Egipto y Sudán inician un ejercicio aéreo conjunto mientras crecen las tensiones por la Gran Presa

Ambos países firmaron un acuerdo de cooperación militar y pusieron en marcha un simulacro aéreo el pasado noviembre
Atalayar_Egipto y Sudán

AFP/PRESIDENCIA EGIPCIA  -   El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi (derecha) reuniéndose con el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok (izquierda), en la capital, Jartum, el 6 de marzo de 2021

El río Nilo, uno de los más largos del mundo, abastece de agua potable y electricidad a los diez países por los que atraviesa. El Nilo Azul se encuentra con el Nilo Blanco en Jartum, la capital sudanesa, y proporciona la mayor parte del agua del Nilo que fluye a través del norte de Sudán y Egipto hasta el Mediterráneo. Hace algo más de un mes Egipto respaldó una propuesta de Sudán para internacionalizar el arbitraje en la disputa con Etiopía en lo relativo a la Gran Presa del Renacimiento, infraestructura que amenaza con reducir los recursos hídricos del río Nilo que llegan a Egipto.

Por entonces, el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, dijo que El Cairo apoyaría la formación de “un cuarteto internacional” conformado por la Unión Europea, la ONU, Estados Unidos y la Unión Africana, con el objetivo de sellar un acuerdo satisfactorio con Adís Abeba.

El agua que liberará Etiopía, por ejemplo, en caso de una sequía que dure varios años, o los mecanismos de resolución de disputas, son algunos de los problemas más espinosos. Mientras que Egipto y Sudán exigen un acuerdo legalmente vinculante, Etiopía tan solo quiere establecer una serie de directrices.

Atalayar_Río Nilo
PHOTO/AP - Justo en las afueras del norte de Jartum, el Nilo Azul del lago etíope Tana se encuentra con el Nilo Blanco del lago Victoria en el centro del continente y juntos forman el Nilo que termina en Egipto, que a la inversa ve la presa como un peligro para su seguridad nacional

En este contexto de tensiones con Etiopía, el presidente egipcio viajó, el pasado mes de marzo a Sudán por primera vez tras la caída de Omar al-Bashir en 2019. El motivo de la visita era analizar el impacto económico de la Gran Presa etíope en ambos países. La relación entre Egipto y Sudán goza de buena salud y muestra de ello es la firma de un acuerdo de cooperación militar. Además, en noviembre pusieron en marcha un simulacro aéreo.

De nuevo y en medio de nuevas tensiones por el llenado de la Gran Presa as fuerzas armadas egipcias han iniciado un ejercicio de entrenamiento aéreo conjunto, ‘Nile Eagles  2’, con las fuerzas aéreas sudanesas en la base de este último, Merowe.

Mohammed Othman Al-Hussein, jefe de estado mayor de las fuerzas armadas sudanesas, elogió la "clara armonía" en la actuación entre las fuerzas. El ejercicio tiene como objetivo lograr el máximo beneficio posible en términos de planificación y realización de operaciones aéreas, explicaron las fuerzas armadas egipcias.

Atalayar_Gran Presa Renacimiento Etíope Etiopía Egipto Sudán
AFP PHOTO/ADWA PICTURES - Vista aérea de la Gran Presa del Renacimiento Etíope en el río Nilo Azul en Guba, al noroeste de Etiopía, el 20 de julio de 2020

Estas maniobras se producen en medio de los crecientes temores de El Cairo y Jartum sobre los efectos de la presa del Renacimiento en su cuota de agua del río Nilo, con las negociaciones suspendidas y sin solución a la vista. El presidente Abdel Fattah El-Sisi ya avisó que Egipto se negará a permitir que se tome una sola gota de su agua. "Nadie es intocable para nosotros", dijo. "Nuestra agua es una línea roja".

El líder egipcio hablaba en una rueda de prensa celebrada después de que el enorme buque portacontenedores Ever Given fuera reflotado en el Canal de Suez. El presidente añadió: "Elegimos negociar; una acción hostil es fea y tiene efectos que se prolongan durante muchos años, y las naciones no lo olvidan. Pero si nuestros suministros de agua se ven afectados, la reacción de Egipto repercutirá en la región".