Daesh y Al-Qaeda se mantienen como una seria amenaza en internet

Según se desprende del último informe de la Unidad de Referencia de Internet de la Unión Europea
El reclutamiento intensivo de personas a través internet es una de las actividades más desarrolladas por Daesh, Al-Qaeda y sus grupos afines

REUTERS/KACPER PEMPEL  -   El reclutamiento intensivo de personas a través internet es una de las actividades más desarrolladas por Daesh, Al-Qaeda y sus grupos afines

La Unidad de Referencia de Internet de la Unión Europea (IRU) ha destacado en su último informe el gran peligro constante que siguen representando grupos terroristas yihadistas como Daesh y Al-Qaeda con su actividad en internet.

Es necesario seguir enfrentando los mensajes radicales difundidos en la red y debe ser una prioridad para las fuerzas de seguridad de cara a evitar la radicalización de elementos terroristas o potencialmente terroristas, como recoge el texto de esta división de delitos de la Unión Europea (UE). Precisamente, el reclutamiento intensivo de personas a través internet es una de las actividades más desarrolladas por Daesh, Al-Qaeda y sus grupos afines.

El informe de la Unidad de Referencia de Internet de la UE para 2019 ha remarcado que Al-Qaeda había ganado seguidores porque los esfuerzos de lucha contra el terrorismo se centraron más últimamente en Daesh. "La propaganda difundida en línea tanto por Daesh como por Al-Qaeda, aunque es menos accesible gracias a la acción disruptiva llevada a cabo conjuntamente por los Estados miembros de la UE y la IRU, continúa inspirando e incitando ataques solitarios de personas que no tienen conexiones físicas con ninguno de los grupos", ha resaltado el informe. "Por lo tanto, combatir el alcance de los medios de los grupos terroristas, limitar su capacidad para llevar a cabo ataques y atribuir delitos terroristas en línea a través de una mayor cooperación internacional debería seguir siendo una prioridad", ha aseverado también la IRU.

El informe, que fue publicado por la Oficina Europea de Policía (Europol), ha remarcado que Daesh lanzó una campaña en los medios y envió 15 videos de junio a septiembre del año pasado, con contenidos que muestran a combatientes declarando su lealtad al exlíder Abu Bakr al-Baghdadi, quien fue eliminado en una operación militar de Estados Unidos desarrollada en el norte de la provincia siria de Idlib a finales de octubre de 2019.

Mientras, se llevó a la práctica una nueva campaña mediática tras la declaración de Amir Mohammed al-Mawla como nuevo líder del grupo terrorista que incluyó el respaldo de elementos vinculados a Daesh.

El Departamento de Estado de Estados Unidos colocó a Al-Mawla en su lista de Terroristas Globales Especialmente Designados con una recompensa por su captura de 10 millones de dólares, como ha recordado el medio emiratí The National.

Daesh también lanzó videos cortos de teléfonos móviles de mujeres y niños en el campamento de Al-Hol en Siria, un centro de desplazados y refugiados para familias de áreas controladas por la organización yihadista, prometiendo lealtad al grupo.

Ante esta actividad virtual, Europol llevó a cabo una operación en noviembre pasado para eliminar miles de mensajes y cuentas ligadas a Daesh en la red social de Telegram. "La acción de eliminación coordinada por los Estados miembros de la UE y Europol resultó en una erradicación extensa de las cuentas, canales y grupos favorables a Daesh en Telegram", ha resaltado el informe, el cual también ha destacado que "los medios de comunicación y grupos oficiales de Daesh y de apoyo todavía están luchando por reconstruir sus redes en línea”, y que “los esfuerzos continúan en varias plataformas".

La acción de Europol en noviembre pasado provocó que "una parte significativa de los actores clave dentro de la red de Daesh en Telegram" fuese "alejada de la plataforma". Telegram reseñó que 5.055 cuentas terroristas y ‘bots’ fueron eliminados de su plataforma durante la operación.

El informe de la IRU ha subrayado que la muerte de Al-Baghdadi tuvo poco efecto en la capacidad del grupo para atraer seguidores y dijo que su "énfasis en ser un Estado" podría socavar su credibilidad. "Su propaganda ha intentado demostrar que sigue siendo una amenaza, aunque desterritorializada, pero que podría reagruparse en el futuro", ha asegurado el texto.

“Además, la muerte de Al-Baghdadi no dio un golpe significativo al grupo. Más que Al-Baghdadi, es la idea del califato lo que continuará atrayendo simpatizantes potenciales. Sin embargo, el énfasis de Daesh en ser un Estado junto con su continua incapacidad para realizar la gobernanza territorial podría socavar su credibilidad a largo plazo”, ha aseverado el informe, que también ha instado a los países a estar al tanto de la amenaza de Al-Qaeda.

"Si bien la atención contra el terrorismo se centró en Daesh, Al-Qaeda fortaleció pacientemente su red de afiliados, desde África occidental hasta el sudeste asiático", ha indicado la IRU. “La capacidad de Al-Qaeda para congraciarse localmente ha hecho que la organización sea más resistente. Además, el liderazgo de Ayman al-Zawahiri, que muchos han calificado de poco carismático, presta a Al-Qaeda el beneficio de la continuidad", ha agregado.

Por otro lado, el informe también ha apuntado que la competencia entre los grupos podría afectarlos directamente de una manera negativa: “El futuro de Al-Qaeda y Daesh se definirá en gran medida por la competencia entre los dos. Una pregunta clave es si esta competencia evolucionará hacia una mayor confrontación o si se forjarán algunas alianzas, al menos en algunas regiones, como se ha detectado en África occidental”.

"Una de las razones de esta competencia, que se ha jugado en las redes sociales, se debe a la similitud en la ideología y los objetivos finales", ha explicado el informe.