Criptos versus metales frente a la crisis

La fuerte crisis de la renta variable y de la renta fija ha disparado la cotización de los metales preciosos
Fotografía de archivo. Lingotes de oro

PHOTO/SVEN HOPPE  -   Fotografía de archivo. Lingotes de oro

Las inversiones altenativas se encuentras en pleno auge ante la caída general. La fuerte crisis de la renta variable y de la renta fija ha disparado la cotización de los metales preciosos y las criptomonedas como activos refugio. El bitcoin ha alcanzado máximos anuales al superar los 11.200 dólares, mientras la onza de oro se mueve en zona de máximos absolutos sobre los 1.950 dólares.

Este impulso ha reabierto el debate sobre cuál de estos activos cuenta con mayor potencial para convertirse en el principal foco de interés de los inversores para proteger su dinero en un contexto de recesión económica.

Aún lejos de su máximo histórico, cercano a los 20.000 dólares, el bitcoin ha fluctuado con virulencia desde sus orígenes, sufriendo avances espectaculares y caídas significativas sin solución de continuidad.

En otoño de 2017, el precio de bitcoin pasó de menos de 5.000 dólares a 20.000 en apenas un año para retroceder por debajo de los 7.000 en abril de 2019 y situarse por debajo de los 3.500 dólares a finales de ese mismo año tras el pinchazo de la burbuja.

Ese movimiento se está revirtiendo de nuevo. Máxime después de que algunos analistas norteamericanos hayan recomendado este producto para aquellos inversores con miedo a entrar en el mercado del oro por ser demasiado alcista tras marcar máximos históricos en los últimos días.

Pero lo cierto es que ambos activos han comenzado una particular y fulgurante carrera alcista en medio de una avalancha de inversores apostando por activos alternativos al efectivo y al mercado bursátil, lastrado por la pandemia de la COVID-19 y la recesión económica derivada. A ello se suman otros grandes focos de incertidumbre como las tensiones geopolíticas entre China y Estados Unidos, los bajos rendimientos de los bonos del tesoro y la debilidad del dólar.

En este escenario, los analistas afirman que el bitcoin está logrando una reputación como una forma de oro digital. Hasta ahora, el oro ha sido conocido como el mejor activo de refugio seguro- El bitcoin, que comparte sus características clave de ser una reserva de valor y escasez, podría incluso desbancar al oro de su posición a medida que el mundo se convierta cada vez más impulsado por la tecnología.

De hecho, dicen, el bitcoin, tiene potencial para convertirse en un activo seguro de similares características al oro, pero en formato digital.

Otros analistas, en cambio, siguen prefiriendo al metal por encima de la moneda digital en este momento, principalmente por la debilidad del dólar, las tasas de interés y la perspectiva de una inflación creciente. Puede que el bitcoin tenga su momento, pero todavía "no es una moneda válida" para competir con el oro, apuntan estos analistas.