El Bundesbank reclama una supervisión exigente de las reformas de Grecia

 -  

diarioabierto.es

Pie de foto: El presidente del Bundesbank saluda a la canciller Angela Merkel y recuerda a Grecia que debe cumplir si quiere ayudas

El banco central alemán quiere que los acreedores oficiales sometan al país heleno a una exigente supervisión del cumplimiento de las condiciones exigidas ante el incierto respaldo político a la agenda de reformas planteada en el tercer rescate.

“La falta de progresos bajo los anteriores programas sugiere la necesidad de que se preste atención al cumplimiento de la condicionalidad”, recoge en su boletín mensual el Bundesbank, que dedica un artículo especial a la crisis griega.

De este modo, la institución presidida por Jens Weidmann considera crucial que el Gobierno de Grecia lleve a cabo un “cambio fundamental” y destaca la importancia de restaurar la confianza entre todas las partes.

Según los expertos del Bundesbank, la economía griega se ha deteriorado notablemente a mediados de 2015, aunque subrayan que las consecuencias de la crisis griega tendrían un efecto limitado en la economía.

Alemania va bien

Por otro lado, el banco central germano afirma que el crecimiento de la ‘locomotora europea’ seguirá siendo fuerte en la segunda mitad del año impulsado por el consumo doméstico y las exportaciones, aunque reconoce que las perspectivas se ven empañadas en parte por la creciente incertidumbre sobre China.   

El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 0,4% con respecto a los tres meses anteriores, cuando su crecimiento fue del 0,3%.

De este modo, el crecimiento de la economía alemana entre abril y junio se ha situado ligeramente por debajo de las expectativas del consenso del mercado, que apuntaban a un crecimiento trimestral del 0,5%.

En términos interanuales, el PIB de Alemania registró en el segundo trimestre una expansión del 1,6%, cuatro décimas por encima del crecimiento interanual observado en los tres primeros meses del año.

Aprobación en el Parlamento español

El Gobierno someterá a votación este martes en el Pleno del Congreso el tercer rescate a Grecia cuyos detalles se cerraron este viernes en la reunión del Eurogrupo. Algunos países comunitarios precisan de la aprobación parlamentaria de este tipo de rescates y aunque España no lo necesita, siempre se han votado en el parlamento.

Para la aplicación de este nuevo rescate a Grecia es preciso celebrar sesiones parlamentarias en los países donde es obligatoria la ratificación parlamentaria para acuerdos de esta naturaleza.

Aunque España no se cuenta entre ellos, el presidente Mariano Rajoy ya se comprometió en julio a celebrar un pleno extraordinario en el Congreso sobre este rescate, algo que también hizo José Luis Rodríguez Zapatero en abril de 2010 y en septiembre de 2011 con los dos planes de ayuda previos.

Una vez cerrado el acuerdo en el Eurogrupo, el Gobierno ha solicitado la celebración de un Pleno extraordinario en el Congreso este martes a las doce del mediodía, y no se ha limitado a organizar una sesión informativa, sino que ha utilizado la vía que incluye la presentación y votación de resoluciones.

Según indicaron fuentes parlamentarias, la Junta de Portavoces del Congreso se reunirá una hora antes para la ordenación final del debate, que se rige por lo establecido en el artículo 196 del Reglamento del Congreso de los Diputados, el mismo que se usa para el Debate sobre el estado de la Nación.

Las comunicaciones que remite el Gobierno al Congreso son defendidas ante la Cámara por un miembro del Ejecutivo, que no tiene límite de tiempo. En principio, esta tarea recaerá en el titular de Economía, Luis De Guindos.

Tras la presentación de la comunicación, pueden tomar la palabra, durante un tiempo máximo establecido inicialmente en 15 minutos, un representante de cada grupo parlamentario. El Gobierno puede responder una a una a cada una de las intervenciones o hacerlo de forma agrupada. Los representantes de los grupos tienen una réplica de un máximo de diez minutos, según la previsión reglamentaria, y si la Junta de Portavoces no decide otra cosa.

El debate lo cierra el Gobierno, tras lo cual los grupos parlamentarios disponen de 30 minutos para presentar ante la Mesa propuestas de resolución a la comunicación del Gobierno. Estos textos serán defendidos por sus proponentes por un máximo de cinco minutos ante el Pleno.

Al término del mismo, se votan según su orden de presentación, salvo las que supongan el rechazo global al contenido del texto del Gobierno, que se someterán a votación en primer lugar.

Esta sesión extraordinaria del Pleno del Congreso, que durará varias horas. obliga a modificar el calendario de las comparecencias de los altos cargos del Gobierno para explicar el detalle del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, que están convocadas para los días 18, 19 y 20 de agosto.

De momento sólo está confirmada la hora del gobernador del Banco de España, quien inaugura tradicionalmente estas comparecencias. Así, Luis María Linde pasará por sede parlamentaria el martes a las 9.30 horas, y tras su intervención se suspenderá la Comisión de Presupuestos para escuchar al ministro en el Pleno.