Descubierta la 'ciudad dorada perdida' de 3.000 años del antiguo Egipto

Los arqueólogos apuntan que Atón es la ciudad más grande jamás encontrada y uno de los hallazgos más importantes desde que se desenterró la tumba de Tutankamón
Una imagen distribuida publicada por el Ministerio de Antigüedades egipcio el 8 de abril de 2021 muestra los restos de una ciudad de 3.000 años de antigüedad

AFP PHOTO / HO / MINISTERIO DE ANTIGÜEDADES DE EGIPTO  -   Una imagen distribuida publicada por el Ministerio de Antigüedades egipcio el 8 de abril de 2021 muestra los restos de una ciudad de 3.000 años de antigüedad

Arqueólogos en Egipto han anunciado este jueves el descubrimiento de lo que parece ser una ciudad perdida de 3.000 años enterrada bajo las arenas en Luxor, donde se encuentra el famoso Valle de los Reyes del Valle del Nilo. Según los expertos, es uno de los hallazgos más importantes desde el descubrimiento de la tumba de Tutankamón.

El famoso egiptólogo, Zahi Hawass, anunció el descubrimiento de la “ciudad dorada perdida”, diciendo que el sitio fue descubierto cerca de Luxor, hogar del Valle de los Reyes, la última maravilla de la era faraónica que se desenterró mientras el país busca revivir su turismo. 

La ciudad, considerada por los arqueólogos como la mayor ciudad antigua hallada nunca en el país, es conocida como “El ascenso de Atón” y data del reinado de Amenhotep III, el noveno rey de la dinastía XVIII, que gobernó Egipto desde el 1391 hasta el 1353 antes de Cristo. Después fue utilizada por sus sucesores, incluido Tutankamón, según un comunicado enviado el jueves por la misión egipcia que hizo el hallazgo.

Descubrimientos arqueológicos en Luxor, Egipto, PHOTO:  Zahi Hawass Center for Egyptology and High Council of Antiquities
PHOTO/Zahi Hawass Center for Egyptology and High Council of Antiquities-Descubrimientos arqueológicos en Luxor, Egipto

La zona en la que se ha descubierto la ciudad se sitúa entre el templo de Amenhotep III en Memnon, al oeste de la ciudad moderna de Luxor, y el templo de Ramsés III en Medinet Habu, situada en la orilla del Nilo frente a Luxor. La misión egipcia comenzó a trabajar en este punto en busca del templo mortuorio de Tutankamón. “Muchas misiones extranjeras buscaron esta ciudad y nunca la encontraron”, señaló Hawass en su comunicado.

“El descubrimiento de esta ciudad perdida es el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde la tumba de Tutankamón”, dijo en el comunicado Betsy Bryan, profesora de Arte y Arqueología Egipcia en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Dijo que ofrece “un vistazo poco común a la vida de los antiguos egipcios en la época en que el imperio era más rico”. 
El anuncio del descubrimiento se da cuando el mundo aún sigue hablando de la organización de un grandioso desfile para trasladar 22 Momias Reales a un nuevo museo de El Cairo que celebra la antigua herencia del país. La procesión fue cuidadosamente coreografiada para reforzar el interés en la importante industria turística de Egipto, que se ha visto afectada por la pandemia.

: Restos de un esqueleto humano en Luxor, Egipto PHOTO:  Zahi Hawass Center for Egyptology and High Council of Antiquities
PHOTO/Zahi Hawass Center for Egyptology and High Council of Antiquities-Restos de un esqueleto humano en Luxor, Egipto

Las trabajos de excavación realizados por un equipo dirigido por el arqueólogo egipcio Zahi Hawass comenzaron en septiembre de 2020.  Poco tiempo después encontraron una ciudad grande y bien conservada, con paredes intactas, una panadería y hornos, tumbas y habitaciones llenas de herramientas, así como anillos, escarabajos y colores. cerámica. La misión se llevó a cabo conjuntamente con el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Otra parte, que aún no está totalmente descubierta, puede corresponder al distrito administrativo y residencial, con construcciones más grandes y bien dispuestas. Está rodeada por un muro en forma de zigzag con una sola entrada que conduce a los pasillos internos y a las zonas residenciales. 

Un nuevo descubrimiento arqueológico se ve en Luxor, Egipto PHOTO:  Zahi Hawass Center for Egyptology and High Council of Antiquities
PHOTO/Zahi Hawass Center for Egyptology and High Council of Antiquities-Un nuevo descubrimiento arqueológico se ve en Luxor, Egipto

En otra zona se ha encontrado un taller preparado para la producción de ladrillos de barro usados para construir templos. También se han encontrado moldes de fundición para fabricar amuletos y elementos decorativos. Por su parte, en el norte se ha dado con un cementerio de extensión, todavía por determinar, donde se han encontrado varias tumbas de características similares a la del valle de los Reyes y el valle de los Nobles.

Esperan hallar en esta zona algunas tumbas intactas y llenas de tesoros. Asimismo, se han encontrado por toda la ciudad herramientas empleadas en alguna actividad industrial como el hilado y el tejido, y restos de metal y vidrio, pero la franja en la que se realizaban estas actividades todavía no se ha descubierto. Destaca también el hallazgo de la sepultura de una persona con los brazos extendidos a los lados y los restos de una cuerda alrededor de las rodillas, detalles poco comunes que se están investigando.

Un nuevo descubrimiento arqueológico es visto en Egipto PHOTO/ Center for Egyptology and High Council of Antiquities Joint Mission/Handout via REUTERS
PHOTO/ Center for Egyptology and High Council of Antiquities Joint Mission/Handout via REUTERS-Un nuevo descubrimiento arqueológico es visto en Egipto

Los registros históricos, como las inscripciones jeroglíficas de las tapas de arcilla de recipientes de vino, sugieren que el asentamiento constaba de tres palacios reales pertenecientes al rey Amenhotep III, así como el centro administrativo e industrial del imperio. Los ladrillos de barro con el sello del faraón, o cartucho, confirmaron la datación de la ciudad. También elementos como anillos, escarabajos, vasijas de cerámica de colores y los anteriores ladrillos de barro, todos con sellos del cartucho jeroglífico del mismo faraón, confirman la fecha.

“Las calles de la ciudad están flanqueadas por casas, algunas con muros de hasta tres metros”, apunta Hawass, quien cree que la ciudad se extiende hacia el oeste “hasta la famosa Deir El Medina”, una importante metrópoli de obreros y artesanos del antiguo Egipto.

El trabajo adicional en el sitio podría ayudar a explicar lo que Bryan describió como uno de los mayores misterios de la época: “¿Por qué el hijo de Amenhotep III, Akhenaton, y su esposa Nefertiti trasladaron la capital de la dinastía a una nueva ubicación en Amarna?”

Las nuevas reformas en la zona de las pirámides de Giza, el nuevo Museo Nacional de Civilizaciones Egipcias y este nuevo hallazgo, ayudarán a que se reaviva el turismo egipcio que ha decaído esta ultima década. También la pandemia ha afectado a su decrecimiento y por ello se están llevando a cabo planes para reanimar el sector turístico.