Egipto y Sudán temen el avance de la Gran Presa del Renacimiento Etíope

Los contactos diplomáticos se suceden para abrir una negociación que contente a las partes implicadas
Fotografía de archivo de la construcción de Gran Presa del Renacimiento de Etiopía, el 26 de septiembre de 2019

REUTERS/TIRRSA NEGERI  -   Fotografía de archivo de la construcción de Gran Presa del Renacimiento de Etiopía, el 26 de septiembre de 2019

Hace un mes escaso Egipto respaldó una propuesta de Sudán para internacionalizar el arbitraje en la disputa con Etiopía en lo relativo a la Gran Presa del Renacimiento, infraestructura que amenaza con reducir los recursos hídricos del río Nilo que llegan a Egipto. 

Por entonces, el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, dijo que El Cairo apoyaría la formación de “un cuarteto internacional” conformado por la Unión Europea, la ONU, Estados Unidos y la Unión Africana, con el objetivo de sellar un acuerdo satisfactorio con Adís Abeba.

El agua que liberará Etiopía, por ejemplo, en caso de una sequía que dure varios años, o los mecanismos de resolución de disputas, son algunos de los problemas más espinosos. Mientras que Egipto y Sudán exigen un acuerdo legalmente vinculante, Etiopía tan solo quiere establecer una serie de directrices. 

Mapa de África oriental que muestra el Nilo y la Gran Presa Renacentista de Etiopía
AFP/AFP - Mapa de África oriental que muestra el Nilo y la Gran Presa Renacentista de Etiopía

Por el momento, Shoukry asegura que es esencial resolver el problema antes del inicio de la próxima temporada de inundaciones. El ministro de Relaciones Exteriores egipcio abordó el tema con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en una llamada telefónica que tuvo lugar ayer, y en la que además de la cuestión de la presa debatieron sobre otras como Libia y la relación bilateral en el marco de la Nueva Agenda para el Mediterráneo, según informó el propio Borrell en su cuenta de Twitter. 

Shoukry insistió al alto representante de la Unión Europea que la decisión de Etiopía de llenar unilateralmente la Presa pone en peligro la estabilidad de la región, con las repercusiones negativas que ello puede conllevar. Por esta razón, el jefe de la diplomacia egipcia reclama la mediación de actores internacionales.

Al-Sisi visita Sudán

En este contexto, a finales de la semana pasada, el presidente egipcio viajó a Sudán por primera vez tras la caída de Omar al-Bashir en 2019. El motivo de la visita, analizar el impacto económico de la Gran Presa etíope en ambos países. 

La relación entre Egipto y Sudán goza de buena salud y muestra de ello es la firma de un acuerdo de cooperación militar hace dos semanas. Además, en noviembre pusieron en marcha un simulacro aéreo. 

Poco antes de la visita de Al-Sisi, la ministra de Asuntos Exteriores sudanesa, Mariam Sadek, fue recibida en El Cairo por su homólogo egipcio. Justamente fue tras esa reunión cuando solicitaron mediación internacional. 

“La seguridad hídrica de Egipto y Sudán estará en peligro si Etiopía continúa con el segundo llenado de la presa sin llegar a un acuerdo legalmente vinculante”, advirtieron entonces. 

Según los datos que maneja el Gobierno sudanés recogidos por el periódico emiratí Al-Ruya, el segundo llenado de la presa pondría en peligro la vida de 20 millones de sudaneses que viven en las orillas del Nilo, además de las estaciones de agua potable del Nilo Azul y del Nilo Principal. 

El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi (derecha) reuniéndose con el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok (izquierda), en la capital, Jartum, el 6 de marzo de 2021
AFP/PRESIDENCIA EGIPCIA - El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi (derecha) reuniéndose con el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok (izquierda), en la capital, Jartum, el 6 de marzo de 2021

El jefe del departamento técnico del Ministerio de Riego y Recursos Hídricos, Mustafa Hassan, señaló al mismo medio que la única alternativa es detener las negociaciones y retirarse de la Declaración de Principios sobre la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía, como forma de demostrar la ilegalidad de la actuación del país vecino. “La retirada de la Declaración de Principios no puede tener repercusiones negativas, ya que esta medida es consecuencia de la violación del pacto por parte de Etiopía, especialmente porque el primer llenado se hizo de forma unilateral, sin realizar los estudios especificados por la Declaración, y por no haber completado el suplemento de seguridad de la presa estipulado por el principio número 8 del acuerdo”. 

Y abogó por “la participación de Sudán en la gestión de la presa” como posible solución “si se cumplen las condiciones necesarias” y “emitido bajo una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Justo en las afueras del norte de Jartum, el Nilo Azul del lago etíope Tana se encuentra con el Nilo Blanco del lago Victoria en el centro del continente y juntos forman el Nilo que termina en Egipto, que a la inversa ve la presa como un peligro para su seguridad nacional
PHOTO/AP - Justo en las afueras del norte de Jartum, el Nilo Azul del lago etíope Tana se encuentra con el Nilo Blanco del lago Victoria en el centro del continente y juntos forman el Nilo que termina en Egipto, que a la inversa ve la presa como un peligro para su seguridad nacional

Sea cual sea la solución por la que se abogue, corre cierta prisa en tanto que la segunda fase de llenado estará completa en el próximo mes de julio. El río Nilo, uno de los más largos del mundo, abastece de agua potable y electricidad a los diez países por los que atraviesa. El Nilo Azul se encuentra con el Nilo Blanco en Jartum, la capital sudanesa, y proporciona la mayor parte del agua del Nilo que fluye a través del norte de Sudán y Egipto hasta el Mediterráneo.