PUBLICIDAD

Marruecos

El cable submarino EllaLink también conectará Marruecos

El proyecto iniciado en 2015 empezará a funcionar en los próximos meses
Atalayar_Ella Link Marruecos

PHOTO/ARCHIVO  -   El objetivo del cable trasatlántico EllaLink es implementar un sistema de cable submarino de última generación entre Latinoamérica y Europa

El cable submarino trasatlántico EllaLink tiene por misión implementar y operar un sistema de cable submarino de última generación entre América Latina y Europa. Supone una base sólida sobre la cual los operadores y proveedores de contenido de Internet pueden desarrollar ofertas competitivas. Ahora Marruecos verá como este cable cruza el país para conectar los principales hubs de Sao Paulo, Río de Janeiro y Fortaleza con los de Lisboa, Madrid y Marsella.

El cable previsiblemente entrará en servicio en el próximo trimestre, admitirá un tráfico de datos de más de 100 Tbps, en particular entre Brasil y Portugal, de 30 Tbps entre Portugal y Madeira, y de 40 Tbps entre Portugal y Marruecos.

EllaLink tiene previsto también conectar Marruecos, Madeira, Cabo Verde, Mauritania, Guyana y las Islas Canarias. El coste del cable submarino, de unos 6.000 km de longitud, ha ascendido a 150 millones de euros, de los cuales 25 fueron financiados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

La empresa asegura que el cable alcanzará “un nivel de conectividad internacional sin precedentes” y conseguirá reducir en un 50% menos las latencias en las comunidades entre los países beneficiarios del proyecto.

El proyecto echó a andar en 2015 encabezado por la empresa española IslaLink y la brasileña Telebras. En 2017, se adjudicó a Alcatel Submarine Networks la construcción de los cables submarinos y en 2018 el fondo de capital paneuropeo Margueritte II se convirtió en el patrocinador del proyecto. En 2019, la prospección submarina terminó y se inició la fabricación del cable.

Otras empresas como el banco corporativo y de inversiones Natixis, la empresa de estudios marinos, diseño e instalación de rutas, Subsea Networks, el operador de telecomunicaciones público de Madeira, Emacom, la de telecomunicaciones de Cabo Verde, CVTelecom, y BELLA, empresa encargada de conectar las necesidades de educación e investigación entre Latinoamérica y Europa, son otras compañías que forman parte del proyecto.

La primera red de cable que unió Latinoamérica y Europa data del año 2000 cuando el cable Atlantis-2 conectó Argentina y Portugal. En 2018, se anunció otro cable trasatlántico anunciado por la Hemisphere Cable Company (HCC) que conectará la ciudad brasileña de Fortaleza con las Islas Canarias y Seixal, además de contar con conexiones adicionales en Cabo Verde, Casablanca y Madeira.

El primero que unió a Marruecos con Europa se construyó en 2012 gracias a la subvención de Maroc Telecom. El cable Loukkos, de 187 kilómetros de longitud, conecta la ciudad costera marroquí de Asilah y la ciudad española, Rota.

EllaLink se beneficiará de las innovaciones de la tecnología ICE6 de Infinera y la administración inteligente de energía, que brindan un rendimiento líder en la industria, según ha comentado la propia compañía en una nota de prensa.

“La implementación de la solución 800G de Infinera en la nueva red de EllaLink brindará una experiencia de red superior a sus clientes cuando se conecten entre Europa y América Latina”, dijo Nick Walden, vicepresidente senior de Ventas Mundiales de Infinera. “La solución óptica abierta de Infinera permitirá a EllaLink ofrecer servicios nuevos y diferenciados, ayudando a garantizar que sus clientes reciban el más alto nivel de servicio”, concluyó.

En el futuro, se espera que la red esté conectada a Estados Unidos, otros países de Europa, Asia, África y Oriente Medio.