El apoyo a Bolsonaro cae a su nivel más bajo desde el inicio de su mandato

Lula, quien ha vuelto al ruedo político, ganaría con el 55 %
AP/ENRALDO PERES  -   El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

AP/ENRALDO PERES  -   El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

El apoyó al Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cayó seis puntos porcentuales, hasta el 24 %, el nivel más bajo desde el inicio de su mandato, el 1 de enero de 2019, según una encuesta divulgada la noche del miércoles.

El apoyo pasó del 30 %, en marzo pasado, hasta el 24 % actual, de acuerdo con el sondeo del instituto Datafolha, el cual entrevistó a 2.071 personas entre el 11 y 12 de mayo y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

La popularidad del líder de la ultraderecha brasileña ha ido cayendo en los últimos meses, tras haber alcanzado en diciembre de 2020 el récord del 37 %, lo que supone trece puntos porcentuales más que la aprobación actual.

La tasa de desaprobación, a su vez, subió un punto porcentual, del 44 %, en marzo, al 45 %.

AFP/SERGIO LIMA  -   El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva
AFP/SERGIO LIMA  -   El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva

Datafolha también reveló la víspera que Bolsonaro perdería las elecciones presidenciales de 2022 frente al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, su principal rival y quien recuperó sus derechos políticos hace poco más de dos meses.

Según el sondeo, Lula (2003-2010), quien ha vuelto al ruedo político, ganaría con el 55 % de los votos frente al 32 % del capitán de la reserva del Ejército, uno de los líderes más negacionistas sobre la gravedad de la pandemia.

El líder del Partido de los Trabajadores ha dado señales de una posible candidatura para los comicios del próximo año después de que el juez del Tribunal Supremo, Edson Fachin, anuló 4 juicios que cursaron contra Lula en tribunales de Curitiba por un conflicto de competencias y decidió que las causas deberán reiniciarse en otros juzgados.

La decisión dejó sin efecto las penas de casi 26 años de cárcel que pesaban contra Lula, quien llegó a pasar 580 días en prisión tras ser condenado por corrupción.