El ataque iraní contra la base de Al Asad dejó 11 soldados estadounidenses heridos

El líder supremo del régimen, el ayatolá Alí Jamenei, ha endurecido la retórica contra Estados Unidos y la órbita europea
Una foto tomada el 13 de enero de 2020 muestra una vista de los daños en la base aérea militar de Ain al-Asad, que alberga a tropas estadounidenses y otras extranjeras en la provincia occidental iraquí de Anbar

PHOTO/AYMAN HENNA  -   Una foto tomada el 13 de enero de 2020 muestra una vista de los daños en la base aérea militar de Ain al-Asad, que alberga a tropas estadounidenses y otras extranjeras en la provincia occidental iraquí de Anbar

Un comunicado del Comando Central de Estados Unidos publicado este viernes ha revelado que el ataque iraní contra la base iraquí de Al Asad del pasado 8 de enero dejó un saldo de 11 soldados estadounidenses heridos. “Si bien ningún miembro del servicio estadounidense fue asesinado en la ofensiva iraní, varios fueron tratados por síntomas de conmoción cerebral por la explosión y todavía están siendo evaluados”, ha declarado el portavoz militar Bill Urban, quien también ha explicado que, como medida de precaución, “algunos miembros del servicio fueron llevados a las instalaciones de EEUU en Alemania o Kuwait para una evaluación de seguimiento”. 

El ataque se produjo a las 00:55 de la madrugada del 8 de enero, a la misma hora que los dos misiles estadounidenses impactaron contra el vehículo que transportaba al comandante de las Fuerzas Quds, Qassem Soleimani, y el vicepresidente de las milicias iraquíes pro-iraníes Hashd al-Shaabi, también denominadas como Fuerzas de Movilización Popular (PMF, por sus siglas en inglés), acabando con sus vidas. En la ofensiva fueron lanzados 22 misiles que, en un principio y como anunció el presidente estadounidense Donald Trump el día después, no dejaron daños personales. Posteriormente, sí se hizo público que cinco infraestructuras de la base fueron afectadas por el ataque.

Una foto tomada el 13 de enero de 2020 muestra una vista de los daños en la base aérea militar de Ain al-Asad, que alberga a tropas estadounidenses y otras extranjeras en la provincia occidental iraquí de Anbar
PHOTO/AYMAN HENNA - Una foto tomada el 13 de enero de 2020 muestra una vista de los daños en la base aérea militar de Ain al-Asad, que alberga a tropas estadounidenses y otras extranjeras en la provincia occidental iraquí de Anbar

Este viernes también se han producido dos hechos significativos en el contexto de las tensiones entre EEUU e Irán. Por un lado, el medio local Al-Ain ha informado de que un pequeño vehículo cargado con material logístico perteneciente a misión diplomática estadounidense fue atacado en la ciudad de Al-Muthanna, en el sur de Irak. La fuente que utiliza la publicación, un cargo de la seguridad iraquí, ha explicado que “un dispositivo de audio explotó en el volante de un coche al pasar por la carretera internacional de Muthanna sin causar daños”.

Una foto tomada el 13 de enero de 2020 muestra una vista de los daños en la base aérea militar de Ain al-Asad, que alberga a tropas estadounidenses y otras extranjeras en la provincia occidental iraquí de Anbar
REUTERS/JOHN DAVISON - Una foto tomada el 13 de enero de 2020 muestra una vista de los daños en la base aérea militar de Ain al-Asad, que alberga a tropas estadounidenses y otras extranjeras en la provincia occidental iraquí de Anbar

Por otro lado, se ha conocido que Irak ha desmentido las informaciones publicadas por el diario The New York Times en las que se aseguraba que la coalición internacional anti-Daesh liderada por el gigante norteamericano -‘Operation Inherent Resolve’- había retomado sus actividades en el territorio iraquí, las cuales fueron suspendidas tras la ofensiva iraní. “Las operaciones conjuntas no se han reanudado y no hemos dado nuestra autorización”, ha aseverado el portavoz del primer ministro iraquí sobre asuntos militares, Abdulkarim Khalaf, en declaraciones a la AFP. “Las operaciones conjuntas, que incluyen el uso del espacio aéreo iraquí, fueron prohibidas […] Tan pronto como sea permisivo, las volveremos a reanudar”, ha añadido al respecto.

Cabe recordar, en este punto, que los efectivos estadounidenses desplegados en el país de Oriente Medio, aproximadamente unos 6.000, llevan a cabo, fundamentalmente, misiones de entrenamiento de las tropas iraquíes. 

Mapa que muestra las dos bases aéreas en Irak, Al-Asad y Erbil, que fueron atacadas por Irán el 8 de enero
AFP/AFP - Mapa que muestra las dos bases aéreas en Irak, Al-Asad y Erbil, que fueron atacadas por Irán el 8 de enero
Irán endurece su retórica

Por primera vez en ocho años, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha pronunciado el sermón del rezo del viernes en Teherán, la capital. Ante decenas de miles de personas, la autoridad máxima de la República Islámica ha lanzado un llamamiento a “la unidad y cooperación” de las naciones islámicas frente al bloque occidental liderado por EEUU. “El camino para salvarse es no tener miedo del enemigo [en referencia al gigante norteamericano], que ha creado discordias y ha tratado de controlar los países de la región y sus riquezas”, ha declarado Jamenei. 

En su discurso, también ha arremetido contra la órbita europea. La tensión entre el viejo continente e Irán alcanzó su pico hace tres días, cuando los tres Estados comunitarios signatarios del acuerdo nuclear de 2015 -oficialmente denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés-, Francia, Alemania y Reino Unido, activaron el mecanismo de resolución de disputas, que contempla, en última instancia, la reimposición de sanciones al Gobierno de Teherán. “Sus negociaciones tienen muchas trampas y reflejan su mala voluntad […] no podemos confiar en ellos”, ha apostillado el líder supremo.

El ayatolá Alí Jamenei saludando a la multitud durante las oraciones del viernes en la capital, Teherán, el 17 de enero de 2020
AFP PHOTO / HO / KHAMENEI.IR - El ayatolá Alí Jamenei saludando a la multitud durante las oraciones del viernes en la capital, Teherán, el 17 de enero de 2020

“Tras la salida de EEUU del JCPOA, los tres gobiernos comenzaron a decir tonterías, pero dije desde el principio que no son confiables, ya que no harán nada y estarán al servicio de EEUU […] Los tres ejecutivos despectivos esperan poner de rodillas a la nación iraní, pero son demasiado pequeños para poner de rodillas a la nación iraní”, ha añadido.

Este viernes se acaba de conocer que el Gobierno británico ha designado a toda la red de Hizbulá como grupo terrorista, lo que incluye también al partido político, en un nuevo golpe de un miembro comunitario a Irán.

Jamenei también ha vuelto a incidir en el siguiente paso en el que están trabajando desde Irán: la expulsión definitiva de EEUU de Oriente Medio, como ya ha sido anunciado en reiteradas ocasiones por las autoridades iraníes desde que se produjera el ataque contra Soleimani. “El mayor castigo será su salida de la región”, ha aseverado el ayatolá.