PUBLICIDAD

Iberdrola

El brusco cambio en las relaciones entre Libia y Qatar

La visita del presidente del Parlamento de Tobruk, Aguilah Saleh Issa, a Doha evidencia el cambio del papel catarí en el marco de un conflicto civil libio marcado por la mediación de Turquía
atalayar-qatar-doha-libia-tobruk-camara-representantes-parlamento-al-thani-emir-aguilah-saleh-libio

PHOTO/SITIO WEB DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LIBIA  -   El presidente de la Cámara de Representantes de Libia, Aguilah Saleh (L), y su delegación acompañante se reunieron este fin de semana con el emir del Estado de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani (R), en el Amiri Diwan, Doha, Qatar

Aguilah Saleh Issa, el presidente del Parlamento libio de Tobruk –paralelo a la autoridad de Abdul Hamid Dbeibé, en Trípoli –, se desplazaba este fin de semana hasta la capital catarí de Doha en su primera visita oficial al pequeño país del Golfo. Viaje que podría significar un giro de 180 grados en las relaciones entre Qatar y Libia tras años de acusaciones de “apoyar a los grupos terroristas [en el país norteafricano]”, tal como afirmaba Saleh durante los años 2014 y 2015. 

“El presidente de la Cámara de Representantes de Libia informó al Emir de Qatar, [Tamim bin Hamad Al Thani], sobre los últimos desarrollos en la situación de Libia, expresando al mismo tiempo su agradecimiento y aprecio por el continuo apoyo del Estado de Qatar al Estado libio y a su gente”, recogía un comunicado del Amiri Diwan –sede del Gobierno catarí– sobre el encuentro entre Saleh y Al Thani. Poniendo sobre la mesa el evidente cambio en la postura libia. 

La delegación del Estado norteafricano, dirigida por el líder parlamentario, aterrizó en Qatar el pasado sábado tras recibir la invitación del ministro de Asuntos Exteriores catarí, Mohamed bin Adbulrahman, para “acercar las opiniones de las dos partes”, explicaba el legislador libio, Abdel-Men'em Al-Arfy, para Anadolu, la agencia de noticias turca. Y, recibidos por Hassan bin Abdullah Al Ghanim, presidente del Consejo Shura de Qatar; el embajador libio en Doha, Mohammed Mustafa Al Lafi, y otros altos funcionarios cataríes, Saleh y su comitiva fueron conducidos hasta el Amiri Diwan. 

“Durante el encuentro se discutieron diversos aspectos de desarrollo y fortalecimiento en la cooperación entre los dos países, y se abordó el desarrollo de la situación actual en Libia, además de una serie de temas regionales e internacionales”, agregaba el comunicado. 

atalayar-qatar-doha-libia-tobruk-camara-representantes-parlamento-al-thani-emir-aguilah-saleh-libio
PHOTO/SITIO WEB DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LIBIA  -  El presidente de la Cámara de Representantes de Libia, Aguilah Saleh (L), y su delegación acompañante se reunieron este fin de semana con el emir del Estado de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani (R), en el Amiri Diwan, Doha, Qatar
Una historia de tensas relaciones 

“Qatar es el único país que se encuentra apoyando a los grupos terroristas en Libia”, denunció Aguilah Saleh en 2014, pocos años después de la caída del dictador Muamar Gadafi en el marco de las Primaveras Árabes (2011). Un acontecimiento que estuvo profundamente influido por el papel de un Qatar se encontraba abriendo nueva hoja de ruta en su política exterior y regional: el empleo sin precedentes de apoyos políticos, militares y económicos, tanto directa como indirectamente. 

Todo el pueblo libio se encuentra convencido de que Qatar es el Estado que apoya el terrorismo. Su apoyo a la revolución del 17 de febrero [de 2011] fue un buen posicionamiento, pero finalmente resultó que no era por el bien de Libia, sino por el bien de los terroristas”, agregó, en relación, también, al apoyo catarí al mariscal Jalifa Haftar y a los grupos opuestos al Parlamento libio con sede en Tobruk, al este del país. “Está vinculado a los Estados Unidos, y no quiere que Libia vuelva a convertirse en el Estado que era, además de amparar y apoyar la agenda de los Hermanos Musulmanes”. 

atalayar-emir-qatar-doha-al-thani-relaciones-libia
PHOTO/REUTERS  -  El emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad bin Jalifa Al-Thani

Sin embargo, según apuntan varios de los analistas políticos consultados por el medio Al Arab, el pragmatismo catarí a la hora de considerar unas negociaciones abiertas a todas las partes del conflicto libio, parecen acercarlo de nuevo al país norteafricano. Territorio notablemente relevante en la región en tanto que puerta de entrada al continente africano y productor de petróleo –miembro de la OPEP –, y cuya importancia se ha visto reflejada en el recibimiento personal de Saleh por parte del emir Al Thani.

“Qatar es parte del Consejo de Cooperación del Golfo. Debemos llegar a un entendimiento con él y pasar la página de las diferencias pasadas”, decía el parlamentario Abdel-Men'em Al-Arfy.

atalayar-aguilah-saleh-presidente-parlamento-camara-representantes-libia-tobruk
PHOTO/REUTERS  -   El presidente de la Cámara de Representantes de Libia Aguilah Saleh
Qatar como contrapeso a la mediación turca

En este sentido, uno de los motivos que podría estar impulsando el cambio diplomático de Aguilah Saleh sería la –cada vez más consolidada– influencia turca en el tablero libio. Las últimas semanas han sido testigo las contradicciones cataríes a las propuestas de Ankara para poner fin al conflicto libio, que suma ya más de 11 años desde el derrocamiento del dictador Gadafi. 

Ante el progresivo olvido internacional del país norteafricano, Turquía ha fortalecido su posición en el proceso mediador libio para, más allá de detener la crisis –y según el analista del IEEE (Instituto Español de Estudios Estratégicos)–, extender su influencia en la región, aumentar su importancia en el continente africano y limitar la competencia regional de Egipto. Algo que, los observadores consideran, Saleh pretende impedir a través de la entrada de Doha en los procesos mediadores, abrazando un diálogo nacional que incluya a todas las partes implicadas, y que no se incline hacia los aliados turcos. 

atalayar-recep-tayyip-erdogan-presidente-turquia-ankara-primer-ministro-libio-gnu-unidad-nacional-dbeibé-visita-oficial-turquía-libia
PHOTO/ Oficina de Prensa Presidencial via REUTERS  -  Fotografía de archivo. El presidente turco Tayyip Erdogan y el primer ministro libio Abdul Hamid Dbeibé pasan revista a una guardia de honor durante una ceremonia de bienvenida en el Palacio Presidencial, en Ankara

Y es que, no solo Abdul Hamid Dbeibé –de quien Turquía se ha manifestado firme defensor–, sino también el jefe de Gobierno nombrado unilateralmente por el Parlamento de Tobruk, Fathi Bashagha, cercano a Ankara durante la primera batalla de Trípoli de 2019, y el mariscal Jalifa Haftar, comandante del Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés); todos ellos han mantenido (o mantienen) lazos con el Gobierno de Erdogan

La visita de Aguilah Saleh a Doha se ha producido poco después del viaje del primer ministro –y líder del Gobierno de Unidad Nacional (GNU)– Dbeibé a la capital catarí, donde el jefe de Gobierno de Trípoli y el emir Al Thani abordaron “los apoyos a los esfuerzos internacionales” para la convocatoria de unas nuevas elecciones en Libia.