Donald Trump, cara a cara con el impeachment

La presidenta de la Cámara de los Representantes, Nancy Pelosi, ha anunciado la apertura de una investigación formal de juicio político (impeachment) contra el presidente
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, demócrata de California, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump

AFP/MANDEL NGAN y SAUL LOEB  -   La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, demócrata de California, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump

“Las acciones tomadas hasta la fecha por el presidente han violado gravemente la Constitución, especialmente cuando el presidente dice: ‘El Artículo II dice que puedo hacer lo que quiera’. Durante los últimos meses, hemos estado investigando en nuestros comités y litigando en los tribunales, por lo que la Cámara puede reunir todos los hechos relevantes y considerar si ejercer sus plenos poderes según el Artículo I, incluido un poder constitucional de la mayor gravedad: aprobación de Artículos de juicio político. Y esta semana, el presidente admitió haber pedido al presidente de Ucrania que tome medidas que lo beneficien políticamente. Las acciones de la presidencia de Trump revelaron el hecho deshonroso de la traición del presidente de su juramento, la traición de nuestra seguridad nacional y la integridad de nuestras elecciones. Por lo tanto, hoy estoy anunciando que la Cámara de Representantes avanzará con una investigación oficial de juicio político (impeachment). Estoy ordenando a nuestros seis comités que procedan con sus investigaciones bajo el paraguas de la investigación de juicio político. El presidente debe rendir cuentas. Nadie está por encima de la ley”.

Este ha sido el mensaje de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en el que ha anunciado la apertura de una investigación que puede derivar en un juicio político contra el presidente Donald Trump, un proceso denominado como impeachment.

: La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), anuncia que la Cámara de Representantes iniciará una investigación formal sobre el juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump
REUTERS/KEVIN LAMARQUE - La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), anuncia que la Cámara de Representantes iniciará una investigación formal sobre el juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump
¿De qué se le acusa a Trump?

Todo se enmarca en las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 3 de noviembre de 2020 en Estados Unidos. De momento, en la lista de candidatos figuran Michael Bennet, senador por Colorado; Cory Booker, senador por Nueva Jersey; Steven Bullock, gobernador demócrata de Montana; Pete Buttigieg, alcalde de South Bend (Indiana); Julián Castro, secretario de Vivienda y Desarrollo de la Administración Obama; John Delaney, excongresista por Maryland; Tulsi Gabbard, congresista por Hawai; Kamala Harris, senadora por California; Amy Klobuchar, senadora por Minnesota; Wayne Messam, alcalde de Florida; Beto O’Rourke, excongresista del distrito 16 de Texas; Tim Ryan, congresista del distrito 13 de Ohio; Bernie Sanders, senador por Vermont; Joe Sestak, exrepresentante de EEUU; Tom Steyer, activista laboral demócrata; Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts; Marianne Williamson, activista; Andrew Yang, fundador de Venture for America; y, finalmente, Joe Biden, exvicepresidente de la Administración Obama y protagonista de la acusación contra Donald Trump. 

Así, según explica Associated Press, “el presidente Donald Trump ha tratado de llamar la atención durante meses sobre la conexión entre el exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter y sobre los lazos del joven Biden con una compañía de energía ucraniana cuando era vicepresidente de la empresa”.

En la primavera de 2014, Hunter entró en la junta directiva de la mayor compañía privada de gas ucraniana, Burisma, al mismo tiempo que su padre comenzaba los viajes al país del este de Europa con la Administración Obama, una vez entró en el poder Petro Poroshenko, tras la destitución de Viktor Yanukovich. “La cuestión de un posible conflicto de intereses, con Hunter Biden beneficiándose en un país donde su padre trabaja activamente con el Gobierno, se planteó públicamente en ese momento”, explica el analista Greg Myre a NPR.

Barack Obama, el vicepresidente Joe Biden y el hijo de Biden, Hunter Biden, asisten a un partido de baloncesto de la NCAA entre la Universidad de Georgetown y la Universidad de Duke en Washington, en esta foto de archivo del 30 de enero de 2010
REUTERS/JONATHAN ERNTS - Barack Obama, el vicepresidente Joe Biden y el hijo de Biden, Hunter Biden, asisten a un partido de baloncesto de la NCAA entre la Universidad de Georgetown y la Universidad de Duke en Washington, en esta foto de archivo del 30 de enero de 2010

Además del conflicto de intereses, también saltó a primera plana la relación de Hunter Biden con el fundador de Burisma, Mykola Zlochevsky, un oligarca ucraniano investigado por presunto lavado de dinero. Sin embargo, como expone el analista Zack Beauchamp a Vox, “si bien esta asociación fue discutiblemente poco ética, no hay razón para creer que su padre estuvo involucrado en ello”.

En esta línea, se manifestó el propio Joe Biden, quien aseguró que siempre siguió las líneas éticas del Gobierno y que su hijo “era un ciudadano privado que tomó sus propias decisiones”. No obstante, cabe destacar que el joven Biden ya ha dejado su puesto en la compañía de gas, puesto que reconoció que iba a ser “un problema” para la campaña a las presidenciales de 2020 de su padre.

Además de todo el caso Biden, otro motivo que ha impulsado la apertura de una investigación es una llamada que realizó Donald Trump a su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky el 25 de julio, en la que el mandatario estadounidense le pidió al presidente ucraniano que iniciara una investigación sobre los vínculos entre Hunter Biden y la empresa Burisma para dañar a su rival político, Joe Biden, de cara a los comicios presidenciales del próximo año. El 12 de agosto de 2019, una fuente de la comunidad de inteligencia estadounidense presentó una queja por el contenido de la llamada, aunque no fue hasta el 9 de septiembre cuando se hizo pública por el inspector general Michael Atkinson. Este funcionario también reveló que el director interino de Inteligencia Nacional, Joseph Maguire, se negó a trasladarla a los comités de inteligencia, como lo ordena la ley. 

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, en una conferencia de prensa el 31 de agosto de 2019
AFP/JANEK SKARZYNSKI - El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, en una conferencia de prensa el 31 de agosto de 2019

En este punto, también entró en juego el abogado del presidente estadounidense, Rudy Guiliani, quien llegó a aseverar que “había planeado reuniones con los nuevos líderes de Ucrania [Zelensky] para impulsar investigaciones que pudieran ayudar a Trump”. Unas declaraciones que fueron duramente criticadas por los demócratas y que propulsaron el inicio de una investigación conjunta por parte de tres comités de la Cámara de Representantes sobre las actividades de Guiliani en Ucrania. Los resultados preliminares de la investigación arrojaron “los esfuerzos para obligar al Gobierno ucraniano a llevar a cabo dos investigaciones motivadas políticamente bajo la apariencia de actividad anti-corrupción”. 

El abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani
REUTERS/JONATHAN ERNST - El abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani

El 20 de septiembre, Donald Trump fue preguntado sobre si mencionó a Biden en la conversación telefónica que mantuvo con Zelensky. Su respuesta fue ambigua: “No importa lo que haya discutido”, y, además, instó a los medios a que investiguen las actividades de Hunter Biden en Ucrania. 

Tres días más tarde, el 24 de septiembre, este martes, Nancy Pelosi anunció la apertura de investigación oficial de juicio político (impeachment). La respuesta de Donald Trump se produjo en su cuenta de Twitter: “He autorizado la publicación mañana de la transcripción completa, completamente desclasificada y sin editar de mi conversación telefónica con el presidente Zelensky de Ucrania. Veréis que fue una llamada amigable y totalmente apropiada. ¡Sin presión, a diferencia de Joe Biden y su hijo, no quid pro quo! ¡Esto no es más que una continuación de la caza de brujas más grande y más destructiva de todos los tiempos!”.

Horas más tarde, volvía a comunicar en su perfil de la red social que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, había recibido el permiso del Gobierno ucraniano para publicar la transcripción de la llamada. “¡Ellos tampoco saben cuál es el gran problema! ¡Una estafa total de caza de brujas de los demócratas!”, publicó Trump.

Ahora, una investigación de Reuters, en la que cita a funcionarios de la Casa Blanca, revela que “es poco probable que la transcripción sea literal”, puesto que, debido al protocolo estándar, no se realizan grabaciones, sino que están presentes al menos dos personas tomando notas del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, es posible que lo que se publique sean las notas que tomaron los allí presentes durante la conversación. 

A primera hora de esta tarde, se ha publicado la transcripción. En ella, Donald Trump hace referencia explícita a los Biden, pues aborda el supuesto trabajo de Joe Biden para destituir a un fiscal ucraniano que estaba investigando las actividades de Burisma, donde Hunter formaba parte de la junta directiva: "Se habla mucho sobre el hijo de Biden, que Biden detuvo la acusación y mucha gente quiere averiguar sobre eso, así que cualquier cosa que puedas hacer con el fiscal general sería genial. Biden alardeó de que detuvo la acusación, así que si puedes verlo... Me parece horrible", le comentaba Trump a Zelensky de acuerdo con la transcripción.

Del mismo modo, en el documento también se puede leer cómo el presidente estadounidense le pedía a su homólogo "un favor" para que se descubriese "que sucedió con toda esta situación en Ucrania", en alusión al caso de la compañía de ciberseguridad Crowdstrike, que ayudó a investigar la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Los próximos pasos del impeachment 

Una vez terminada la investigación, de la que forman parte seis comités (Poder Judicial, Inteligencia, Medios y Formas, Servicios Financieros, Supervisión y Asuntos Exteriores), como ha explicado Pelosi, los demócratas tendrán que decidir si deciden enjuiciar al presidente Trump. En caso afirmativo, tendrán que ofrecer sus opiniones a los comités sobre lo que creen que debería incluirse en los artículos del juicio político (impeachment), que tendrán que ser presentados por el presidente de la Judicatura de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler.

Capitolio de Estados Unidos en Washington, DC
AFP/MANDEL NGAN - Capitolio de Estados Unidos en Washington, DC

Entonces, el Comité Judicial de la Cámara sopesará los artículos y, en función de ello, podrá programar una votación al respecto. Si cuenta con la mayoría de los apoyos, la Cámara presentará una acusación formal contra Donald Trump. Para condenar al mandatario y destituirlo de su cargo, es necesario que una mayoría de dos tercios del Senado vote a favor, algo poco probable, pues actualmente recae en el Partido Republicano.