Disparan contra una sede de la oposición turca

Desde el partido “Democracia y Progreso” aseguran que, a pesar del ataque, “no se quedarán callados”
recep-tayyip-erdogan

PHOTO/PRESIDENCIA TURCA via AP  -   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla con los medios de comunicación después de las oraciones del viernes, en Estambul, el viernes 15 de enero de 2021

Turquía vuelve a ser testigo de un ataque contra la democracia. En este caso, el partido de la oposición, “Democracia y Progreso”, ha sufrido un ataque en su sede a manos de un encapuchado que disparó contra el edificio del partido. Su líder y ex ministro de Economía, Ali Babacan, ha asegurado que “los abogados del partido seguirán de cerca el incidente, para que sepamos quiénes son los perpetradores y no nos quedemos callados”. Las palabras de Babacan muestran una fuerte postura contra los continuos ataques a los que se ven sometidos los partidos opositores al régimen de Recep Tayyip Erdogan.

Según fuentes locales, un hombre disparó con una pistola contra la sede de “Democracia y Progreso”, localizada en el distrito de Arnavutköy, Estambul. Las cámaras de vigilancia habrían captado la fuga de este hombre que abandonó el lugar de los hechos antes de que pudiesen llegar las autoridades. El líder del partido ha añadido que “permanecerán detrás del asunto hasta que sepan cuál es el propósito del ataque, cuál es el objetivo del ataque”. Además, dice que “seguirán de cerca el proceso juntos. No es apropiado hacer una declaración antes de que se produzca el incidente. aclarado en todos sus aspectos”.

libertad-de-expresion-turquia
AFP/ADEM ALTAN - Un grupo de personas se sitúa detrás de una pancarta en la que se lee en turco "No podemos respirar. El periodismo no puede ser ahogado", durante una concentración frente a las oficinas del gobernador de Ankara el 29 de junio de 2021

Este suceso supone un nuevo capítulo de intimidación contra todo lo que no esté en línea con lo que se dicta desde el poder. El Gobierno de Erdogan ha sido acusado en numerosas ocasiones de librar una férrea batalla contra la libertad de expresión y la crítica, tanto por parte de los partidos políticos como de los medios de comunicación. Incluso en esta ocasión, diferentes personalidades no han dudado en señalar al Ejecutivo como impulsor de este grave ataque a la democracia turca. No obstante, como ha señalado Ali Babacan, en el partido mantienen la calma y no quieren realizar acusaciones sin la previa investigación de los hechos.

Desde la oposición turca se ha cargado duramente contra el Ejecutivo por los continuos intentos de acallar las críticas contra su gestión. Esta no es la primera vez que las sedes políticas o los propios políticos han sufrido ataques, según los partidos opositores, como advertencia para provocar el abandono del camino de la crítica. Las formaciones contrarias a Recep Tayyip Erdogan han acusado a los gobernantes de incluso fabricar casos para varios políticos y escritores, y condenarlos a sentencias inválidas con tal de poder meterles entre rejas. Algunos de los ejemplos más destacados de esto son Selahattin Demirtaş, el ex copresidente del Partido Democrático de los Pueblos Kurdos, y Osman Kavala, un destacado empresario y activista de derechos humanos.

libertad-de-expresion-turquia
REUTERS/UMIT BEKTAS - En respuesta a la detención policial del fotógrafo Bulent Kilic por cubrir el desfile del orgullo prohibido el 26 de junio, los trabajadores de los medios de comunicación se reúnen en protesta por la presión sobre la libertad de expresión y el periodismo en Estambul, Turquía, el 29 de junio de 2021

Y es que la polémica alrededor del Gobierno no da tregua. Recientemente, varios universitarios turcos organizaron una sentada de protesta en Estambul denunciando el aumento de los alquileres de las casas y las viviendas para estudiantes. Ante esto, el presidente turco instó a los jóvenes a que “se hagan cargo de los gastos, en lugar de regañar por los alquileres de las casas”, lo que ha generado muchas críticas, como las del Partido Republicano del Pueblo. Su líder, Kemal Kılıçdaroğlu, denunció a través de su cuenta de Twitter que “Erdogan no tiene un ápice de amor, odia a su gente, no puede servir a los jóvenes, por eso los regaña”.

La tensión alrededor del Ejecutivo y, especialmente, del presidente Erdogan es cada vez mayor. Cada medida tomada desde Estambul es mirada con lupa por una sociedad que vive con miedo a expresar una opinión que no sea acorde a lo que se desea en el Gobierno. Y es que la propia población turca conoce mejor que nadie la forma de actuar de un presidente que ha hecho – y sigue haciendo – todo lo que está en su mano por mantener el control de todo tipo de información que llega hasta la gente del país que preside, con el único objetivo de perpetuar su poder.