Dubái crea un comité para hacer frente al hundimiento del precio de la vivienda

El valor de los inmuebles ha caído en el país un 25% desde 2014
Vista urbana de Dubái.

AFP/ KARIM MOHSEM SAHIB and KARIM SAHIB  -   Dubái, una ciudad definida por sus brillantes torres e islas artificiales, se encuentra atrapada en una recesión inmobiliaria de cinco años sin fin a la vista.

Demasiado ladrillo para tan poco comprador. El precio de la vivienda en Dubái ha caído hasta un 25% desde el año 2014, cuando alcanzó su máximo valor. Para poner freno a este hundimiento, el vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, Sheikh Mohammed bin Rashid al Maktoum, anunció el pasado 1 de septiembre la creación de un Alto Comité de Planificación Inmobiliaria, según una reciente publicación de Business Oxford Group. Los objetivos de este nuevo organismo serán reducir el exceso de oferta en el mercado y desarrollar una estrategia para el desarrollo inmobiliario del emirato a 10 años vista para equilibrar oferta y la demanda. 

El ejecutivo del emirato pretende con este plan evitar la duplicación de proyectos y garantizar que las empresas inmobiliarias semi-gubernamentales no compitan con el sector privado, según un mensaje publicado en Twitter publicado por el propio vicepresidente emiratí. El nuevo comisionado también tendrá competencias en materia de financiación. Para estimular la demanda, muchas instituciones financieras y promotores están ofreciendo diferentes planes de pagos. El Banco Islámico de Dubái es uno de ellos, oferta para sus clientes préstamos con cuotas y tipos de interés bajos. Este tipo de financiación no es habitual en el sistema bancario de este emirato. 

Actualmente, solo las instituciones emiratíes tienen permitido prestar dinero. Algunos funcionarios de industria del país han propuesto que permitir el acceso de prestamistas internacionales para que el mercado gane competitividad, según expone la publicación Business Oxford Group. 

Los inversores extranjeros que se hacen con vivienda en el emirato han crecido mucho en los últimos años. Los chinos son los que se han hecho con más propiedades en Dubái, atraídos por la alta rentabilidad del mercado inmobiliario y las inversiones libres de impuestos. El incremento de la capacidad adquisitiva de los ciudadanos chinos de clase media explica que se hayan hecho con un gran número de propiedades.

Las inversiones procedentes de China han alcanzado los 428 millones de euros en los primeros tres meses del año, según el Departamento de Urbanismo de Dubái. Otro factor que explica las grandes inversiones chinas es la colaboración entre los Emiratos Árabes Unidos y China como resultado de la iniciativa comercial de la Ruta de la Seda del país asiático.