COP25: Jefes de Estado y de Gobierno hacen balance y presentan compromisos

Pasemos del Green Deal europeo al mundial, dice Ursula von der Leyen, la nueva presidenta de la Comisión Europea
Foto de familia de la COP25

PHOTO/AFP  -   Foto de familia de los jefes de Estado y Gobierno asistentes a la COP25, en su primera jornada

Tras el acto inaugural de la COP25, los jefes de Estado y de Gobierno se reunieron en una mesa redonda  presidida por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y la presidenta de la COP25, Carolina Schmidt. Se trataba de un diálogo de líderes sobre los planes nacionales para incrementar la ambición para 2020, en un momento en el que múltiples voces insisten en que la urgencia es tal que lo que se necesita ahora es que se pase del discurso a la acción. 

El principal representante de esa exigencia es el secretario general de la ONU, Antònio Guterres, que arrancó la mesa redonda asegurando que "todos ustedes son presidentes, líderes políticos. Yo no soy político, pero fui primer ministro. Y en aquella época, hace 20 años, aprobamos una serie de legislaciones por la que toda la red eléctrica tenía que comprar de fuentes de energía renovables. Para mí ya estaba claro en aquella época que los políticos lideraban la transformación".

Ahondando en su discurso inaugural, Guterres, ha reclamado más ambición climática a los principales países emisores de la XXV Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (COP25) para evitar que la temperatura del planeta suba más de 1,5 grados centígrados a finales de siglo.

Por su parte, la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su primer viaje oficial de su mandato, ha dicho que "los europeos estamos listos. Y si vamos juntos, iremos más rápidos. Vamos a ser lo ambiciosos que podamos en las negociaciones de la COP. Pasemos del Green Deal europeo al mundial". Von der Leyen ha dicho que el Green Deal europeo supondrá una reducción de emisiones, mejoras de la calidad de vida y creación de empleos. Necesitamos invertir en innovación, en tecnologías verdes. El mes que viene vamos a hacer una propuesta, la primera ley europea de transición hacia la neutralidad climática para que esto se convierta en irreversible".

Charles Michel, que también estrenaba su presidencia del Consejo Europeo, aseveró que "durante siglos hemos estado en guerra contra la naturaleza, sobreexplotado los recursos naturales, hemos conseguido que el planeta se esté rindiendo. Ahora necesitamos cambiar las cosas. Ha llegado el momento de la revolución verde.  Apostar por el verde no significa arruinarse. Queremos convertir Europa en el primer continente verde".
Poco después habló el primer ministro de Marruecos, Saadeddine Othmani, que ha defendido los avances impulsadas por parte del reino: "Marruecos ha lanzado iniciativas para superar el objetivo de la reducción de gases contaminantes en un 40% en 2030.

Y ha elevado su producción de elementos sostenibles en 2030. Hay que mencionar el interés del continente africano en aprovechar esta solidaridad para mitigar los aspectos perversos del cambio climático. Debemos de ser más osados, más ambiciosos, con el fin de preservar y evitar los efectos desastrosos del cambio climático".

Mientras, el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, aseguró que "tenemos el deber de escuchar a los científicos. El tiempo se acaba. No solo amenaza a los osos polares, sino a la propia humanidad. Se puede actuar y merece la pena. En este momento, el 54% de la electricidad de Portugal es renovable. Muchos temían el impacto. Pero el año pasado redujimos tres veces más las emisiones de la UE. Y hemos crecido por encima de la media europea. Es decir, las energías renovables no aumentan los costes. De hecho, pueden bajarlos". 

Costa también asegurado que "la energía renovable puede ser la más barata. Lisboa será la primera capital verde de los países europeos. Nuestro objetivo es clarísimo. Queremos que para el 2030, el 80% de nuestra energía sea verde. Esperamos poder reforzar las interconexiones con otros países para que nuestros socios puedan recibir la energía que estamos produciendo".
Sheikh Hasina, primera ministra de Bangladesh, pidió financiación para los países en vía de desarrollo, porque no todos los países tienen la misma responsabilidad: "Hay que colmar todas las lagunas que existen todavía. Queremos que parte del fondo se destine a la adaptación".

También intervinieron el presidente saliente de Argentina, Mauricio Macri; la primera ministra de Bélgica, Sophie Wilmès; el primer ministro de Guinea-Bissau, Aristides Gomes; el primer ministro de Eslovaquia, Peter Pellegrini; y presidente de Polonia, Andrzej Duda, entre otros. 

Tras esta sesión  política, los los jefes de Estado y Gobierno que habían estado en la sesión acudieron a un almuerzo ecológico elaborado por los hermanos Joan y Jordi Roca, propietarios del restaurante El Celler de Can Roca. La gastronomía española también está presente en la COP, dicho almuerzo se desarrolló dentro del programa 'Sabores de España', promovido desde Presidencia de Gobierno