Constituido el Consejo de Estados Árabes y Africanos que bordean el mar Rojo y el golfo de Adén

La firma del tratado de constitución se llevó a cabo en la jornada del lunes en Riad, capital de Arabia Saudí
Vista general de la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de los países árabes y africanos declarados fronterizos con el mar Rojo y el golfo de Adén, el 6 de enero de 2020

PHOTO/SAUDI PRESS AGENCY  -   Vista general de la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de los países árabes y africanos declarados fronterizos con el mar Rojo y el golfo de Adén, el 6 de enero de 2020

Los países fronterizos del mar Rojo y el golfo de Adén han creado un Consejo de Estados Árabes y Africanos mediante la firma llevada a cabo en Riad, capital de Arabia Saudí, por parte de sus ministros de Asuntos Exteriores; con el claro objetivo de fomentar la cooperación económica en esta zona y mejorar la seguridad regional.

La rúbrica de la carta de constitución de esta nueva entidad llegó tras la determinación mostrada en el pasado por el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz al-Saud, quien puso muchos esfuerzos en la conformación de este nuevo ente que agrupa a su propio país, Jordania, Yibuti, Sudán, Somalia, Egipto y Yemen, con la firme intención de estrechar los lazos financieros entre estas naciones. 

Junto al reto económico, el Consejo también servirá en principio para mejorar la colaboración entre estos países de cara a mejorar la seguridad marítima de la zona del mar Rojo y el golfo de Adén, amenazada por la actividad pirata en el área y por el conflicto regional que se vive en la región de Oriente Medio, derivado sobre todo de la actividad relacionada con la República Islámica de Irán y su enconado enfrentamiento con Occidente y con casi la práctica totalidad de la comunidad árabe; la cual acusa al régimen de los ayatolás de amenazar la paz mundial con su actitud beligerante vinculada a incidentes relacionados con petroleros en aguas del golfo Pérsico y a ataques contra instalaciones petrolíferas y aeroportuarias en territorio de Arabia Saudí; episodios que han venido orquestados tras las sanciones que impuso Estados Unidos al Estado iraní a cuenta de los incumplimientos del acuerdo nuclear del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), sellado en 2015 por estos países junto con Francia, Alemania, Reino Unido, China y Rusia y por el que se limitaba el programa atómico persa a cambio de beneficios políticos y económicos. 

Los ministros de Asuntos Exteriores de los países árabes y africanos del mar Rojo y del golfo de Adén posan para una foto de grupo durante una reunión en Riad, Arabia Saudí, el 6 de enero de 2020
REUTERS/AHMED YOSRI - Los ministros de Asuntos Exteriores de los países árabes y africanos del mar Rojo y del golfo de Adén posan para una foto de grupo durante una reunión en Riad, Arabia Saudí, el 6 de enero de 2020

La primera reunión que se llevó a cabo para proyectar este nuevo Consejo se celebró en 2018 y ahí ya se llegó al entendimiento necesario para materializar la nueva entidad supranacional. Esta iniciativa llegó dentro del marco del temor a que la postura de Irán afectase seriamente la ruta comercial en torno al mar Mediterráneo, el océano Índico y el Pacífico. 

Ahora, el objetivo sigue siendo el de sellar al máximo la seguridad en la zona a través de una cooperación más estrecha entre los países alojados en esta área. 

"Estamos muy interesados en que la situación en la región no se intensifique más", indicó a los medios de comunicación tras la reunión de Riad el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan bin Abdullah.

"Ciertamente es un momento muy peligroso y tenemos que ser conscientes de los riesgos y peligros no solo para la región sino para la seguridad global más amplia", añadió el encargado ministerial saudí, quien también agregó que se espera que “todos los actores tomen todas las medidas necesarias para evitar una mayor escalada y cualquier provocación".

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan bin Abdullah, durante una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de países árabes y africanos del mar Rojo y el golfo de Adén, en Riad, Arabia Saudí, el 6 de enero de 2020
REUTERS/AHMED YOSRI - El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, el príncipe Faisal bin Farhan bin Abdullah, durante una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de países árabes y africanos del mar Rojo y el golfo de Adén, en Riad, Arabia Saudí, el 6 de enero de 2020

La preocupación sobre la seguridad marítima en aguas del Golfo es un asunto que preocupa por la esta deriva de escalada de tensión en Oriente Medio con Irán en el mismo epicentro; escalada acrecentada al máximo tras el asesinato el viernes pasado de Qasem Soleimani, comandante de las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, durante una operación llevada a cabo con drones por parte de Estados Unidos en las cercanías del aeropuerto internacional de Bagdad. Acción que perpetró el gigante norteamericano en respuesta al asalto de la Embajada norteamericana en la capital iraquí por parte de las Fuerzas de Movilización Popular que llegó a su vez debido a la ofensiva norteamericana contra bases de la milicia chií de Kata’ib Hizbulá (KH), que dejó 25 combatientes muertos, producida esta última en respuesta al ataque de KH en la ciudad iraquí de Kirkuk contra una base militar de la alianza internacional que lucha contra el terrorismo yihadista y que dejó un contratista civil norteamericano muerto. 

Sumada a esta iniciativa del Consejo, anteriormente ya se instituyó una coalición liderada por Estados Unidos, a la que se sumaron Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Reino Unido, Australia y Bahréin, que buscaba proteger la navegación en el entorno del estrecho de Ormuz, principal zona de paso del comercio mundial de petróleo, ante la amenaza de Irán, país que, a través de mensajes lanzados por el presidente Hasan Rohaní, amenazó con bloquear este tránsito marítimo en este punto y con seguir comerciando con su crudo a pesar de las sanciones políticas y económicas impuestas por EEUU después de que el Gobierno norteamericano de Donald Trump se saliese del JCPOA en 2018. 

Cabe resaltar que un país tan relevante como EAU ha acogido con satisfacción la formación de este nuevo Consejo. En una nota oficial, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional emiratí señaló que la recientemente formada institución busca mejorar la estabilidad, la cooperación y la coordinación entre los siete países árabes y africanos que bordean el mar Rojo y el golfo de Adén y en toda la región en su conjunto. Emiratos expresó también, a través de este comunicado, su agradecimiento a los esfuerzos diplomáticos de Arabia Saudí, gran socio de la nación emiratí, como principal impulsor de la formación del nuevo ente. 

El rey saudí Salman bin Abdulaziz al-Saud
PHOTO/SAUDI PRESS AGENCY - El rey saudí Salman bin Abdulaziz al-Saud

En esta línea, el nuevo Consejo de Estados Árabes y Africanos significa un paso más para proteger la seguridad marítima regional y un nuevo bloque con el reino saudí al frente para generar oposición ante el gran rival en Oriente Medio, como es Irán (principal representante de la rama chií del islam, enfrentada a la familia suní, de la que los saudíes son los máximos representantes).