Dimite el ministro de Relaciones Exteriores libanés tras comentarios relacionando a países del Golfo con la financiación de terroristas

Charbel Wehbe se ha visto en la obligación de retirarse de su puesto tras las reacciones de las naciones del Golfo afectadas
Atalayar_El ministro de Asuntos Exteriores libanés Charbel Wehbe

AFP PHOTO / HO / DALATI Y NOHRA  -   El ministro de Asuntos Exteriores libanés Charbel Wehbe (R) presentando su dimisión al presidente Michel Aoun en el palacio presidencial de Baabda, al este de la capital libanesa, Beirut, el 19 de mayo de 2021

El ministro de Relaciones Exteriores del Líbano, Charbel Wehbe, pidió al presidente libanés ser relevado de sus funciones este miércoles como consecuencia de que sus comentarios en una entrevista televisiva tensasen los lazos con los aliados y donantes tradicionales del Golfo.

Wehbe, ministro del Gobierno interino, sugirió el lunes que los Estados del Golfo habían apoyado el ascenso de Daesh, entre otros comentarios despectivos. Las declaraciones de Wehbe al canal de noticias Alhurra, respaldado por Estados Unidos, llegaron en medio de las ya tensas relaciones entre el Líbano y su tradicional aliado Arabia Saudí. En declaraciones el lunes por la noche, Wehbe dijo que “países de amistad y hermandad” llevaron a militantes de Daesh a Siria, Irak y Líbano. Cuando se le preguntó si se refería a que los países del Golfo financiaban al Daesh, respondió con dureza: “¿Financiado por mí entonces?”.

Wehbe hizo el comentario durante un duelo verbal con un invitado saudí en el programa, quien culpó al presidente del Líbano, Michel Aoun, de “entregar” su país al movimiento chií libanés, Hizbulá, que cuenta con el respaldo del rival de Riad, Teherán. Wehbe se mostró furioso diciendo que no sería “insultado por un beduino”. Después de reunirse con el presidente Michel Aoun, Wehbe dijo que había presentado una solicitud de dimisión “a la luz de los acontecimientos recientes y las circunstancias que acompañaron la entrevista que concedí a un canal de televisión”.

Atalayar_Libano Aoun
AFP PHOTO / HO / DALATI Y NOHRA - El ministro de Asuntos Exteriores saliente, Charbel Wehbe, avivó las tensiones a principios de esta semana al sugerir, durante un debate televisado, que los Estados del Golfo estaban detrás del ascenso del grupo extremista en Irak y Siria

Wehbe dijo el martes que sus comentarios habían sido tergiversados y el presidente Michel Aoun dijo que las afirmaciones del ministro eran su "opinión personal" y elogió los lazos "fraternales" con el Golfo. Sin embargo, Wehbe se disculpó el martes y dijo que no pretendía ofender a los “países árabes hermanos”.

Por su parte, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Bahréin convocaron a los embajadores del Líbano y emitieron quejas formales contra el comentario insultante. Nayef al-Hajraf, secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), exigió una disculpa formal de Wehbe a los Estados del Golfo por sus inaceptables comentarios.

Enfrentado a una crisis económica paralizante, el Gobierno del Líbano también actuó rápidamente para distanciarse de los comentarios que enfurecieron a Riad, que alguna vez fue un patrocinador financiero clave de Beirut. Aoun dijo que los comentarios eran la “opinión personal” de Wehbe y no reflejaban la posición del Estado, ya que elogió los lazos fraternales con Arabia Saudí y el Golfo.

El primer ministro saliente del Líbano, Hassan Diab, dijo que había pedido una explicación a Wehbe y agregó que su país deseaba mantener las mejores relaciones con Arabia Saudí y el Golfo. Saad Hariri, el primer ministro designado, también criticó a Wehbe, diciendo que sus comentarios "no están de acuerdo con las normas diplomáticas".

Atalayar_Libano Aoun
AFP PHOTO / HO / DALATI Y NOHRA - El presidente del Líbano, Michel Aoun

Riad entregó un memorando de lo que se describió como “delitos” de Wehbe y el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos calificó sus comentarios de “despectivos y racistas”. Kuwait calificó los comentarios de “gravemente abusivos” y Bahréin señala que son “ofensivos”, y ambos agregaron que los comentarios contradicen las relaciones fraternales que vinculan a los estados del Consejo de Cooperación del Golfo con el Líbano.

El mes pasado, Arabia Saudí anunció que suspendería las importaciones de frutas y verduras del Líbano, diciendo que los envíos se estaban utilizando para el contrabando de drogas y acusando a Beirut de inacción.

La decisión fue un golpe para el Líbano, que se enfrenta a su peor crisis económica desde la guerra civil de 1975-1990. Los comentarios han amenazado los esfuerzos libaneses en medio de su profunda crisis económica para mejorar los lazos con los Estados del Golfo.