Delta es multada con 50.000 dólares por discriminar a pasajeros musulmanes 

Miembros de la tripulación de la compañía no dejaron viajar a tres personas 
Avion de la compañía Delta Airlines

 -  

Delta Air Lines recibió el viernes una multa de 50.000 dólares por parte del Departamento de Transporte de EEUU, para resolver las acusaciones de discriminación contra tres pasajeros musulmanes a quienes la compañía ordenó bajar de sus aviones. El departamento dijo que encontró a Delta "involucrada en una conducta discriminatoria" y violó las leyes contra la discriminación cuando retiró a los tres pasajeros. 

En un incidente el 26 de julio de 2016, una pareja musulmana fue retirada del vuelo 229 de Delta en el aeropuerto Charles de Gaulle en París después de que un pasajero le dijo a la azafata que su comportamiento fue "muy incómodo y nervioso". "La sra X llevaba un pañuelo en la cabeza y el sr X ha insertado algo en su reloj" dijo el pasajero. La azafata dijo que vio al hombre musulmán enviando mensajes de texto en su teléfono celular usando la palabra "Alá" varias veces. El capitán después habló con la seguridad corporativa de Delta, quien dijo que el hombre y la mujer eran ciudadanos estadounidenses que regresaban a casa y que "no había banderas rojas". Sin embargo, el capitán se negó a dejarlos volver a abordar el avión. 

El Departamento de Transporte dijo que el capitán no había seguido el protocolo de seguridad de Delta y parecía que "de no ser por la religión de la pareja, Delta no los habría retirado o negado que volvieran a abordar" su vuelo. El segundo incidente cubierto en la orden involucró a otro pasajero musulmán que abordó el vuelo 49 en Amsterdam en dirección a Nueva York el 31 de julio de 2016.  

Otros pasajeros y asistentes de vuelo se quejaron de él, pero el primer oficial no vio nada inusual en él y la seguridad de Delta también dijo que el registro del hombre no tenía "banderas rojas". El capitán preparó el avión para la partida, pero luego regresó a la puerta, buscó su asiento y le pidió retirarse del avión. El Departamento de Transporte dijo que el capitán no había seguido el protocolo de seguridad de Delta y que la expulsión del hombre "después de ser liberado fue discriminatoria".

Delta no estuvo de acuerdo en que participó en una conducta discriminatoria, pero "no discute que cada uno de estos dos incidentes podría haber sido manejado de manera diferente", dijo la orden. El gobierno dijo que la multa "establece un fuerte elemento disuasorio contra futuras prácticas ilegales similares de Delta y otras compañías aéreas". Después de los incidentes de julio de 2016, Delta dijo que había revisado y mejorado su procedimiento para investigar actividades sospechosas "para hacerlo más colaborativo y objetivo".