armados, en lugar de tres, tras separar la defensa área de la fuerza área, que se había fusionado con el régimen anterior.

El Consejo Soberano, que preside el general Al-Burhan, se estableció en agosto del año pasado, como un organismo compuesto en su gran mayoría por civiles, para supervisar la transición de Sudán, de acuerdo con los términos de un acuerdo entre el consejo militar que sucedió a Al-Bashir y los líderes de las protestas.

Hace unos días, Al-Burhan, en su discurso ante el pueblo sudanés con motivo del Eid Al-Adha, pidió fortalecer la unidad nacional, la cooperación y la solidaridad, en un momento en el que el país atraviesa “circunstancias excepcionales”, impuestas por la dificultad de la transición del país y la búsqueda de un Estado de derecho. En su manifestación publica, el general apeló a los jóvenes a que lideren la revolución y el cambio en la construcción de una nueva nación.