Crecimiento moderado y vulnerabilidad estructural en México

A pesar de la diversificación, el ciclo de México sigue estando estrechamente sincronizado con Estados Unidos, destino de más del 75% de sus exportaciones
Ciudad de México

PHOTO/PIXABAY  -   Fotografía de archivo de Ciudad de México

Crédito y Caución prevé que el PIB de México no crezca más que un 1% en 2020 debido a la austeridad fiscal y la ralentización de la economía de Estados Unidos. El aumento de la incertidumbre que ha afrontado el país ha dado lugar a un menor consumo privado, un debilitamiento del sentimiento empresarial y una contracción de las inversiones y la actividad manufacturera. El impacto negativo en el sentimiento de las empresas y los consumidores se debe, en parte, a las disputas comerciales con Estados Unidos de 2019 pero también a la preocupación por el rumbo de la política económica de la Administración mexicana. 

En su informe, Crédito y Caución previene de las vulnerabilidades económicas estructurales que presenta la economía mexicana. A pesar de la diversificación, sigue estando estrechamente sincronizada con el ciclo de Estados Unidos, destino de más del 75% de sus exportaciones, que representan el 25% del PIB del país. Estados Unidos es, además, la principal fuente de remesas. La dependencia de México de los ingresos del petróleo ha disminuido, pero sigue siendo significativa: constituye el 6% de las exportaciones, el 8% del PIB y el 18% de los ingresos públicos. Aunque la Administración ha mostrado hasta ahora disciplina fiscal, existe el riesgo de que este compromiso se desvanezca si la economía no se recupera. 

El peso mexicano, la moneda más negociada de un mercado emergente, es vulnerable a los cambios en el sentimiento económico. Crédito y Caución prevé que el peso siga manteniendo su volatilidad en 2020. La solidez del marco normativo, el saneado sistema bancario y unas balanzas externas sólidas sustentan la fuerte resistencia de la economía a estas perturbaciones. El modesto crecimiento previsto para 2020 se verá respaldado por las inversiones públicas y una política monetaria más flexible. Además, la ratificación por parte de Estados Unidos del acuerdo de libre comercio debería contribuir a apoyar el crecimiento.