EEUU pone fin a las exenciones para la compra de petróleo de Irán

 -  

EFE/Atalayar

Pie de foto: El secretario de Estado Mike Pompeo durante una conferencia de prensa el lunes 22 de abril de 2019 en el Departamento de Estado en Washington. AFP/ ANDREW CABALLERO-REYNOLDS

El Gobierno estadounidense ha anunciado este lunes el fin de las exenciones para la compra de petróleo iraní con el objetivo de reducir "a cero" las exportaciones de Teherán, y ha asegurado que coordinará el "suministro global" con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. "El presidente Donald J. Trump ha decidido no renovar las Excepciones de Reducción Significativa (SRE, por sus siglas en inglés) cuando expiren a principios de mayo. Esta decisión busca llevar las exportaciones de petróleo iraní a cero, denegando al régimen su principal fuente de ingresos", ha indicado la Casa Blanca en un comunicado.

Por su lado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, recalcó que con esta decisión el gobierno del presidente Trump “está acelerando la campaña de presión de un modo calibrado que conjugue nuestras metas de seguridad nacional mientras mantenemos bien abastecidos a los mercados globales de petróleo”. “No habrá más exenciones más allá del 2 de mayo. Punto”, subrayó Pompeo en rueda de prensa desde el Departamento de Estado.

Entre los ocho países a los que Washington había dado una exención de 180 días que culminaba el próximo 2 de mayo, se encuentran algunos de los mayores compradores de crudo iraní: China, Turquía e India. También se verán afectados Japón, Corea del Sur, Taiwán, Italia y Grecia. Asimismo, EEUU había aprobado, en marzo de este año, una exención de 90 días a Irak para satisfacer las necesidades de energía de los consumidores. Cabe señalar que Irak mantiene una deuda por importación de petróleo desde Irán de un valor aproximado de 1.000 millones de dólares.

Este anuncio también coincide con la cumbre bilateral celebrada este lunes entre el presidente iraní, Hassan Rouhani, y el primer ministro de Pakistán, Imran Khan. En el encuentro, Rouhani ha asegurado que “Irán está listo para satisfacer las demandas de petróleo y gas paquistaníes […] estamos listos para aumentar en diez veces las exportaciones [de electricidad] a Pakistán”. Del mismo modo, se ha planteado la construcción de un gaseoducto que conecte ambas naciones. Cabe recordar que, a finales de marzo, las autoridades paquistaníes descubrieron una reserva masiva de petróleo – con una extensión aún por determinar – ubicada a 230 kilómetros de la costa de Karachi y cerca de la frontera con Irán.

Como consecuencia del endurecimiento de las sanciones tras el retiro de EEUU del acuerdo nuclear en mayo de 2018, las exportaciones petroleras de Irán han caído a cerca de unos 800.000 barriles diarios (de los 2,5 millones anteriores) y la moneda nacional, el rial, se ha devaluado fuertemente. Además, este lunes, con el anuncio de la Casa Blanca, el precio del barril del petróleo ha alcanzado los 74 dólares, la cifra más alta registrada desde el noviembre pasado, cuando el presidente Donald Trump anunció la reimposición de sanciones a Irán.

Las reacciones en la esfera internacional tampoco se han hecho esperar. Arabia Saudí, principal exportador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha anunciado que está dispuesto a compensar cualquier posible pérdida de suministro de crudo, con un aumento más que probable de la producción y, por ende, de la oferta de petróleo saudí en el mercado, con un doble objetivo: asegurar el suministro adecuado a los consumidores y estabilizar el comercio global del crudo.