Diaa Sabia, pionero israelí en el fútbol árabe

El jugador judío recala en el campeonato de Emiratos
Diaa Saba posando con los funcionarios del club durante su presentación oficial en el club

AFP/HO/AL-NASR SC  -   El centrocampista israelí Diaa Saba posando con un funcionario del club durante su presentación oficial en el club

Diaa Sabia ha pasado a ser primer futbolista de Israel en formar parte en un campeonato árabe tras su fichaje por dos temporadas con el Club Al-Nasr de Dubái en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Después de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Emiratos e Israel, este entendimiento llega también al mundo del fútbol. "Bienvenido Diaa Sabia a la Ciudadela Azul", escribió el club emiratí en la red social de Twitter para anunciar el fichaje del centrocampista de 28 años procedente del club chino Guangzhou.

En un comunicado oficial, el Al-Nasr confirmó el traspaso, cifrado en tres millones de dólares (2,5 millones de euros). La regularización de relaciones entre Emiratos e Israel se plasmó negro sobre blanco con la firma del acuerdo en la Casa Blanca entre ambas partes bajo la mediación de Estados Unidos, y este hito está abriendo el campo en la práctica a otros ámbitos muy diversos. 

En este escenario se confirmó la llegada de Diaa Sabia al fútbol emiratí, como gran pionero del balompié judío en territorio árabe.

Dia Saba (C) posando con los funcionarios del club durante su presentación oficial en el club.
AFP/HO/AL-NASR SC - Diaa Saba (C) posando con los funcionarios del club durante su presentación oficial en el club.

De origen palestino, Diaa Sabia nació en la ciudad árabe de Majd al-Krum en el norte de Israel. Jugó en las categorías inferiores del club Beitar Nes Tubruk antes de unirse al Maccabi Tel-Aviv en 2012. Luego fue transferido a varios clubes, incluidos Hapoel Beer-Sheva, Bnei Sakhnin y Maccabi Petah Tikva antes de firmar en 2014 con el Maccabi Netanya por 2,5 millones de euros.

Anotó 50 goles en 111 partidos disputados en diversas competiciones, incluidos 24 goles en la temporada 2018, antes de ser seleccionado por el combinado nacional de Israel. Sufrió una grave lesión en la pierna izquierda, pero continuó jugando durante tres meses en el Hapoel Beer-Sheva antes de recibir una propuesta del Guangzhou chino, desde donde ha desembarcado finalmente en la competición de Emiratos para convertirse en el primer jugador israelí en disputar una competición oficial del fútbol árabe.