Diez milicianos proiraníes muertos en supuestos ataques israelíes en Siria

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, se trata del tercer ataque en menos de dos semanas
Avión de combate de la Fuerza Área israelí

PHOTO/AFP  -   Avión de combate de la Fuerza Área israelí

Al menos diez milicianos proiraníes han muerto por un ataque de aviones supuestamente israelíes, el tercero en menos de dos semanas contra la provincia de Deir al Zur, situada en el este de Siria y fronteriza con Irak, informó este lunes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. 
Entre los diez fallecidos, ocho son de nacionalidad iraquí mientras que los otros dos son sirios, afirmó la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno.

El Observatorio señaló que se escucharon al menos seis explosiones esta mañana producidas por ataques de aviones "que se creen que son israelíes" y que tuvieron lugar en la ciudad de Al Bukamal, en Deir al Zur, provincia bajo control de las fuerzas gubernamentales sirias.

Dichas acciones tenían como objetivo depósitos de munición y vehículos de las milicias proiraníes, que quedaron destruidos, según la organización.
En los últimos once días se produjeron otros dos ataques también perpetrados supuestamente por Israel en esa misma provincia, de acuerdo al Observatorio.
Esas zonas de Deir al Zur, entre las que destacan Al Bukamal y Al Mayadin, son un punto de tránsito habitual entre Irak y Siria de las milicias chiíes que apoyan al presidente sirio, Bachar al Asad. 

Guerrilleros chiies en la frontera siria
AFP/ AHMAD AL-RUBAYE- Guerrilleros chiies en la frontera siria

Esta acción no ha sido reivindicada por ningún grupo hasta el momento. Los ataques de Israel se suceden contra el territorio sirio ya que ese país considera que la presencia de Irán en Siria representa una amenaza para su seguridad, aunque en muy pocas ocasiones lo confirma. En paralelo, el Gobierno sirio ha acusado a Israel de lanzar otros tres ataques durante estas últimas dos semanas contra posiciones de las tropas leales a Al Asad en el sur y el centro del país, pero sin hacer mención al este de Siria.