Egipto lanza un nuevo satélite de telecomunicaciones

El satélite Tiba 1 proporcionará cobertura de llamadas e internet a todo el territorio egipcio
Tiba 1 ha partido a bordo de un cohete Ariane 5 desde el cosmódromo de Kourou, en Guayana Francesa

AFP/JODY AMIET  -   Tiba 1 ha partido a bordo de un cohete Ariane 5 desde el cosmódromo de Kourou, en Guayana Francesa

Egipto continúa su propia carrera hacia las estrellas. El país norteafricano cuenta con un nuevo satélite de telecomunicaciones en órbita. El satélite ha sido bautizado como Tiba 1 en honor a la antigua ciudad de Tebas, capital de Egipto en los tiempos del Imperio. Es el sexto satélite egipcio que llega al espacio. Mientras se encuentre operativo, proporcionará servicios para asegurar la cobertura móvil y de internet para todo el territorio nacional de Egipto. Será explotado por el Gobierno del país y su actividad será dirigida desde un centro de control con sede en El Cairo. 

Asimismo, los países adyacentes de África y de Oriente Próximo también se encuentran dentro del rango de alcance del satélite. El Gobierno egipcio podrá, de este modo, vender servicios de satélite a países vecinos, circunstancia que reforzará su posición de liderazgo regional en materia de telecomunicaciones. En un comunicado oficial, el Gobierno de El Cairo ha expresado que el satélite “tiene como objetivo mejorar la infraestructura de telecomunicaciones para potenciar los sectores público y comercial en Egipto y algunos países árabes y la cuenca del Nilo”. 

El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi.
AFP/ KHALED DESOUK - El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi. Su gabinete se ha mostrado muy satisfecho por el éxito de la misión

El escrito oficial añade que la plataforma “representa una pieza fundamental para el apoyo a proyectos de desarrollo”. En una línea similar se ha manifestado el ministro de Comunicaciones y Tecnologías de la Información Amr Talaat: “Es un salto cualitativo en el campo de las comunicaciones y las tecnologías de la información”.

Tiba 1 ha sido desarrollado por las compañías francesas Airbus y Thales Alenia Space. Según ha informado el diario Al-Ahram, Airbus se ha encargado de ensamblar y realizar las pruebas, mientras que Thales Alenia Space ha sido la responsable del diseño del sistema de telecomunicaciones. Tiba 1 ha sido transportado al espacio por un cohete Ariane 5, también de fabricación gala. Casualmente, se trata del 250º lanzamiento con éxito de una nave de este modelo; el operativo se enmarca en el 40º aniversario de los lanzamientos de Ariane 5. Es el cuarto satélite egipcio que ha sido desplegado gracias a la colaboración del grupo Arianespace.

El satélite egipcio ha compartido trayecto con otra plataforma de comunicaciones británica de la compañía Inmarsat. La nave ha partido del centro espacial de Kourou, en Guayana Francesa, desde el que opera la Agencia Espacial Europea. El lanzamiento había sido pospuesto en dos ocasiones a lo largo de los últimos días, una debido a una pequeña incidencia técnica y la otra, por el mal tiempo y el viento.

Tiba 1 es el cuarto satélite egipcio que ArianeSpace manda al espacio
AFP/JODY AMIET - Tiba 1 es el cuarto satélite egipcio que Arianespace manda al espacio

Según ha informado el diario nacional Egypt Today, está previsto que Tiba 1 permanezca operativo en órbita geoestacionaria durante un periodo mínimo de 15 años. Sin embargo, no comenzará a prestar servicios hasta dentro de tres meses, según declaraciones Mohamed el-Qousy, director de la Agencia Espacial Egipcia, a Al-Ahram.   

Tiba 1 es el segundo satélite egipcio que llega al espacio en el año 2019. El pasado mes de febrero, fue lanzada la plataforma de teleobservación EgyptSat A desde el cosmódromo de Baikonur, situado en Kazajistán, pero operado por la agencia rusa Roscosmos. EgyptSat A es el tercer satélite de teleobservación egipcio que se encuentra operativo. En materia estricta de satélites de telecomunicaciones, Egipto fue un país pionero en el mundo árabe. En 1998, lanzó al espacio el NileSat 101, al que se sumó dos años después el NileSat 102. 

Recientemente, más países árabes han emprendido renovados esfuerzos por potenciar su programa espacial. Un ejemplo es Emiratos Árabes Unidos, que envió el pasado mes de septiembre a Hazza al-Mansoori a la Estación Espacial Internacional. Al-Mansouri se convirtió así en el primer astronauta árabe en llegar a la plataforma.