PUBLICIDAD

Iberdrola

Egipto presenta una iniciativa para poner fin al conflicto de Libia

El comandante del Ejército Nacional de Libia pide el apoyo internacional de Egipto para acabar con la intervención turca en la nación norteafricana
El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi recibe al jefe del autodenominado Ejército Nacional Libio (LNA), Khalifa Haftar en esta fotografía de archivo del 14 de abril 2019

PHOTO/ Presidencia de Egipto  -   El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi recibe al jefe del autodenominado Ejército Nacional Libio (LNA), Khalifa Haftar en esta fotografía de archivo del 14 de abril 2019

Más de nueve años después de que comenzase la intervención de la OTAN contra el régimen de Gadafi conviven en Libia dos ejecutivos --uno liderado por el mariscal de campo Jalifa Haftar y que cuenta con el respaldo de Rusia, Egipto, Emiratos Árabes y Arabia Saudí; mientras que el Gobierno de Trípoli, respaldado por los Hermanos Musulmanes y reconocido internacionalmente por Naciones Unidas, recibe ayuda militar de Turquía y Qatar—que son incapaces de llegar a un acuerdo y que controlan distintas zonas de un estado, caracterizado por el tribalismo y por su geografía en gran parte desértica, así como por sus yacimientos petrolíferos. Los últimos acontecimientos y la presencia de Ankara en esta región han hecho reaccionar a Egipto quien, en las últimas horas, ha presentado una iniciativa para poner fin al conflicto que asola a la nación norteafricana. 

El presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisi ha hecho este anuncio durante una rueda de prensa en la que también han estado presentes el presidente del Parlamento libio, Aqila Saleh, y el mariscal de campo Jalifa Haftar, comandante en jefe del Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés). Al Sisi ha explicado que esta iniciativa –que pretende representar de “manera justa” a las tres provincias que conforman la nación norteafricana-- obliga a “respetar los esfuerzos internacionales y declarar un alto el fuego en Libia”, un cese de hostilidades que, en palabras del mandatario egipcio, comenzará a las seis de la mañana de este lunes. 

El mariscal libio Khalifa Haftar
PHOTO/REUTERS - El mariscal libio Khalifa Haftar

Este documento incluye la adopción de una declaración constitucional que “regule la próxima etapa en Libia”, de acuerdo con la información publicada en Al Ain. Durante su discurso, Al Sisi también ha incidido en que esta medida también obliga a todas las partes extranjeras a retirar a los mercenarios extranjeros en Libia, así como a desmantelar sus milicias y entregar sus armas. 

Este anuncio se ha producido dos días después de que el comandante del Ejército Nacional de Libia, el mariscal de campo Jalifa Haftar pidiese apoyo internacional de Egipto para poner fin a la intervención turca en la nación norteafricana. La escalada militar en este estado del Norte de África se ha intensificado en los últimos meses a raíz de un acuerdo firmado el pasado mes de noviembre entre Turquía y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), con sede en Trípoli y liderado por Fayez Sarraj. Además, en las últimas horas, el Gobierno de Unidad Nacional ha comunicado que ha conseguido defender su feudo y reestablecer el control total sobre la capital del país, Trípoli.  En este escenario, los combatientes leales al GNA lograron recapturar el Aeropuerto Internacional de Trípoli, inhabilitado desde 2014 y una de las posiciones claves para defender la ciudad a través del eje del sur.

Los combatientes leales al Gobierno Libio de Acuerdo Nacional (GNA) reconocido por las Naciones Unidas recapturaron la capital, el Aeropuerto Internacional de Trípoli, el 3 de junio de 2020
PHOTO/AFP - Los combatientes leales al Gobierno Libio de Acuerdo Nacional (GNA) reconocido por las Naciones Unidas recapturaron la capital, el Aeropuerto Internacional de Trípoli, el 3 de junio de 2020

EL GNA reconquista Sirte 

Además, las milicias respaldadas por mercenarios reclutados por Turquía han reconquistado este sábado la estratégica localidad de Al Wishka y alcanzaron el centro de la ciudad costera de Sirte, en el centro de Libia. Un portavoz de la operación Volcán de Ira, el comandante Abdelhadi Drah ha informado de que sus milicias también han recuperado la localidad de Buwairat Hassoon, en la carretera entre Sirte y el oasis de Jufrah.

La inestabilidad política y social que caracterizan al estado libio han llevado a este país a convertirse en un foco de inseguridad para algunos de los estados vecinos. En este escenario además participan una serie de actores como las redes de crimen organizado o las milicias armadas. Al Sisi ha advertido sobre la gravedad de la situación actual en la nación norteafricana, haciendo hincapié en que las “repercusiones de esta crisis afectan no solo a Libia, sino a otros países de la región”. 

Tras varios días de reuniones para analizar el impacto del conflicto que asola al estado norteafricano, el presidente egipcio ha afirmado que ha pedido tanto al presidente del Parlamento libio como a Haftar que elaboren una declaración que incluya una iniciativa intra libia para resolver la actual crisis. Asimismo, se ha mostrado preocupado por las prácticas que desarrollan algunas milicias extranjeras en el escenario libio

Al Sisi ha presentado esta iniciativa después de reunirse en el Palacio Federal con Aqila Saleh y el mariscal de campo Haftar, en presencia del teniente general Mohamed Zaki, el ministro de Defensa egipcio, Abbas Kamel, jefe de Inteligencia egipcia, Ali Abdel Al, jefe del Parlamento egipcio, y Sameh Shoukry, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, según ha señalado un portavoz de este organismo al medio Al Ain. Hasta el momento, Ankara ha desplegado en la nación norteafricana más de 11.600 mercenarios sirios para engrosar las filas del GNA, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Las bajas de combatientes sirios en Libia han aumentado en las últimas semanas debido a la falta de entrenamiento y armamento de estos mercenarios. El recuento total de pérdidas entre los grupos apoyados por Turquía se eleva ya a 351, incluidos 20 menores de 18 años.