PUBLICIDAD

Marruecos

Egipto y Estados Unidos median en el conflicto de Sudán

Ambas potencias buscan poner fin a la crisis en el país africano
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi

PHOTO/REUTERS  -   El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, manifestó el pasado 13 de enero el apoyo de su país a la búsqueda de una solución consensuada al conflicto que mantiene enfrentados a las partes civil y militar del Gobierno de Sudán. 

El enfrentamiento político mantiene a Sudán sumido en la confrontación, debido a las protestas de la población civil tras el golpe de Estado perpetrado el pasado 25 de octubre por el Ejército sudanés contra los que fueran sus socios civiles en el Gobierno. 

Con la coalición de ambas partes desde 2019, se estableció un periodo de transición hacia la democracia. 

El primer ministro sudanés, Abdullah Hamdok
PHOTO/ARCHIVO  -  El primer ministro sudanés, Abdullah Hamdok

Sin embargo, con la dimisión a principios de este mes de enero de Abdullah Hamdok como primer ministro, se complica aún más el panorama político provocado por el reciente golpe de Estado. 

Además, se ha propiciado una nueva ocupación del poder por parte de la fuerza militar, lo que está dando lugar a una oleada de protestas y a una escalada de la violencia en el país africano. 

Debido a las buenas relaciones que históricamente ha mantenido Egipto con Sudán, el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi, ha tomado parte como mediador entre las partes y las ha instado a consensuar la elección de un primer ministro que asuma la transición del país hacia la formación de un nuevo gobierno que logre con éxito la instauración de la democracia en el país. 

La situación en Sudán requiere consenso y diálogo entre todas las partes y fuerzas para que haya una salida y una acción apropiada para un período de transición que será testigo de elecciones al final", declaró el presidente egipcio. 

Manifestación Sudán
PHOTO/ARCHIVO  -   Manifestación Sudán
Mediación estadounidense 

Según información procedente del Departamento de Estado de Estados Unidos, David Satterfield, delegado enviado de Estados Unidos al Cuerno de África, y Molly Phee, subsecretaria de Estado para Asuntos Africanos, visitarán durante la próxima semana, del 17 al 20 de enero, las capitales de Arabia Saudí, Etiopía y Sudán, coincidiendo con la crisis que afrontan actualmente los países africanos.  

Dicha delegación estadounidense, se reunirá en Riad con los “Amigos de Sudán”, grupo que apoya la restauración del Gobierno de transición de Sudán tras el golpe militar efectuado en octubre.  

El objetivo de la reunión es “movilizar el apoyo internacional” para la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyo objetivo es “facilitar una nueva transición civil a la democracia” en Sudán, según la declaración del Departamento de Estado de Estados Unidos. 

Miles de manifestantes sudaneses a favor de la democracia se concentraron frente al palacio presidencial en Jartum, desafiando los gases lacrimógenos, un despliegue masivo de soldados armados y un apagón de las telecomunicaciones
PHOTO/AFP  -   Miles de manifestantes sudaneses a favor de la democracia se concentraron frente al palacio presidencial en Jartum, desafiando los gases lacrimógenos, un despliegue masivo de soldados armados y un apagón de las telecomunicaciones

Tras la reunión en Riad, el siguiente punto de encuentro será Jartum, capital sudanesa, donde se reunirán con varias organizaciones activistas a favor de la democracia, grupos de mujeres y jóvenes, y distintas figuras políticas y militares.  

En el comunicado, el mensaje que Estados Unidos enviaba era que el país “está comprometido con la libertad, la paz y la justicia para el pueblo de Sudán”.  

Asimismo, el último lugar de reunión será en Adís Abeba, donde los dos funcionarios se reunirán con Abiy Ahmed, primer ministro etíope, para poner fin a la escalada de la guerra civil.  

El general de más alto rango de Sudán, Abdel Fattah Al-Burhan, en el centro a la izquierda, y el primer ministro Abdalla Hamdok sostienen documentos durante una ceremonia para restituir a Hamdok, depuesto en un golpe de Estado en octubre
PHOTO/Consejo Soberano de Transición de Sudán vía AP  -  El general de más alto rango de Sudán, Abdel Fattah Al-Burhan, en el centro a la izquierda, y el primer ministro Abdalla Hamdok sostienen documentos durante una ceremonia para restituir a Hamdok, depuesto en un golpe de Estado en octubre

Según el comunicado, exigirán un alto al fuego, así como la liberación de los presos políticos y el restablecimiento del acceso humanitario, alentando al Gobierno a escoger el camino de la paz, “poniendo fin a los ataques aéreos y otras hostilidades”.  

De acuerdo con las Naciones Unidas, han muerto al menos 108 personas desde principios de enero en ataques aéreos que se cree que fueron enviados por las fuerzas etíopes en Tigray. 

En medio del conflicto

Cabe destacar que, tras la renuncia del primer ministro Abdullah Hamdok el 2 de enero, el cuerpo al mando de las Fuerzas del Pacto Nacional asegura que realizará consultas con el objetivo de nombrar un nuevo Gobierno interino que supla su vacío.

Manifestantes sudaneses salen a la calle en la capital, Jartum, el 25 de diciembre de 2021, para protestar contra el Ejército
POHTO/AFP  -  Manifestantes sudaneses salen a la calle en la capital, Jartum, el 25 de diciembre de 2021, para protestar contra el Ejército

“El órgano de dirección procederá a consultar con el resto de los componentes para designar un Gobierno interino hasta que las partes acuerden al final del diálogo”, añadió.  

Sudán se encuentra en medio de una crisis que ha fragmentado al país y a su población.  

El actual Gobierno se enfrenta a protestas masivas por parte de los civiles que rechazan la continuidad del mando militar en los órganos de poder, exigiendo la liberación de los líderes civiles detenidos, lo que los militares rechazan hasta la celebración de nuevas elecciones.