COVID-19 y el seguro egipcio: ¿por qué los aseguradores son cautelosamente optimistas sobre el futuro?

Si bien la pandemia de coronavirus ha tenido un impacto negativo en el sector de los seguros de Egipto, el continuo despliegue de la cobertura sanitaria universal, junto con la expansión dirigida a determinados segmentos, podría ofrecer posibilidades de c
Trabajadores en Egipto AFP/KHALED DESOUKI

AFP/KHALED DESOUKI  -   Trabajadores en Egipto

El difícil entorno económico causado por la COVID-19 ha dado lugar a una reducción de la demanda de seguros en todo el país.

Según la Federación de Seguros de Egipto (IFE), el número de nuevos productos de seguros vendidos se redujo en torno al 10-15% interanual durante el período comprendido entre el brote del virus a mediados de febrero y mediados de julio.

Entretanto, dados los problemas financieros a los que se enfrenta gran parte de la población, el ritmo de pago de las primas por parte de los clientes también se ha visto afectado negativamente, ya que los consumidores dan prioridad a productos esenciales como los alimentos y las medicinas frente a los seguros.

En términos de segmentos específicos, ha habido una notable disminución de la demanda de productos de viaje, automoción y vida en particular durante la pandemia.

En otros lugares, se espera que los proveedores de takaful (seguros islámicos) vean su rentabilidad afectada tanto por COVID-19 como por las nuevas reglamentaciones de honorarios de agencia, puestas en práctica en febrero por la Autoridad de Regulación Financiera (FRA), que incluyen una tasa de contribución del 25% para las compañías de seguros de vida y una tasa del 30% para las compañías de seguros de propiedad que utilizan el sistema de agencias de la FRA.

Oportunidades de seguro médico

Si bien el sector se ha enfrentado a una serie de retos en los últimos meses, el despliegue de la atención sanitaria universal en el país podría proporcionar una vía de crecimiento a medio y largo plazo.

Tras la puesta en marcha del programa piloto en Port Said en julio de 2019, el plan de atención sanitaria universal se ha ampliado desde entonces a Ismailia, Luxor y el Sinaí meridional, y se espera que se aplique plenamente en todo el país para 2032.

El programa, que tiene por objeto dar cobertura a toda la población, se financiará mediante una serie de contribuciones de los empleadores y los empleados: los empleadores aportarán al sistema el 3% del salario mensual de un trabajador, mientras que los propios empleados pagarán el 1%, o el 3% si cubren a un cónyuge desempleado.

La estipulación de una cobertura obligatoria proporcionará una demanda significativa de productos de seguro de salud, lo que potencialmente aumentará las oportunidades de crecimiento de las aseguradoras.

Hasta el momento no está claro el papel exacto que desempeñarán las aseguradoras de salud privadas en el sistema. Si bien el Gobierno anunció en abril de 2018 que los agentes privados podrían proporcionar cobertura a través del sistema -compartiendo los costos de los servicios con el Gobierno-, todavía no se ha proporcionado un desglose total de las funciones y los costos.

Para apoyar la continuación del despliegue del programa durante la pandemia, que afectó a los ingresos del Gobierno, el Banco Mundial anunció en junio que había concedido al Gobierno egipcio un préstamo de 400 millones de dólares.

Digitalización y microseguros

Aparte de la expansión de los seguros de salud, las aseguradoras buscan la digitalización para reforzar el crecimiento.

"Se ha producido un movimiento cada vez más hacia la transformación digital, y las compañías de seguros están haciendo esfuerzos considerables para dar prioridad a la adopción de nuevas tecnologías, hasta el punto de que la crisis actual ha acelerado esta tendencia hasta 2021", dijo Mohammed Omran, el presidente de la Autoridad de Regulación Financiera de Egipto, en una entrevista en julio.

Al igual que en otros mercados emergentes, las compañías de seguros están actualizando cada vez más sus ofertas en línea y sus plataformas digitales para facilitar el acceso a los clientes, en medio de una creciente conciencia de la importancia de la cobertura sanitaria.

Por ejemplo, en mayo, el Gulf Insurance Group (GIG) de Kuwait adquirió una participación de 4,25 millones de dólares en el sitio web de comparación de seguros y finanzas con sede en los Emiratos Árabes Unidos, yallacompare, que tiene una importante presencia en Egipto.

En un comunicado en el que se anunciaba el acuerdo, GIG dijo que la adquisición era clave para la estrategia de digitalización de la empresa y que tenía otros planes para ampliar su oferta digital.

En otros lugares, se espera que productos innovadores como los microseguros - que suelen constituir productos de seguros de pequeña escala y asequibles - sean los principales impulsores del crecimiento de los seguros en el futuro. Estos contribuirán en cierta medida a cerrar la brecha de protección de seguros del país, que el IFE estima en un total de 2.800 millones de dólares.

"Creemos que los microseguros son la principal forma de impulsar la inclusividad, además de cerrar la brecha de protección y aumentar la adopción de la tecnología digital", dijo Omran a OBG. "El microseguro es complementario a muchos productos financieros para poblaciones marginadas y desatendidas, por lo que es una parte necesaria de los esfuerzos del Gobierno para lograr la inclusión financiera", aseguró.