Donald Trump concede a Mohamed VI la Legión del Mérito

El presidente saliente de Estados Unidos le otorgó esta distinción al monarca marroquí en el grado de Comandante en Jefe
Combinación de imágenes de Donald Trump y rey Mohamed VI de Marruecos

AFP/PALACIO REAL MARROQUÍ  -   Combinación de imágenes de Donald Trump y rey Mohamed VI de Marruecos

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, concedió al rey Mohamed VI de Marruecos la distinción de la Legión del Mérito, en grado de Comandante en Jefe, en un acto privado, según informó en un comunicado oficial la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca norteamericana. 

El galardón, que generalmente se da a los jefes de Estado o de Gobierno, reconoce los esfuerzos que el rey Mohamed VI ha realizado durante las últimas dos décadas para promover "la asociación profunda y duradera entre el Reino de Marruecos y Estados Unidos en todos los ámbitos". Mediante este premio también se valora la visión y el impulso personal del monarca, incluida su decisión de establecer lazos diplomáticos con el Estado de Israel, que han ayudado a avanzar positivamente en la normalización de la situación en Oriente Medio y el norte de África y que han marcado el inicio de una nueva fase de seguridad y prosperidad para muchos países. 

El premio fue entregado a la embajadora de Marruecos en Estados Unidos, la princesa Lalla Joumala, prima del soberano alauí, quien lo aceptó en nombre del propio Mohamed VI. Durante la misma ceremonia, Lalla Joumala entregó a Donald Trump la Orden de Muhammadi, el más alto reconocimiento marroquí. La distinción fue otorgada al presidente saliente estadounidense en reconocimiento a su trabajo en favor del restablecimiento de las relaciones entre Marruecos e Israel. Durante el mismo acto, la representante marroquí concedió reconocimientos también al asesor principal de Trump, Jared Kushner, y al enviado para Oriente Medio, Avi Berkowitz, ambos protagonistas de los contactos bilaterales llevados a cabo entre el país norteafricano y el gigante norteamericano que desembocaron en el reconocimiento por parte de EEUU de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental y en la creación de vínculos diplomáticos entre la nación norteafricana y el Estado israelí. 

David T. Fischer, embajador de Estados Unidos en el Reino de Marruecos, de pie ante un mapa de Marruecos autorizado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, en el que se reconoce el territorio del Sáhara Occidental, internacionalmente en disputa (con una firma de Fischer), como parte del reino marroquí, en la capital de Marruecos, Rabat, el 12 de diciembre de 2020
PHOTO/AFP - David T. Fischer, embajador de Estados Unidos en el Reino de Marruecos, de pie ante un mapa de Marruecos autorizado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, en el que se reconoce el territorio del Sáhara Occidental, internacionalmente en disputa (con una firma de Fischer), como parte del reino marroquí, en la capital de Marruecos, Rabat, el 12 de diciembre de 2020

Estados Unidos apoya firmemente el plan de autonomía para el Sáhara Occidental dentro de la soberanía marroquí como la única solución política realista para solventar la cuestión saharaui de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas adoptadas desde 2007. Algo que quedó de manifiesto también en la conferencia virtual internacional organizada esta pasada jornada del viernes por Marruecos y Estados Unidos orientada a apoyar la propuesta de autonomía para la región del Sáhara Occidental dentro del ámbito soberano de Marruecos; en la cual, el ministro de Asuntos Exteriores de la nación alauí, Nasser Bourita, instó a Europa a otorgar un mayor apoyo a Marruecos de cara al asunto saharaui. El único país europeo que tomó parte en la conferencia internacional para apoyar la postura marroquí fue Francia, tradicional aliado de Marruecos en el tema del Sáhara Occidental y que gracias a su asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas logra sistemáticamente bloquear toda resolución contraria o crítica con Rabat.

La conferencia telemática reunió a 40 países, principalmente de África, el mundo árabe, América Central y el Caribe, que expresaron uno tras otro su apoyo a la soberanía marroquí sobre una autonomía del Sáhara, calificada repetidamente como "una opción seria, creíble, realista y duradera", así como "la única solución posible" para el conflicto que enfrenta en las últimas décadas a Marruecos con el Frente Polisario, el cual defendía la celebración de un referéndum por la independencia que ya nadie apoya prácticamente en el ámbito mundial, frente a la propuesta del reino marroquí que es ampliamente defendida en el panorama internacional.