Draghi viaja a Libia para fortalecer sus relaciones con el Gobierno en reconstrucción de Dbeiba

El primer ministro italiano viajó el martes para mostrar su apoyo al nuevo Gobierno que debe estabilizar Libia
Draghi recibe el encargo de formar un Gobierno tecnócrata en Italia

MAHMUD TURKIA/AFP  -   El primer ministro italiano, Mario Draghi, y el primer ministro en funciones de Libia, Abdelhamid Dbeiba

Tras la aprobación por la Cámara de Representantes del nuevo Gobierno de Unidad Nacional, son muchos los países que han decidido desplazarse y mostrar su apoyo al Ejecutivo que tiene la responsabilidad de estabilizar el país. El último en hacerlo ha sido Italia. El primer ministro italiano, Mario Draghi, viajó en la jornada del martes al país libio para apoyar el Gobierno de Abdul Hamid Dbeiba, con quien se reunió nada más aterrizar en Trípoli. 

Las intenciones por parte de Italia son muy claras. Quieren tender la mano a un país que se encuentra en pleno proceso de reconstrucción y que tiene como objetivo fundamental regularizar la situación de su territorio con vistas a las elecciones que tendrán lugar a finales de este mismo año. Al mismo tiempo, desde Roma pretenden mejorar las relaciones entre ambos países con vistas al futuro más próximo. Incluso, han puesto sobre la mesa las primeras propuestas concretas. El primer ministro ha manifestado su intención de ampliar el trabajo de la embajada en la capital libia, así como la reapertura de los vuelos entre los dos países: “Esperamos reabrir el espacio aéreo entre Libia e Italia, activar el acuerdo aduanero y abordar todas las cuestiones pendientes con respecto a las inversiones libias en Italia. 

MAHMUD TURKIA / AFP-El primer ministro italiano, Mario Draghi, con su homólogo interino en Trípoli, Abdul Hamid al Dbaiba
MAHMUD TURKIA / AFP-El primer ministro italiano, Mario Draghi, con su homólogo interino en Trípoli, Abdul Hamid al Dbaiba

No quiso dejar de lado uno de los temas más polémicos que existen en cuanto a las fronteras italianas y libias. La lucha contra la inmigración ilegal ha sido otros de los asuntos a los que el primer ministro Draghi ha hecho referencia y del que espera, ambos países se ayuden para combatirla, ya que, dice “la seguridad es un requisito esencial para la cooperación futura”. Algo que Dbeiba también quiso recalcar: “Sufrimos de un desafío común, que es la inmigración ilegal, que es un problema europeo, libio e internacional”. Cabe recordar que la Ruta del Mediterráneo Central, desde las costas de Túnez y Libia, hasta las de Malta e Italia, es considerada una de las más peligrosas de todo el mundo, y cuenta con una de las tasas de mortalidad más altas que existen en este tipo de migraciones. 

Mario Draghi quiso expresar su preocupación acerca del mantenimiento del alto el fuego, como se había acordado. No obstante, dijo que la seguridad no podrá estar garantizada hasta que los miles de mercenarios procedentes de países como Turquía y Rusia abandonen el país. Precisamente en relación con el aspecto de la seguridad, ya se han dado los primeros contactos en esta materia para llevar a cabo un plan de colaboración entre Italia y Libia para la construcción – y también reconstrucción, con la que tienen bastante trabajo – de “infraestructuras civiles, energía y salud”, que ayuden al Estado libio a superar tantos años de enfrentamientos. 

El primer ministro italiano, Mario Draghi, con su homólogo interino en Trípoli, Abdul Hamid al Dbaibah  MAHMUD TURKIA / AFP
MAHMUD TURKIA / AFP-El primer ministro italiano, Mario Draghi, con su homólogo interino en Trípoli, Abdul Hamid al Dbaiba

El encuentro que tenía algo más de controversia a su alrededor era el que reunió a Abdul Hamid Dbeiba con su homónimo griego, Kyriakos Mitsotakis. Una de las tareas marcadas en rojo en la agenda de ambos líderes, la creación de una comisión conjunta que pueda arrojar algo de luz y aportar una solución cuanto antes a la disputa que mantienen ambos países entorno a la distribución de las aguas territoriales y la delimitación de las fronteras marítimas. Según el primer ministro de Libia, “estamos listos para formar comités conjuntos con Grecia en los que se discutan las fronteras marítimas”, aseguró durante un comunicado a prensa en el que no se permitieron preguntas. 

Por otra parte, existen aún ciertas tensiones entre los dos países. Entre otras cosas, el hecho de que Grecia expulsase de la embajada libia en Atenas al que ahora es el líder del Consejo Presidencial de Libia, Mohamad al-Menfi, no parece que se haya olvidado rápidamente en Trípoli. Eso sí, el primer paso para el reencuentro de griegos y libios será la reapertura de la embajada de Grecia en territorio de Libia. Aunque, lo más importante será el apoyo que aseguran desde Atenas, van a brindar a los de Dbeiba para reconstruir su país: “Grecia apoyará a Libia para lograr la estabilidad y para que se celebren las elecciones legislativas sin injerencias”. Unos comicios que mantiene ilusionada a la población libia y que se llevarán a cabo el 24 de diciembre de este 2021.