Diálogo Sahel-Europa: las claves de la seguridad en la región

La cooperación de Europa y África podría acentuar la seguridad de la zona
El presidente francés Emmanuel Macron durante una reunión por videoconferencia con los líderes del G5 del Sahel, el 15 de febrero de 2021

AFP/LUDOVIC MARIN  -   El presidente francés Emmanuel Macron durante una reunión por videoconferencia con los líderes del G5 del Sahel, el 15 de febrero de 2021

Cuando hablamos del Sahel y las relaciones entre los colaboradores europeos, nos fijamos en que hay muchas estrategias que han sido concebidas para desarrollarse fuera y dentro del Sahel. Se necesita construir solidaridad internacional para que se solucione la problemática de la región, primero habrá que tener una visión común y no conflictiva. 

La diferencia entre la concepción ente la crisis del Sahel en Europa y la comprensión de las acciones locales, en esta lógica de construcción, es un indicador de que la comprensión puede reforzar el espíritu de la solidaridad. Puede concebir una estrategia para poder ser realizable. Este fue uno de los principales temas abordados en la conferencia del Foro Diálogo Sahel-Europa organizado por la Universidad Francisco de Vitoria en el que participaron expertos sobre el asunto como el general del Ejército español Francisco José Dacoba, el coronel Pedro Sánchez Herráez, el general Francisco Espinosa, el analista Florentino Portero, Beatriz de León Cobo, Bakary Sambé, Boubacar Haidara, David Skuli, María Dolores Algora, Mohamed El Moctar Ag Mohamedoun y el embajador Julio Herráez. 

Sahel

Esta región está en constante mutación y poniendo constantes paradigmas que deberíamos de establecer en torno a la población africana. Para innovar y para poder llegar a una comprensión social. Hay muchos colaboradores europeos que siguen pagando el déficit de la poca comunicación, a veces cuesta vidas humanas con un resultado nefasto para su imagen. La población del Sahel no comprende el sentido de las intervenciones y sufre todas las consecuencias de la intervención militar.

Es una dimensión civil y militar, la gestión de la seguridad podría ser una oportunidad de intercambio y no solo una amenaza. Habría que pararnos a ver la percepción local de la intervención. En el Sahel están en diferentes situaciones en los diversos países; según su política interna o su situación política, hay situaciones diferentes. Pero hay terrorismo, no se puede asegurar con un solo matiz. Es un fenómeno multiforme y no certifica una solución uniforme.

Sahel

Lo que parece una solución militar es una solución temporal, sin una buena comunicación no se puede llegar a una buena iniciativa. La lucha contra el terrorismo empieza a verse y a surgir como una suspensión del imperialismo, un debate de la clase política que está llena de incoherencias.

Existe un nuevo dilema que se instala entre cuestiones de seguridad y urgencias. Ha pasado de las prioridades de las guerras a llenar las agendas europeas. Los efectos son, que las economías africanas se han visto debilitas. África sufre todos los cambios de la política internacional que marginalizan al continente. Cuando las estrategias empiecen a tenerse en cuenta internacionalmente, tendrán un impacto cierto sobre el desarrollo del Sahel. 

Sahel

El G5 del Sahel podría tener un impacto muy positivo si se tuviese en cuenta a los europeos para llegar a una situación más positiva en materia de seguridad. Habría que apostar por una inclusividad. Para ofrecer pistas en materia de construcción. La razón de la esperanza es la certeza compartida de estar juntos, compartir la vulnerabilidad. Un ‘Plan Marshal con África, no para África’. Hay que coordinar las estrategas para evitar un flujo de concepción que será nocivo para todos. 

Los problemas del Sahel suben hasta los países magrebíes y van descendiendo y llegando al golfo de Guinea. En esta zona se desplaza todo tipo de inseguridades, cambios climáticos que alteran las formas económicas naturales. Es esencial recuperar el espacio para permitir que las personas retomen su ritmo de vida y, además, sin seguridad no hay nada.

Estados Unidos está muy presente con la Operación Eclipse, gracias a ellos se ha podido mejorar mucho la situación para Mali y en Burkina-Faso. Tienen intereses, hay muchas visitas en el Sahel. Al igual que Francia y otros países europeos que también han contribuido en la zona con ayudas económicas. 

Sahel

Otro de los desafíos a los que se enfrenta la zona es la demografía

Existen desafíos en el Sahel respecto a la demografía. El crecimiento de la población en la región es incompatible con el desarrollo económico de la zona y su inestabilidad. Algunos demógrafos opinan que la sobrepoblación se regula por las epidemias, las guerras y el hambre. ¿Hacia dónde va el Sahel?

La situación en Sahel es muy preocupante. Es una composición de territorios muy diferentes, desde el Atlántico hasta el mar Rojo, desde el desierto del Sáhara hasta la sabana del sur. Podríamos decir que es un espacio que recorre parcialmente 11 países desde Cabo Verde hasta Somalia. En concreto, en el G5 hay un crecimiento demográfico muy importante respecto al resto del continente. 

Los datos económicos en la zona del Sahel indican que son los países mas pobres del mundo. Uno de los problemas mas importantes es la cuestión del dividendo demográfico; es casi imposible llegar al objetivo puesto y es por la poca creación de empleo, el 60% de los africanos no tiene trabajo. 

El éxodo rural, la violencia política y el aumento de las migraciones son otros problemas importantes a los que se enfrenta la región. La extensión de explotaciones agrícolas va a interrumpir la libre circulación de los grupos nómadas y sedentarios. Asimismo, se van a ver afectados por las confrontaciones en la zona de Mali por la libre circulación de armas.

Sahel

Los desafíos se dan también en referencia a la inmigración que genera la crisis de la zona. El numero de inmigrantes va a aumentar, de aquí a 2050, esto no quiere decir que toda África quiera ir a Europa, pero la ayuda al desarrollo económico de África podría frenar los flujos. 

¿Por qué los inmigrantes quieren irse de África? No se puede negar que tienen ganas de descubrir el mundo, pero todos los que quieren irse, y les da igual los riesgos, es por la fata de empleo, es porque no hay otra alternativa mejor donde se encuentran. Hay muchos candidatos a arriesgar su vida ya que la pueden perder también si se quedan. 

Otra alternativa para frenar el crecimiento demográfico es la educación de las niñas, que sería “el mejor anticonceptivo” que podría tener la zona. Sin embargo, las culturas africanas tienen como objetivo tener ocho hijos, siendo esto la familia ideal para ellos.

La incapacidad de los Estados para crear servicios locales, sobre todo los servicios administrativos y de salud, mantienen en constante deterioro a la zona. No podemos analizar este fenómeno si no reconstruimos los Estados uno a uno. 

A pesar de todas las situaciones negativas bajo las que se encuentra la zona, África tiene muchos recursos naturales y es la población mas joven del mundo, habría una posibilidad de crear respuestas locales para intentar acabar con las organizaciones terroristas.