Ecuador llama a consultas a Argentina tras las declaraciones realizadas por Alberto Fernández

Lenín Moreno pide realizar un análisis “exhaustivo” de las relaciones entre ambos países
Atalayar_Lenin Moreno

AP/FERNANDO VERGARA  -   El presidente ecuatoriano Lenín Moreno habla durante las negociaciones con los manifestantes antigubernamentales en Quito, Ecuador

Ecuador llama a consultas al embajador argentino, Juan José Vásconez para realizar un análisis “exhaustivo” de las relaciones entre ambos países. Tras las declaraciones que el país latinoamericano calificó de “intervenciones en los asuntos internos de otro Estado” verbalizadas por el presidente argentino, Alberto Fernández, sobre Lenín Moreno.

Según el comunicado de prensa, la Cancillería de Ecuador busca “impartirle las instrucciones correspondientes” al diplomático. Unas horas antes, el Gobierno ecuatoriano presentó una protesta ante argentina en la cual rechazó “enfáticamente las expresiones utilizadas por el presidente Alberto Fernández” las cuales considera una “inaceptable intervención en los asuntos internos de otro Estado”, apuntaba el comunicado.

La cita ha sido programada tras las declaraciones de Fernández, que ha señalado que a pesar de las diferencias con la vicepresidente Cristina Fernández, no rompería con ella porque “no es Lenín Moreno. Los que imaginaron eso no me conocen”.  El mandatario de Argentina puntualizó en la cadena televisiva C5N que “yo puedo tener diferencias con Cristina. Yo las tengo, tenemos miradas diferentes en algunas cosas, pero acá llegué con Cristina y de acá me voy sin Cristina”. “Llegué con Máximo Kirchner, Sergio Messa y muchos otros más y yo no voy a romper con esa unidad” agregó.

Estas declaraciones hacen referencia a que Moreno mantiene un conflicto con su ex aliado Rafael Correa. Éste gobernó entre 2007 y 2017 y mantuvo relaciones cercanas a Kirchner, que presidió entre 2007 y 2015. Correa aupó a Moreno al cargo, sin embargo poco tiempo después se distanció de él. Además, la Administración tomó un camino al que Correa lo calificó como “traición”.

Atalayar_Alberto Fernández Argentina
AFP/PRESIDENCIA ARGENTINA / ESTEBAN COLLAZO - El presidente Alberto Fernández, en la residencia presidencial de Olivos, Buenos Aires, Argentina

El ministerio de Exteriores ecuatorianos ha condenado las palabras de Fernández y ha asegurado que “no acepta que se realicen comparaciones insultantes con el presidente”. Y no es la primera vez que el mandatorio argentino realiza declaraciones políticas que generan la condena de gobiernos regionales.

En mayo de 2020, Jeanine Añez, el aquel entonces líder del Gobierno interino de Bolivia cuestionó las actitudes de Fernández tras unas declaraciones en una reunión en línea de políticos del Grupo de Puebla.

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, escribió en Twitter que “el presidente Fernández insiste en actitudes injerencistas, llamando a grupos afines a desestabilizar gobiernos vecinos legítimos”. Agregó la ministra que “Bolivia rechaza esta conducta contraria al derecho internacional, que se suma a la protección de los actos sediciosos de Evo Morales en Argentina”.

La ministra boliviana denunció que Fernández pidiera que Bolivia, Ecuador y Colombia se unieran a la oposición para derrotar a la derecha conservadora. Meses antes, después de que Fernández se pronunciara respecto a las protestas que se estaban llevando a cabo en Chile, el gobierno chileno pidió a Buenos Aires que no hiciese tales declaraciones.

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra