PUBLICIDAD

Iberdrola

Djamel Eddine Bouabdallah, presidente del Círculo Argelino-Español de Comercio e Industria: “A lo largo de esta semana el Gobierno argelino desbloqueará las relaciones comerciales”

El empresario argelino reivindica los vínculos entre Madrid y Argel y prevé una pronta reanudación de las operaciones
Djamel Eddine Bouabdallah

PHOTO/ATALAYAR  -   El presidente del Círculo Argelino-Español de Comercio e Industria, Djamel Eddine Bouabdallah

El viraje de 180 grados emprendido por el Gobierno de España sobre la cuestión del Sáhara Occidental, calificando la propuesta de autonomía bajo soberanía marroquí como la base “más seria, realista y creíble” para la resolución del diferendo, ratificada por el presidente Sánchez desde la tribuna del Congreso de los Diputados desató una respuesta airada del Ejecutivo argelino que decidió congelar el Tratado de Amistad y Buena Vecindad, un acuerdo que regía las relaciones comerciales a nivel bilateral. Solo la intervención de la Comisión Europea hizo recular a Argel, que baraja ahora dar marcha atrás.

Pregunta: ¿Por qué tomó Argelia la decisión de suspender el Tratado de Amistad y Buena Vecindad con España? ¿Cuáles son las causas?

Respuesta: “Es un tema político. Cada país tiene sus intereses y cada país quiere defender sus intereses. Creo que Argelia interpreta un papel para marcar su postura política respecto al Magreb. Argel considera que la nueva posición española va a generarle más riesgos en la región”.

P: Responde entonces al cambio de postura sobre el Sáhara Occidental…

R: “Eso es. Argelia considera que esta nueva postura añade una amenaza más a la región, porque el país tiene prácticamente todas las fronteras calientes. Libia, Malí, Níger y por supuesto Marruecos. Argel tiene serios problemas a nivel fronterizo”.

P: ¿Considera que la suspensión del tratado de amistad afecta a los Acuerdos de Asociación entre la Unión Europea y Argelia como dice Bruselas?

R: “La Unión Europea denuncia la congelación de los intercambios comerciales alegando que el marco del Acuerdo de Asociación no debe de congelar el comercio con un país europeo. Pero Argelia considera que estas cuestiones se pueden negociar de forma bilateral, sin involucrar a Bruselas”.

P: Desde el Gobierno de España se ha asegurado que Rusia está detrás de la decisión tomada por Argel.

R: “No lo creo, porque el importe del intercambio comercial entre España y Argelia es más importante que las relaciones entre Rusia y Argelia. Por lo tanto, no creo que exista ninguna influencia por parte de Moscú. Estamos hablando de un volumen comercial superior a los 6.000 millones anuales, según las cifras de 2021. Esta será menor en 2022 como resultado de la decisión de España de reducir las importaciones de gas de Argelia para optar por otros proveedores como Estados Unidos o Qatar. Pero es un gas muy caro, o al menos más caro que el gas argelino. El juego está en este nivel. Veremos en el futuro, a mi juicio el gas argelino es el que más le conviene a España”.

P: ¿Cómo explica entonces que España haya reducido sus importaciones de gas de Argelia?

R: “Creo que responde a los intereses de España de diversificar su suministro de gas, una decisión que puede responder a varios motivos. Es un procedimiento clásico, los países no quieren importar de una sola fuente. Aunque creo que España volverá a comprar gas argelino en el futuro, porque es más barato que los demás”.

P: ¿Corre peligro el suministro de gas procedente de Argelia a raíz de la suspensión del acuerdo de amistad?

R: “Jamás. Se declaró a través de la voz más autorizada de Argelia, el presidente de la República [Abdelmadjid Tebboune], que Argelia siempre va a mantener su compromiso respecto al gas y respecto al suministro de gas. Pero contemplando subidas de precio, porque el contrato firmado hace dos años contiene una cláusula por la cual el precio del gas puede aumentar en relación con el precio del mercado”.

P: Argelia se reivindica como un socio fiable, ¿lo es también España?

R: “Siempre. Existe un intercambio con España construido a largo plazo entre las empresas españolas y argelinas. Somos vecinos, no debemos de olvidar esto, y tenemos relaciones ancestrales. Entre la primera ciudad española y Argelia hay apenas 30 minutos de vuelo. Creo por tanto que estamos en la misma región y, en un mundo cambiante como el actual, tenemos que mantenernos unidos y ser amistosos para afrontar los retos comunes y la incertidumbre”.

P: ¿Cree que Argelia va a mantener mucho más tiempo esta suspensión?

R: “Según mi información, a lo largo de esta semana [las autoridades argelinas] van a desbloquear las relaciones comerciales para que se pueda otra vez trabajar de manera natural y normal con nuestros amigos y empresas españolas”.