Egipto es un regalo del Nilo

La nación egipcia es determinante en el norte de África y ha pasado por diversas etapas políticas
egipto-el-cairo-bandera

 -  

 “Tira al afortunado al Nilo y saldrá con un pez en la boca”, proverbio egipcio

El mundo nilótico está dominado por Egipto. Ello, por su situación geográfica, su historia, siendo el peso de su población (104,258,327 en 2021) un elemento central de su fuerza regional. Los desafíos sociales, económicos y políticos a los que debe enfrentarse son importantes, pero todavía manejables en comparación con las terribles dificultades a las que se enfrentan sus vecinos Sudán y Sudán del Sur. Sin embargo, Egipto puede intensificar el conflicto con sus vecinos en el tema de la cobertura del agua del Nilo1 , y otros países pueden ver los derechos del agua como algo conflictivo. 

Introducción

Es probable que el Gobierno egipcio mantenga fuertes relaciones con Israel para contener las insurgencias en la península del Sinaí. El acoplamiento económico con Israel, al tiempo que complementa a los Estados del Golfo, también significa que la guerra con Israel es muy poco probable a medio y largo plazo. Al igual que la mayoría de los mercados emergentes, la pandemia de la COVID-19 ha supuesto una enorme conmoción para la economía egipcia. Las consecuencias se dejaron sentir de inmediato a través de una repentina paralización del turismo2 , que al inicio de la crisis representaba alrededor del 12% del PIB, el 10% del empleo y el 4% del PIB en ingresos de divisas. Las medidas de precaución para contener la propagación del virus, incluidos los cierres parciales y las restricciones de capacidad en los espacios públicos, provocaron un descenso temporal de la actividad, mientras que el presupuesto del Gobierno se vio afectado por la desaceleración económica con la baja de la recaudación fiscal.

 egipto-potencia-regional

Indicadores políticos, económicos y sociales 2021

Presidente de la República de Egipto: Abdel-Fattah al-Sisi

Primer ministro: Mostafá Kamal Madbuli

Capital: Cairo

Independencia: 1922 del Gobierno británico

Naturaleza del régimen: República con 27 gobernaciones basada sobre la Constitución adoptada por referéndum en enero de 2014 y modificada en 2019. Régimen presidencial 

Población: 104,258,327 hab.

Organizaciones internacionales: ONU, UA, FMI, OCI, OMC, COMESA, Unesco, Liga Árabe, CEN-SAD

Próximas elecciones presidenciales: 2022

Próximas elecciones legislativas. 2025

Poder Ejecutivo: El presidente es el jefe de Estado y comandante supremo de las Fuerzas Armadas. Es elegido para un mandato de seis años. El presidente es el jefe del Ejecutivo y nombra al primer ministro, que debe ser aprobado por un voto de confianza del Parlamento. El presidente también nombra al jefe del Consejo de Ministros. Puede disolver la Asamblea y gobernar por decreto.

egipto-potencia-regional

En febrero de 2019, el Parlamento votó a favor de eliminar el límite de dos mandatos para el presidente, cuyo mandato se amplió de cuatro a seis años.

Contexto político y de seguridad en Egipto

10 años después de la revolución de 2011 - y tras el breve paréntesis de la elección democrática del presidente Mohamed Morsi entre julio de 2012 y julio de 2013 - Egipto es dirigido por el presidente Al-Sisi, que puede permanecer en el poder hasta 2030. La situación política y de seguridad en Egipto está marcada por la persistencia del activismo yihadista, especialmente en el Sinaí. Pero no hay ataques terroristas a gran escala que se hayan producido desde 2019. Egipto solicitó ayuda financiera al FMI y al Banco Mundial en 2016 para financiar el presupuesto del Gobierno y aplicar un conjunto paralelo de reformas para reforzar la gestión de la deuda pública . El crecimiento de la población fue, junto con el terrorismo entre las dos principales amenazas a la seguridad nacional identificadas por el presidente Al-Sisi en la 4ª Conferencia Nacional de la Juventud en Alejandría el 24 de julio de 2017.

Egipto recibe ayuda militar y financiera de Estados Unidos y la UE por su papel fundamental en la estabilidad regional. El país depende en gran medida del apoyo político y financiero de las petro-monarquías del Golfo (Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí). Por otro lado, la inestabilidad política en Libia representa un factor de riesgo cercano para el régimen egipcio, que ha optado por apoyar al mariscal Haftar. Esta elección ha tensado las relaciones con Turquía, con la que también existen tensiones en torno a explotación de gas en el Mediterráneo oriental. Finalmente, otro factor de tensión es la relación con Etiopía sobre la gestión de las aguas del Nilo.

egipto-potencia-regional

Tras recuperarse de la crisis política interna y el levantamiento revolucionario de 2011, la economía egipcia se ha ralentizado recientemente debido a la pandemia del COVID-19. Según las estimaciones del FMI, el crecimiento del PIB cayó del 5,6% en 2019 al 3,6% en 2020. A pesar de esta desaceleración, Egipto fue uno de los pocos países que registró una tasa de crecimiento positiva en 2020. Según las previsiones de abril de 2021 del FMI, se espera que el crecimiento del PIB siga cayendo hasta el 2,5% en 2021 y vuelva al 5,7% en 2022, siempre que se produzca una recuperación económica mundial tras la pandemia.  

Egipto es muy estable políticamente, debido al firme control que el presidente Abdel Fattah al-Sisi tiene en el poder. Casi no hay contestación fuera del espacio institucional por parte de la izquierda y los islamistas, debido a los duros castigos que se aplican a cualquiera que desafíe al Gobierno. La situación política es estable, y no hay alternativa viable al actual régimen, con fuerte preponderancia del estamento militar. De vez en cuando, una sentencia injusta dictada contra un activista o un periodista da lugar a que aparezca algún titular en la prensa internacional, pero en líneas generales las relaciones exteriores de Egipto siguen siendo buenas y geopolíticamente estratégicas (en gran medida porque es un buen cliente para los gobiernos occidentales que le venden armas y por la seguridad regional que representa).

egipto-potencia-regional

¿Egipto potencia regional?

Desde hace varios años, el Rais lleva a cabo una estrategia destinada a restaurar el rango diplomático de El Cairo, que desde las primaveras árabes y a causa de sus propias convulsiones internas ha visto reducido su peso regional en beneficio de otras potencias. Abdel Fattah al-Sisi quiere colocar a Egipto en el tablero internacional regional reforzando sus relaciones con Arabia Saudí y evitar posibles tensiones con la nueva administración americana.

egipto-potencia-regional

El Cairo no excluye intervenir en Libia y está a la búsqueda de aliados para contrarrestar el proyecto de la presa etíope en las fuentes del Nilo. Para el Gobierno, se trata de volver a situarse en el centro del tablero regional y reafirmar su condición de potencia, dañada por las consecuencias de la revolución de 2011. Aunque no lamenta públicamente la caída del expresidente Hosni Mubarak, Al-Sisi recuerda regularmente que la confusión que siguió, con la elección en 2012 del candidato islamista Mohamed Morsi a la Presidencia -depuesto por el Ejército un año después-, ha interrumpido una dinámica prometedora tanto a nivel económico como geopolítico.  Es cierto que seis meses antes de la revolución, el Banco Mundial, ignorando deliberadamente los conflictos sociales recurrentes en las empresas del delta del Nilo y el alto nivel de desigualdades, consideraba que Egipto estaba entre los "mejores reformistas del mundo" gracias a un plan de modernización de inspiración liberal. En el ámbito diplomático, el país se sintió orgulloso de que Barack Obama lo eligiera para pronunciar su discurso "El Nuevo Comienzo", que debía refundar las relaciones entre Estados Unidos y todo el mundo musulmán, en la Universidad de El Cairo el 4 de junio de 2009, menos de seis meses después de su llegada a la Casa  Blanca.

En el plano interno, esta búsqueda de grandeza pasa, entre otras cosas, por el lanzamiento del "Mapa del Futuro", que prevé varios proyectos de infraestructuras, entre ellos el de una nueva ciudad al este de El Cairo, y diez aeropuertos, proyectos faraónicos de los que, de paso, se benefician las empresas dependientes del Ejército. En el plano internacional, las instrucciones dadas a la diplomacia son claras: se trata de no ir a la zaga de los países de la región, ya sean las monarquías del Golfo, Turquía, Irán o incluso Israel. En El Cairo no se olvida que Joseph Biden fue el vicepresidente de una administración que apoyó la dimisión forzada de Mubarak y suspendió temporalmente la ayuda financiera en otoño de 2013 tras el golpe de Estado contra el presidente Morsi. En 2016, la prensa de El Cairo aplaudió la elección de Trump, y los círculos intelectuales transmitieron ampliamente la tesis no oficial de que la "primavera árabe" fue una manipulación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del Partido Demócrata para instalar a los islamistas en el poder. No obstante, Al-Sisi puede contar con el apoyo del presidente francés Emmanuel Macron, que le concedió discretamente la Gran Cruz de la Legión de Honor durante su visita a París en diciembre del año pasado. Para Egipto, Francia es un proveedor de material militar muy complaciente, el propio Emmanuel Macron se negó a condicionar la asociación entre ambos países al respeto de los derechos humanos.

egipto-potencia-regional

Pero sin lugar a dudas, la máxima prioridad es la amenaza existencial que supone el proyecto de la mega presa del renacimiento en la región de Benishangul-Gumuz sobre el Nilo azul, en Etiopía. El Cairo teme que, si la presa de 145 metros de altura y 74.000 millones de metros cúbicos de capacidad se llena demasiado rápido, su agricultura morirá.  Como "regalo del Nilo", Egipto depende de este río para el 98% de sus necesidades de agua. Etiopía pretende utilizar la Presa del Renacimiento para electrificar todo el país. En la década de los 90, Mubarak amenazó con utilizar sus aviones militares si no se llegaba a un acuerdo antes de comenzar las obras. Veinte años después, las negociaciones se estancan: Etiopía quiere llenar la presa en siete años; Egipto exige que se haga en 21 años, con un derecho de control sobre la explotación de la infraestructura. Sin embargo, sin esperar a un acuerdo, Addis Abeba ya ha comenzado a llenar la presa. Francia y China, que participan en el proyecto, se oponen firmemente a una opción militar, mientras abogan por un acuerdo diplomático que garantice los intereses de El Cairo7.  

Recursos energéticos de Egipto

Egipto podría convertirse en un Hub de gas en el Mediterráneo, las reservas de hidrocarburos del país son limitadas. Pero el descubrimiento del yacimiento de Zohr en el Mediterráneo en 2015 permitió a Egipto poder llegar a ser autosuficiente en gas en 2018 y exportador neto de gas en 2019. El país quiere aprovechar su posición geográfica para convertirse en una plataforma de comercio del gas. Su proximidad a los países europeos consumidores europeos de GNL, como Italia y España, su acceso a los mercados asiáticos a través del Canal de Suez, y su infraestructura de transporte existente podría permitirle comercializar la explotación de los yacimientos de gas descubiertos frente a Israel y Chipre. Estos países no disponen de una demanda interna suficientemente alta, ni de la infraestructura de transporte de gas preexistente para explotar estos recursos por su cuenta. Sin embargo, la posición de Egipto como como exportador no está asegurada. En ausencia de nuevos e importantes descubrimientos y la puesta en marcha de nuevos yacimientos, es posible que después de 2023 Egipto se convierta en un importador neto de gas natural.

 egipto-potencia-regional

- Egipto es un importador neto de productos petrolíferos.

- Un aumento de los precios del petróleo incrementaría el déficit comercial y aumentaría el coste de las subvenciones gubernamentales a la población para mantener acceso a la energía a precios bajos. 

-Los ingresos por exportación de gas del país son volátiles: El estatus de Egipto como exportador de gas no está asegurado a largo plazo. Como señalé, en ausencia de nuevos descubrimientos significativos y de la puesta en marcha de nuevos yacimientos, es posible que después de 2023 Egipto volver a ser un importador neto de gas natural.

 gas-natural-egipto

Finalmente, cuál sería la estrategia energética del país:

•    Reducir la importación de petróleo y mantener la condición de exportador neto de gas del país después de 2023.Para ello se han abierto varias licitaciones y hay otras en preparación para atraer a las principales compañías petroleras internacionales y apoyar la exploración y producción de nuevos yacimientos.

•    Egipto firmó un acuerdo con la empresa estatal rusa Rosatom para construir su primera central nuclear en El Dabaa, en el norte del país. Está previsto que la planta entre en funcionamiento en 2026.Rosatom suministrará el combustible nuclear durante los 60 años de vida útil de la instalación.

•    Convertir a Egipto en un exportador regional de electricidad

Objetivo: generar ingresos por exportación. La capacidad de generación de electricidad de Egipto supera actualmente las necesidades del país. Se están desarrollando varios proyectos de interconexión, entre ellos el proyecto de interconexión euroafricana que une Grecia, Chipre y Egipto mediante un cable submarino de 2.000 MW.

 “Los últimos faraones”, período republicano (1953-actualidad)

Estos últimos 68 años explican la trayectoria de Egipto a través de la actuación de sus líderes; he aquí un resumen del perfil y del entorno político militar y económico de los mismos. egipto-potencia-regional


Gamal Abdel Nasser

Si abrimos un manual escolar de Historia en donde se trata la segunda mitad del siglo XX seguramente nos encontremos con una foto de Nasser, que es como decir que Nasser fue una figura de su tiempo. Es cierto que ha dado la vuelta a la historia de su país organizando el golpe de Estado el 23 de julio de 1952 suprimiendo la monarquía8.  Habría que reconocer a Nasser el lugar que ocupa en la historia de la 2ª mitad del siglo XX. Nasser es el espejo del pueblo egipcio con el que compartió una extraordinaria comunión, pero fue más que eso, su figura representa las aspiraciones de los pueblos que salen de un periodo colonial. Su entrada en escena vino precedida de confrontaciones entre las tropas británicas y la población egipcia. Londres no estaba dispuesto a abandonar Egipto en ninguna circunstancia y menos aun tratándose de Winston Churchill nuevamente elegido primer ministro a sus 77 años después de haber sido derrotado en las urnas en 1945. El tratado de 1936 que permitía a mantener las tropas británicas en la zona del canal de Suez fue abolido unilateralmente en 1951 por el Parlamento egipcio ello no impidió que los ingleses siguiesen en el país y no estaban dispuestos a abandonar su presencia en el mismo. Entre octubre de 1951 y enero de 1952, hubo enfrentamientos regulares en la zona del Canal de Suez, en los que Nasser participó en mayor o menor medida. El primer reto para el nuevo Gobierno en 1952 fue, por tanto, resolver la cuestión de la base militar británica a orillas del Canal de Suez consiguiendo que las fuerzas allí estacionadas abandonaran Egipto. Incluso era imprescindible, si quería adquirir cierta legitimidad, conseguir un resultado donde la monarquía había fracasado.

egipto-potencia-regional

En esta época, los Oficiales Libres9  se beneficiaron de la benévola atención de la nueva administración americana que había llegado al poder a principios de 1953. En 1954 se llegó a un acuerdo que preveía la evacuación de las tropas británicas en un plazo de veinte meses. El 13 de junio de 1956, el último soldado británico abandonó Egipto; habían pasado 74 años desde el bombardeo de Alejandría y el desembarco de las tropas del general Wolseley. En las calles de El Cairo, las pancartas invitan al transeúnte a "levantar la cabeza porque los días de humillación han terminado". El 26 de julio de 1956, ante una enfervorizada masa que lo escuchaba en plena conmemoración del cuarto aniversario de la expulsión del rey Faruk, Nasser proclamó la nacionalización del Canal de Suez y reclamó para Egipto los beneficios que éste reportaba: la Compañía del Canal, dirigida por franceses y británicos, perdían de este modo, todo derecho sobre el usufructo del Canal de Suez. Luego vino la crisis de Suez y la guerra del Sinaí…

Británicos y franceses seguían con su ofensiva, y tomaron Port Said y Port Fuad, avanzando así sobre el Canal de Suez. Sin embargo, y justo cuando estaban a punto de conseguir la victoria definitiva en el Canal, Eisenhower, conocedor de su victoria en las urnas norteamericanas, y ante la posible participación de los soviéticos en la contienda, decidió también intervenir directamente. Su mensaje al Gobierno británico y al francés fue velado, pero claro y directo. Por su parte, Nasser adquirió fama mundial. Fue tratado en su país casi como un mártir y además había conseguido salirse con la suya y que el Canal de Suez permaneciera en manos de Egipto. Nueve años después de la muerte de Nasser, su sucesor Anuar el Sadat firmó un tratado de paz con Israel, el primero de un país árabe con el Estado hebreo. El presidente Abdel Fatah al-Sisi, quien señaló a Nasser como un "patriota", declaró en una entrevista, en 2018, que Egipto no podía continuar en guerra con Israel para siempre. 

egipto-potencia-regional

Anwar el Sadat

En la memoria común, sigue siendo el hombre de la paz. Fue el primer jefe de Estado árabe que visitó Israel y el firmante de los famosos acuerdos de Camp David en 1978, después de treinta años de conflicto y cuatro guerras (1948, 1956, 1967, 1973) en las que se enfrentaron el Tsahal  y las tropas de sus vecinos árabes, incluidos los egipcios. Un personaje con muchas facetas. Halcón convertido en paloma, héroe y luego traidor para muchos árabes, pacifista internacional, dictador en su propio país... Una de las personalidades más destacadas del siglo XX, cuya vida no careció de grandeza ni de ambigüedad. Nasser murió de un ataque al corazón en 1970. Anwar Sadat le sucedió como presidente de la República, a falta de un candidato mejor. Todos los observadores le veían como un hombre de transición. Como suele ocurrir, los observadores se equivocaron. Contra todo pronóstico, el hombre del aparato estatal se convirtió primero en un señor de la guerra. En octubre de 1973, de acuerdo con su aliado en Damasco, aprovechó que la mayoría de los soldados israelíes, de permiso, estaban celebrando el Kippur con sus familias para atacar al Estado judío desde el oeste, mientras el Ejército sirio lanzaba el asalto desde el norte. Tras ver su final, Israel se recompone y lanza una contraofensiva que parece un milagro. La guerra se detuvo con bastante rapidez, sólo porque las dos grandes potencias, la URSS y Estados Unidos, que no estaban dispuestas a terminar en un conflicto mundial a causa de una conflagración en Oriente Medio, dictaron el fin. El hecho es que para los árabes esta guerra de Yom Kippur es una victoria que lava la vergüenza de 1967 y, gracias a ella, Sadat “el farol” se convierte en Sadat “el héroe”. Ahora sí colocado en un pedestal ideal para asumir un nuevo gran papel que nadie esperaba. En 1977, frente a un Parlamento egipcio estupefacto, y ante el asombro del mundo entero, el hombre que, cuatro años antes, lanzó sus tanques en dirección al Sinaí anunció que estaba listo para ir a Israel a discutir la paz. Israel firma su primer tratado de paz con un vecino árabe en 1979. Egipto, a cambio, recupera el desierto del Sinaí, con sus preciados depósitos, incluidos el hierro y el petróleo. También se embolsa, detalle importante, una importante ayuda estadounidense anual (que aún dura) para armar y equipar a su poderoso Ejército. Para todos los occidentales, Sadat se merecía este Premio Nobel de la Paz obtenido a raíz de Camp David a dúo con Begin. Es el valiente que rompió el ciclo infernal de guerras con el pequeño Estado hebreo. Pero para el mundo árabe, se ha convertido en el traidor que abandonó la causa palestina —ausente, de hecho, del tratado firmado— y rompió la preciosa unidad árabe tan celebrada y magnificada en la época de Nasser. Los islamistas lo convierten en el hombre a matar. El 6 de octubre de 1981, durante el tradicional desfile en El Cairo que conmemora el inicio de la Guerra de Yom Kipur, cuatro soldados, pertenecientes a una nebulosa de los Hermanos Musulmanes, saltan de un camión y lanzan granadas en dirección a la plataforma oficial. Su líder, un joven teniente, se sube a él y le vacía una revista al presidente, gritando: "¡He matado al faraón!". Unas horas más tarde, el hospital donde fue trasladado de urgencia Sadat anuncia su muerte. 

çpotencia-regional-egipto

Hosni Mubarak había convertido en una prioridad mantener y garantizar esta paz a toda costa con su vecino israelí, y esta es probablemente una de las claves de su longevidad en el poder.

Se ganó el apoyo inquebrantable de las sucesivas administraciones estadounidenses, que le otorgaron una mano financiera anual inesperada, convirtiendo a Egipto en el segundo receptor de ayuda exterior estadounidense, después de Israel. Durante tres décadas, Hosni Mubarak habrá evitado al país más grande del mundo árabe guerras y desastres en un Oriente Medio en permanente agitación. Pero en el interior del país, el estancamiento político, social y económico hundió a Egipto y su población en el subdesarrollo y la pobreza que crecía a pasos agigantados. Egipto y su población sufrieron debido a la corrupción, la opresión, y a una educación deficiente. Los manifestantes de la plaza Tahrir hablaron con una sola voz sobre la corrupción del Gobierno, su incapacidad para ofrecer servicios públicos, y la falta de oportunidades de su país. A pesar de los miles de millones en ayuda estadounidense, el desempleo y la pobreza aumentaron a medida que la corrupción plagaba al país dominado por una clase de nuevos empresarios cercanos al poder. En nombre de la estabilidad, Mubarak permitió a sus servicios de seguridad amordazar sistemáticamente a la oposición, persiguiendo a los Hermanos Musulmanes y reprimiendo cualquier voz disidente. Al principio, Mubarak construyó puentes, carreteras, un Metro en El Cairo. En la capital se colocó un cartel: "El Metro, un regalo de Mubarak a su pueblo". Todo estaba ahí: un dichoso paternalismo, que satisface a unos y enfurece a otros. Todo ello en un contexto socioeconómico difícil. Cada año nacían 800.000 bebés, ¿cómo afrontarlo? Pero lo peor estaba en otra parte. En la esclerosis, la inmovilidad, y el letargo. Y el ascenso al poder de una camarilla empresarial que exige y obtiene una liberalización de la economía.

mubarak-egipto-potencia

Los egipcios no se dejan engañar y rehúyen las urnas que todo el mundo sabe que están amañadas, como en cualquier dictadura digna de ese nombre. La desconexión con la población es cada vez más evidente. Un abismo. Pero quizá no sea esto lo que precipitó la caída de 2011. Hosni Mubarak había abandonado al Ejército en favor de los empresarios. Y el Ejército no se lo perdonó. Así que cuando una parte de la población se levantó en enero de 2011, el Ejército decidió acabar con Mubarak, la oportunidad era demasiado buena. Las promesas de democratización que los militares hicieron a los manifestantes no tenían fundamento, como demostrarían los acontecimientos posteriores. Lo importante era deshacerse de un hombre, Hosni Mubarak, que ya no le era leal. Estabilidad, seguridad: éste era el mantra de Hosni Mubarak, como el de la mayoría de los dictadores de la región, de los que ciertamente era uno de los "menos malos". Con todos sus defectos, el Rais estaba lejos de tener el vicio de Hafez al-Asad, la crueldad de Saddam Hussein o la megalomanía de Muamar Gadafi. Sin embargo, su actitud de grandeza no debe ocultar el hecho de que estableció un Estado de emergencia permanente en su país, utilizándolo para someter tanto a la oposición liberal como a la islamista11.  

Abdel Fattah al-Sisi

El estamento militar ha propagado durante mucho tiempo (Nasser-El Sadat-Mubarak y ahora Al-Sisi) una narrativa para legitimar su papel como única institución capaz de garantizar la estabilidad y el orden, situándose por encima de otras instituciones del Estado como guardián de la Constitución y la estabilidad política. Al-Sisi justificó el golpe militar de 2013 argumentando que la Constitución otorga a los militares la autoridad para destituir al presidente Morsi y perseguir a los Hermanos Musulmanes porque amenazaban la estabilidad política y el orden constitucional. 

egipto-potencia-regional

Al-Sisi y los militares como anteriormente Mubarak han ampliado el control sobre la economía egipcia, con una vasta propiedad de empresas en todo el país. El Ejército egipcio está a la cabeza del mayor imperio económico del país. Al igual que otros regímenes del mundo árabe o el Pasdarán12  en Irán, la institución militar ha disfrutado de una amplia base económica desde el final de la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en la mayor empresa del país13.  El poder económico del Ejército egipcio es fruto de su historia: ha sido tanto el brazo armado del proyecto nasserista como un baluarte contra la amenaza israelí. A pesar de la falta de datos y del secretismo que rodea esta cuestión, para muchos investigadores la inversión en estructuras civiles y militares se ha convertido en la piedra angular de la acción del Ejército desde los acuerdos de Camp David.

Notas y referencias
  1. El Nilo (en árabe: النيل, alnayl) es el mayor río de África, que fluye en dirección norte a través de diez países —Burundi, Ruanda, Tanzania, Uganda, Kenia, República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Sudán, Egipto y Etiopía— hasta desaguar en el extremo sureste del Mediterráneo, formando el gran delta del Nilo, sobre el que están situadas las ciudades de El Cairo y Alejandría. Tiene una longitud de 6650 km, el segundo río más largo del mundo, tras el Amazonas.
  2. https://www.africanews.com/2021/08/29/tourists-return-to-egypt-s-resorts-after-months-of-restrictions/
  3. La elevada deuda pública de Egipto y sus grandes necesidades brutas de financiación -la cantidad de dinero que el gobierno necesita emitir cada año, tanto para renovar los préstamos que vencen como para financiar la nueva deuda- lo hacen vulnerable a las perturbaciones externas, como podría ser el aumento de los costes de los préstamos a nivel mundial.
  4.  https://databank.worldbank.org/views/reports/reportwidget.aspx?Report_Name=CountryProfile&Id=b450fd57&tbar=y&dd=y&inf=n&zm=n&country=EGY
  5.   Es preciso recordar en este periodo la figura del mariscal Mohamed Tantawi que evito un baño de sangre en Egipto durante la noche del 10 al 11 de febrero 2011.Convencio al presidente Hosni Mubarak de la necesidad de abandonar el poder. Las complicaciones vinieron de su tardanza en convocar elecciones y la tendion resultante culminó en una matanza en Tahir,el 22 de noviembre de 2011 que se saldo con 33 muertos.(ver obituario en ABC de 24 de septiembre 2021 de José Mª BALLESTER Esquivias)
  6.   Leer Habib Ayeb, « Qui captera les eaux du Nil ? », Le Monde diplomatique, juillet 2013.
  7.  Egipto y Sudán se han mostrado dispuestos a reanudar las conversaciones con Etiopía sobre su controvertida presa del Nilo, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU instara a los tres gobiernos a alcanzar rápidamente un acuerdo vinculante. La presa del Gran Renacimiento Etíope (GERD), que será el mayor proyecto hidroeléctrico de África cuando esté terminado, ha provocado un enfrentamiento diplomático de casi una década entre Etiopía y los países situados aguas abajo, Egipto y Sudán. Es la mayor estructura hidroeléctrica jamás construida en África, por delante de la presa egipcia de Asuán. Recientemente, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una declaración en la que anima a los tres países a reanudar las negociaciones bajo los auspicios de la Unión Africana para concluir rápidamente un acuerdo vinculante.
  8.  La revolución egipcia de 1952 (árabe: ثورة 23 يوليو 1952), también conocida como la Revolución del 23 de julio, acaeció el 23 de julio de 1952 y la llevó a cabo el Movimiento de Oficiales Libres, un grupo de oficiales del Ejército encabezados por Muhammad Naguib y Gamal Abdel Nasser. Se preparó en principio para derrocar al rey Faruq, pero el movimiento tenía mayores ambiciones políticas, y pronto aplicó medidas más trascendentales: abolió la monarquía constitucional y la aristocracia de Egipto y Sudán, proclamó la república, acabó con la ocupación británica del país y declaró la independencia de Sudán (hasta entonces gobernado como un condominio anglo-egipcio)
  9.  Se denomina Movimiento de Oficiales Libres a la organización clandestina militar egipcia fundada por Gamal Abdel Nasser junto a Anwar el-Sadat y otros oficiales tras la derrota de Egipto en la guerra de 1948 con Israel y cuyo objetivo era salvar la honra del ejército, así como derrocar al rey Faruk I, cuyo gobierno se asentaba en el apoyo del Reino Unido.En 1949 Nasser fue nombrado coordinador del Movimiento y en 1950 se eligió al general Muhammad Naguib como la persona que ocuparía la Presidencia de la República tras el golpe de Estado que, efectivamente, se llevó a cabo el 23 de julio de 1952.
  10. Las Fuerzas de Defensa de Israel (en hebreo:  Tzava Hahagana LeYisrael, nombrado con su acrónimo, Tzáhal), es el nombre genérico para las fuerzas armadas israelíes.
  11.   Anthony Samrani, « Hosni Moubarak : le raïs jugé par son peuple », L’Orient-Le Jour (Liban), 26 février 2020.
  12.  Desde su origen como una milicia ideológicamente impulsada, el Ejército de los Guardianes de la Revolución Islámica ha desempeñado un papel muy importante en casi todos los aspectos de la sociedad iraní. Su papel social, político, militar y económico ampliado bajo la administración del presidente Mahmoud Ahmadinejad, especialmente durante las elecciones presidenciales de 2009, y la supresión de protestas postelectorales han llevado a muchos analistas occidentales a argumentar que su poder político ha superado incluso al del sistema clerical chiita del país.
  13.  L’institution militaire égyptienne, l’entreprise la plus puissante du pays : https://nemrod-ecds.com/?p=1262