De enero a mayo han llegado a España más de 6.000 inmigrantes a través del Mediterráneo

 -  

Eva Cifuentes

El horror y las masacres de oriente y de determinados países africanos, siguen provocando que la única forma de supervivencia para muchos sea embarcarse en una patera y lanzarse al mar a la desesperada. ¿El objetivo? Llegar a Europa en busca de una vida. En lo que va de este año 2019, según los datos del Ministerio del Interior, han llegado a las costas españolas más de 6.600 inmigrantes en patera, un 51,3% más que el año anterior en el mismo periodo.

La ruta del Mediterráneo es una de las más utilizadas y que, este año, diversas ONG han visto cómo se ponían impedimentos para que los barcos de rescate de inmigrantes patrullaran las rutas más transitadas. Italia ha sido uno de los países de la UE más críticos con el rescate de inmigrantes, y por ello, su Ministro del Interior, el conocido Matteo Salvini, cerró los puertos italianos a las ONG de rescate. En sus políticas extremas contra la inmigración, pretende llevar al Congreso su propuesta de multar a aquellos que rescaten personas en el Mediterráneo. Una proposición que se ha encontrado con numerosas críticas, incluso dentro del propio Gobierno.

España, por su parte, también ha bloqueado, en cierta medida, el tema de los rescates. El barco de rescate de Proactiva Open Arms estuvo bloqueado por el Gobierno durante 100 días en el puerto de Barcelona hasta que finalmente, el pasado mes de abril se le dio permiso para zarpar y llevar material humanitario a Lesbos, pero sigue sin tener permiso para realizar rescates. Misma suerte corrió el barco Aita Mari, que también estuvo bloqueado varios días. Según el Gobierno, por cuestiones técnicas y de seguridad. 

Pero el bloqueo a las ONG no hace que cese el problema, ni mucho menos. Solo el año pasado, la suma de inmigración ilegal marítima y terrestre fue de 64.000 personas. La ruta del Mediterráneo, una de las más características, ha crecido en algo más del 58%, según los datos de Interior. Pero otro dato que ha sorprendido es el repunte de la ruta marítima a Canarias, que tal y como reflejan las comparativas entre el 2018 y lo que llevamos de 2019, esta vía ha aumentado en un 122,9%; pues el año anterior llegaron a estas islas 105 inmigrantes en el mismo periodo mientras que, en los primeros meses de 2019, han sido 234.

Las muertes en el Mediterráneo siguen aumentando

El drama de la inmigración continua y sin visos de que vaya a disminuir a corto y medio plazo. Pese al cierre de puertos y bloqueos a los barcos de rescate, los inmigrantes siguen teniendo esperanzas en llegar a Europa, pero la travesía, especialmente la marítima, conlleva un gran riesgo.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIT) de enero hasta principios de mayo, se han contabilizado 137 muertes de inmigrantes en la ruta occidental del Mediterráneo.