EEUU se retira definitivamente del norte de Siria

Donald Trump ordena la salida del millar de soldados que quedaban en las regiones septentrionales sirias en pleno recrudecimiento del conflicto
El presidente estadounidense Donald Trump

AFP/BRENDAN SMIALOWSKI  -   El presidente estadounidense Donald Trump

EEUU se retira definitivamente del norte de Siria. Así lo ha confirmado este domingo el jefe del Pentágono, Mark Esper, en una entrevista televisiva en el programa Face the Nation de la cadena CBS. 

"Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria", dijo Esper en una entrevista en el programa dominical "Face the Nation" de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump ordenó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en el norte de Siria, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque "más al sur de los planeado originalmente y al oeste", según Esper.

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Daesh "está buscando cerrar un acuerdo" con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque el norte.

 

Mark Esper, secretario de Defensa de Estados Unidos
AP/MANUEL BALCE CENETA - Mark Esper, secretario de Defensa de EEUU


El anuncio de esta retirada completa del norte del país llega dos días después de que Esper prometiera en una rueda de prensa que EEUU no "abandonaría" sus socios en la campaña contra el Daesh.

Este mismo domingo las autoridades kurdas afirmaron que 785 extranjeros vinculados al EI han huido tras un ataque al campo de detención de Ain Issa, controlado por las FSD en el noreste del país.

Las autoridades kurdas han afirmado que han tenido que reducir los efectivos de que disponen para vigilar a los 12.000 yihadistas y alrededor de 70.000 familiares de miembros del EI que afirman tener detenidos en cárceles y centros de detención, para poder defenderse de los turcos.

En la citada entrevista, el secretario de Defensa estadounidense aseguró también que algunas de las acciones de las fuerzas turcas en su incursión en el norte de Siria, iniciada cuando Washington ordenó la retirada de sus tropas en esa zona, "parecen ser" crímenes de guerra.

"Es una situación muy terrible allá, una situación causada por los turcos. A pesar de nuestra oposición, decidieron hacer esta incursión ”, defendió el jefe del Pentágono.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, consideró este domingo que la decisión de retirar las tropas de su país en la zona de conflicto fue "muy inteligente".

"Muy inteligente no participar en los intensos combates a lo largo de la frontera turca. Aquellos que nos metieron por error en las guerras de Oriente Medio todavía están presionando para luchar. No tienen idea de la mala decisión que tomaron. ¿Por qué no piden una declaración de guerra?", señaló el mandatario en su cuenta de Twitter.

En este sentido, Esper defendió que el Ejecutivo estadounidense está haciendo "lo que es en interés de los miembros del servicio (militar) para no ponerlos en peligro".

Además, Washington elevó este domingo la presión diplomática contra Turquía por su incursión en la frontera siria, de la que denunció posibles crímenes de guerra contra los kurdos, y su presidente, Donald Trump, advirtió que impondrá "poderosas sanciones" como respuesta, mientras ordenó la retirada total de sus tropas del norte de Siria.

"Estoy negociando con (el senador republicano) Lindsey Graham y muchos miembros del Congreso, incluyendo demócratas, sobre la imposición de poderosas sanciones a Turquía. El Tesoro está listo. (...) Hay un gran consenso sobre esto", advirtió Trump en su cuenta de Twitter.