Egipto apoya la iniciativa de Sudán de crear un comité internacional para mediar en las negociaciones sobre la presa del Nilo

Las relaciones entre los tres países involucrados se han vuelto cada vez más tensas, sobre todo, tras la primera etapa de llenado de la presa sin consentimiento previo
Atalayar_Sameh Shoukry, ministro de Asuntos Exteriores egipcio

PHOTO/ Ministerio De Asuntos Exteriores via EUROPA PRESS  -   Sameh Shoukry, ministro de Asuntos Exteriores egipcio

La Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD) ha estado marcada por las fricciones entre los tres grandes países africanos a los que afecta dicho proyecto: Sudán, Etiopía y Egipto. Desde que la Gran Presa fuese oficialmente inaugurada en 2011 por el entonces primer ministro etíope, Meles Zenawi, los tres países africanos han sido incapaces de llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes.

El principal punto de disputa es el impacto que puede provocar esta construcción, en el caudal del río Nilo, del que dependen tanto Egipto como Sudán. La Presa del Renacimiento tiene como objetivo almacenar 63.000 millones de metros cúbicos de agua y crear una planta hidroeléctrica que produzca hasta 6.000 MW. 

Para Etiopía este proyecto, es un orgullo nacional, ya que supone la culminación de un ambicioso proceso de modernización de su economía, principalmente agrícola, hacia una economía más industrializada centrada en la explotación y exportación de energía hidráulica. Sin embargo, para Sudán y sobre todo Egipto, supone una amenaza, ya que este último depende del Nilo para cerca del 96% de su consumo hídrico, y teme que la presa reduzca drásticamente su caudal. 

Atalayar_Gran Presa del Renacimiento Etiope
AFP PHOTO / ADWA PICTURES - Vista aérea de la presa del Gran Renacimiento Etíope en el río Nilo Azul en Guba, al noroeste de Etiopía

Las relaciones entre los tres países involucrados se han vuelto cada vez más tensas, sobre todo, tras la primera etapa de llenado de la presa sin consentimiento previo, el pasado verano. Egipto ha acusado en múltiples ocasiones al país etíope de bloquear las negociaciones, e imposibilitar la llegada a un acuerdo. 

En un nuevo intento por reavivar las negociaciones, el ministerio de Asuntos Exteriores egipcio ha anunciado que El Cairo acoge y apoya la propuesta sudanesa de formar un comité internacional para mediar durante el proceso de negociación sobre la Gran Presa del Renacimiento Etíope. Por lo tanto, estas reuniones estarían conformadas por los tres países involucrados, además del presidente de la Unión Africana (UA), el congoleño Félix Tshisekedi, y representantes de Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas.

Atalayar_Félix Tshisekedi, presidente de la Unión Africana (UA)
PHOTO/REUTERS - Félix Tshisekedi, presidente de la Unión Africana (UA)

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shoukry, durante una conferencia de prensa conjunta con su homóloga sudanesa, Maryam Al-Sadiq, expresó su esperanza de que la medida impulsara las negociaciones y ayudara a El Cairo, Jartum y Addis Abeba a llegar a un acuerdo lo antes posible sobre el llenado etíope del lago del GERD.

El portavoz egipcio, Ahmed Hafez señaló que durante la reunión, Shoukry expresó su aprecio por los esfuerzos de la República Democrática del Congo durante su presidencia de la UA, y que espera que Kinsasa pueda desempeñar un papel clave que ayude a alcanzar un acuerdo jurídicamente vinculante sobre las normas de llenado y funcionamiento del GERD, teniendo en cuenta los intereses de los tres países.

Asimismo, Mohammed Abdel Atty, ministro egipcio de Recursos Hídricos e Irrigación, afirmó el compromiso de Egipto de salvaguardar sus derechos sobre el agua, e insistió en que un acuerdo jurídicamente vinculante entre las tres partes era la única forma aceptable de poner fin al conflicto.