Defensa ha repatriado a 25 militares españoles destinados en Dakar afectados por la COVID-19

Los afectados llegaron a territorio nacional hace dos días, mientras sus compañeros de misión permanecen en cuarentena en Senegal para evitar nuevos contagios
Repatriados de Dakar 25 militares contagiados de COVID-19

PHOTO  -   Repatriados de Dakar 25 militares contagiados de COVID-19

El Ministerio de Defensa ha hecho pública la repatriación de 25 efectivos del Ejército del Aire que estaban desplegados en Dakar (Senegal). Formaban parte del “Destacamento Marfil”, de apoyo a la misión internacional “Barkhane” en el Sahel, liderada por Francia y en la cual España participa desde 2013.

Según fuentes oficiales, algunos integrantes de la misión presentaban síntomas leves, y se decidió someter a todo el contingente a pruebas PCR. En total, 25 militares dieron positivo, todos ellos con carácter asintomático o leve. 

Mantenimiento aviones
PHOTO/EMAD - Tareas de mantenimiento de uno de los aviones del destacamento Marfil, desplegado en Dakar, durante el pasado mayo

Siguiendo los protocolos sanitarios establecidos en las Fuerzas Armadas, los afectados permanecieron en cuarentena hasta su evacuación a España, que se produjo el 15 de agosto. Ahora deben terminar la cuarentena en territorio nacional. 15 de ellos lo harán en la Base Aérea de Getafe y los 10 restantes en la de Torrejón.
 
A dos de los afectados, que sí presentaban sintomatología, se les ingresó en el Hospital Gómez Ulla de Madrid, pero ya han sido dados de alta. El resto del contingente, unos 40 efectivos, se mantiene en cuarentena en las instalaciones de Dakar, aunque han dado negativo en las pruebas PCR. Allí se someterán a todas las medidas de protección y seguridad establecidas para evitar los contagios. 

Volverán a zona cuando acaben la cuarentena

Defensa tiene previsto fletar un vuelo la próxima semana desde España a Dakar, para trasladar a los militares que deben continuar en la misión una vez que terminen sus cuarentenas y se les vuelva a realizar una PCR.

Mantenimiento Sahel
PHOTO/EMAD - Tareas de mantenimiento del destacamento Marfil, desplegado en el Sahel para apoyar a luchar contra el terrorismo

El destacamento Marfil, ubicado en la base Aérienne Senghor de Dakar, cuenta con unos 65 efectivos y dos aviones T-21 (CASA C-295M). Su cometido principal es contribuir al transporte logístico en apoyo a Francia en la lucha contra el terrorismo en el Sahel, y lo hace con tres líneas de actuación:

La primera, encaminada a facilitar el despliegue y las operaciones aéreas francesas hacia la zona de operaciones, consiste en autorizar el uso del espacio aéreo de soberanía y zona contigua a las aguas territoriales para las aeronaves francesas participantes en la operación.

La segunda consiste en acelerar el planeamiento, en el ámbito de la Unión Europea, para el establecimiento de la misión de entrenamiento de las fuerzas armadas locales, denominada EUTM Malí.

Marfil
PHOTO/EMAD - Efectivos del destacamento Marfil forman antes de que se declarase la pandemia

Y la última, el despliegue de medios aéreos. Este despliegue contaba con un avión T-10 Hércules del Ejército del Aire, que el 24 de marzo de 2020 fue relevado por un T-21 para operar desde Dakar en apoyo de las misiones de Naciones Unidas y de Barkane. Hace un mes, se desplegaba un segundo T-21 que refuerza temporalmente la participación española en la lucha contra el terrorismo en el Sahel. 

La incorporación del segundo T-21 viene precedida por un acuerdo con el Gobierno francés y la concentración de los medios del Ejército del Aire en la base francesa en Dakar. De esta forma, se materializa la decisión de contar con dos aviones de transporte y un centenar de militares implicados en la operación. El objetivo ha sido mejorar la eficacia y la sinergia en las operaciones tras la concentración de los destacamentos “Marfil” y “Mamba” en Dakar, que se llevó a cabo el pasado 24 de marzo.

EMAD
PHOTO/EMAD - Efectivos del destacamento Marfil
¿Por qué Europa interviene en el Sahel?

La crisis de Malí comenzó en enero de 2012, cuando se produjo en el norte del país una insurrección tuareg promovida por el Movimiento Nacional de Liberación de L´Azawad (MNLA), separatista pero no integrista, que acabó con un golpe de Estado y la proliferación de tres movimientos yihadistas: Al Qaeda en el Magreb Islámico, Mujao y Ansar Dine.

Francia lanzó la “operación Serval” en enero de 2013, para detener el avance yihadista hacia el sur de Malí, evitar la caída de la capital (Bamako) y liberar las principales ciudades del norte que se habían convertido en lugar seguro de los terroristas.

Ayuda
PHOTO/EMAD - Entrega de material sanitario a un hospital de Dakar el pasado mes de febrero

España se sumó ese mismo mes a la operación, con la misión de facilitar el sobrevuelo y aterrizaje temporal de medios aéreos de países miembros de la UE, y con el despliegue del Destacamento Marfil en Dakar (Senegal).

En julio de 2014 Francia decide ampliar el alcance de la operación a lo largo de toda la franja del Sahel, para aumentar la efectividad en la lucha contra el terrorismo. En ese momento se desplaza el Cuartel General de Bamako (Mali) a D´jamena (Chad) y se produce un cambio en la denominación de la operación, que pasa a llamarse “Barkhane” desde el 1 de agosto de 2014.