Continúa la crisis diplomática entre España y Marruecos

Todos los partidos políticos marroquíes en el Parlamento, varios de la oposición, han firmado un comunicado criticando el comportamiento de España respecto al caso Ghali
AFP/FADEL SENNA-  -   El Primer Ministro de Marruecos, Saad Eddine el-Othmani, y el presidente español Pedro Sánchez

AFP/FADEL SENNA  -   El Primer Ministro de Marruecos, Saad Eddine el-Othmani, y el presidente español Pedro Sánchez

Desde que el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, llegase a España para recibir atención sanitaria, los lazos entre Rabat y Madrid se han tensado notablemente. El Gobierno marroquí critica a España por no avisar a las autoridades pertinentes sobre la llegada de Ghali. También, desde el reino, consideran que la justicia española no está actuando debidamente, pese a conocer las denuncias documentadas contra el líder polisario. Ghali está acusado de violaciones contra los derechos humanos en España, motivo por el que entró al país con una documentación falsa.

Después de los reproches desde el Gobierno marroquí, el descontento hacia España se ha trasladado a otros partidos políticos del país. Todas las formaciones políticas marroquíes en el Parlamento, la mayoría de la oposición, firmaron un comunicado conjunto criticando a España. En la nota, tildan el comportamiento de España de “inaceptable y provocador”. Madrid, desde el comienzo de la crisis entre las dos naciones vecinas, ha reiterado que la estancia de Ghali en el país se debe a “razones humanitarias”.

Atalayar_Parlamento Marruecos
AFP/FADEL SENNA - Parlamento del Reino de Marruecos

Los nueve partidos políticos recuerdan también que España “ha sufrido y sufre el separatismo y sus nefastas consecuencias para su estabilidad y unidad”. Asimismo, señalan que “ningún partido marroquí ha registrado posiciones o acciones en apoyo de las tesis de secesión”. No es la primera vez que el reino alude a la cuestión catalana para compararla con el caso Ghali. Recientemente, el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita declaró que Rabat había rechazado “todo contacto e interacción” con los líderes independentistas. “Con los socios no se maniobra por la espalda”, aseguró el ministro.

Las formaciones políticas marroquíes, con esperanza de que España cambie su comportamiento con Ghali, hace un llamamiento a “las fuerzas vivas” del país para imponer la “voz de sabiduría”. El comunicado hace hincapié en mantener los intereses comunes y corregir el daño causado a las relaciones bilaterales.

La nota conjunta está firmada por la formación en el poder, el Partido de Justicia y Desarrollo, y sus aliados en el Parlamento: Reagrupación Nacional de Independientes, Unión Socialista de Fuerzas Populares, Movimiento Popular y Unión Constitucional.

Además, lo aprueba también la oposición: el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), Istiqlal, Progreso y Socialismo y la formación izquierdista minoritaria del Partido Socialista Unido. Es decir, todo el espectro político marroquí condena el comportamiento de España y respalda al rey Mohamed VI.

Atalayar_Nasser Bourita
PHOTO/AP - El ministro marroquí de Asuntos Exteriores Cooperación Internacional, Nasser Bourita

España, por su parte, envuelta en esta crisis diplomática, prefiere no responder a las últimas acciones de Marruecos. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se atiene “a lo dicho hasta hora”, justificando que “España no tiene absolutamente nada que añadir”. Anteriormente, la ministra aseguró que si la justicia española considera que Ghali debe comparecer “no va a ser el Gobierno el que se interponga”.

Ghali fue imputado por el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata en 2016. El líder polisario fue acusado de delitos de genocidio, asesinato, torturas y desapariciones. Estos crímenes habrían sido cometidos supuestamente contra la población saharaui disidente de los campamentos de Tinduf, en Argelia. Organizaciones como la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH), la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE) o el Fórum Canario Saharaui han condenado la estancia de Ghali en España y han solicitado su detención.

Atalayar_Brahim Ghali
AFP/FAROUK BATICHE - Brahim Ghali secretario general del Polisario y presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática

La Audiencia Nacional ha programado para el 1 de junio la comparecencia de Ghali. No obstante, fuentes jurídicas han declarado a Efe que dudan que este proceso se pueda llevar a cabo debido al delicado estado de salud de Ghali. La citación judicial habría tenido lugar el pasado 5 de mayo, pero el juez ordenó confirmar que el hombre hospitalizado correspondiese a la identidad del líder polisario.