David Wasserman: “Si Biden gana, la tarea de unir al país será extremadamente difícil”

La Fundación Alternativas y la Fundación Consejo España-EEUU organizan el seminario ‘US Election 2020: Perspectives and the Democrats’ Agenda’ come antesala a las elecciones del próximo 3 de noviembre
La Fundación Alternativas y la Fundación Consejo España-EEUU organizan el seminario ‘US Election 2020: Perspectives and the Democrats’ Agenda’

PHOTO/CAPTURA DE PANTALLA  -   La Fundación Alternativas y la Fundación Consejo España-EEUU organizan el seminario ‘US Election 2020: Perspectives and the Democrats’ Agenda’

Por los candidatos, el contexto nacional de máxima polarización, el internacional de crisis global y profunda recesión y por los acontecimientos de las últimas semanas, las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos se presentan como las más atípicas de las últimas décadas.

El republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden se presentan a unos comicios que, más allá del debate generado en torno a la gestión de la COVID-19 y su impacto en la economía del país, albergan numerosos los focos de tensión que pueden incidir en el resultado electoral, entre ellos, el problema del racismo estructural y la violencia policial, la cuestión migratoria y la alarma medioambiental tras los devastadores fuegos que han afectado gravemente a varios estados de la costa oeste.

Para aclarar y entender este escenario, la Fundación Alternativas y la Fundación Consejo España-EEUU han organizado el seminario ‘US Election 2020: Perspectives and the Democrats’ Agenda’, que ha contado con la presencia de David Wasserman, editor en The Cook Political Report, y Roger Hickey, activista y codirector del Institute for America’s Future. Presentado por Manuel Lejarreta, secretario general de la Fundación Consejo España-EEUU, y moderado por Vicente Palacio, director de Política Exterior de la Fundación Alternativas, el debate ha desgranado las claves de la campaña, a través de las encuestas y tendencias electorales, los debates que este miércoles protagonizan los aspirantes a la vicepresidencia, Kamala Harris y Mike Pence, y la agenda demócrata como alternativa a la actual Administración republicana.

“Hace cuatro años todos pensábamos que Trump estaba acabado, pero se hizo con la Casa Blanca aún sin pluralidad de voto y perdiendo dos puntos a nivel nacional. Parece que este mes de octubre puede haber sorpresas”, ha señalado Wasserman.

En 2016, en las últimas semanas antes de las elecciones, las noticias en torno a Trump y sus comentarios sexistas entraron en campaña, pero eso no hizo que perdiera las elecciones. En 2016, Trump se presentó como una “granada contra el ‘establishment’ político, pero ahora tiene detrás de él un historial, y no uno muy positivo precisamente”, ha recordado Hickey. El activista ve crucial las movilizaciones sociales de los últimos meses, que han sido motivadas, sobre todo, por la pésima gestión del mandatario republicano en torno a la pandemia, además del ‘Black Lives Matter’ y la lucha ambientalista.

Ahora, “Biden está dando una clase dejando a su oponente que se autodestruya y el presidente necesita una remontada milagrosa para ganar las elecciones”, señala Hickey.

La estrategia de Biden ha sido no tomar riesgos innecesarios. “incluso su desempeño en los debates no ha sido perfecto, pero no importa. El comportamiento de Trump tras su estancia en el hospital debido al positivo por COVID-19 ha recordado a los votantes por qué no les agrada”, sugiere Wasserman.

La agenda del Partido Demócrata para estas elecciones, según ambos ponentes, está muy clara y unificada en torno a una agenda para invertir en el crecimiento económico y hacer frente a la crisis medio ambiental. La comunión que se pudo ver en la convención demócrata, con la misma hoja de ruta entre los que apoyaban el ala más izquierdista del partido, personificada por Bernie Sanders, y los más moderados, que salieron ganadores con Joe Biden. El objetivo común es echar a Trump de la Casa Blanca y seguir una reconstrucción del país progresista.

“Si Biden gana, la tarea de unir al país será extremadamente difícil”, apunta el US House Editor del Cook Political y advierte de que Trump rechazará la legitimad de los resultados si sale derrotado.

A menos de cuatro semanas de la cita con las urnas, el país está muy polarizado, el debate sobre fraude electoral, incendiado por Trump, copa gran parte del discurso republicano y la COVID-19 sigue siendo el tema principal para los demócratas.