PUBLICIDAD

Iberdrola

El Centro de Atención al Financiamiento del Terrorismo incluye a tres organizaciones y a 13 personas nuevas

Los nuevos integrantes habrían estado vinculados con el Daesh, la Guardia Revolucionaria iraní y Boko Haram
sahel-terrorismo

AFP/MARCO LONGARI  -   - En esta foto de archivo tomada el 6 de julio de 2019, un grupo de milicianos fulani está preparado con sus armas, en un campamento informal de desmovilización en Sevare dirigido por Sekou Bolly, un empresario local fulani cuyo objetivo es alejar a los jóvenes fulani de la morse del yihadismo

Los estados miembros del Centro de Atención al Financiamiento del Terrorismo (TFTC, por sus siglas en inglés) han nombrado por unanimidad a 13 personas y a tres organizaciones nuevas en la lista de grupos yihadistas.

De acuerdo con una declaración emitida por la Presidencia de Seguridad del Estado de Arabia Saudí, tres personas mantenían relación con la Guardia Revolucionaria de Irán. Además, habrían descubierto que otras cuatro personas y una empresa estaban conectadas con el Daesh. Junto a esto, en la misma investigación concluyeron que otras seis personas estaban relacionadas con la financiación de Boko Haram. 

terrorismo-miembros-daesh
AFP PHOTO/AGENCIA DE NOTICIAS AAMAQ  - Miembros del Daesh en Níger, el daesh reivindicó el 16 de mayo de 2019 una emboscada a una patrulla del ejército en Níger en la que murieron al menos 28 efectivos

A parte de estas nuevas conexiones con grupos terroristas ya existentes, también se llegó a designar a dos grupos nuevos, el Saraya Al-Ashtar y Saraya Al-Mukhtar, como organizaciones terroristas. El informe señalaba que ambas son milicias terroristas con base en Bahréin y que estarían recibiendo apoyo financiero, logístico y militar de la Guardia Revolucionaria.

En cuanto a las personas, el TFTC decreta al ciudadano libanés Ali Al-Qusayer, a los ciudadanos iraníes Miqdad Amini y Murtada Minai por su conexión con la fuerza Al-Quds, al ciudadano afgano Esmatullah Khaluzi por su conexión con operaciones de Daesh en Khorasan, y el ciudadano sirio Alaa Khanfurah por su conexión con el Daesh.

En la lista también se han incluido a seis ciudadanos nigerianos: Abdurrahman Adu Musa, Salihu Youssef Admu, Bashir Ali Youssef, Mohammed Ibrahim Issa, Ibrahim Ali Al-Hasan y Suraju AbuBakr Mohammed. Los seis habrían estado trabajando para Boko Haram, llegando a establecer una célula terrorista en Emiratos Árabes con el objetivo de recaudar dinero para el grupo terrorista. 

terrorismo-sahel
PHOTO/REUTERS - Un funcionario acompaña a una niña que fue secuestrada en un internado en el estado nigeriano de Zamfara, en el noroeste del país, mientras se dirige a una revisión médica tras su liberación en Zamfara, Nigeria 2 de marzo de 2021

Por otro lado, los sirios Baraa Al-Qaterji y Hussam Rushdi Al-Qaterji habrían colaborado con el Daesh después de que se descubriera que estos habrían facilitado combustible al Daesh, además de cooperar con organizaciones terroristas como la Guardia Revolucionaria.

Esta nueva clasificación supone una extensión del compromiso de los países miembros por seguir contribuyendo a erradicar el terrorismo. Además, con la designación de estas nuevas organizaciones terroristas, la TFTC envía un mensaje claro a la comunidad internacional sobre la “fructífera” cooperación que existe entre los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y con la financiación de este.

En un nuevo comunicado de prensa emitido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, informó que el objetivo del autodenominado de Saraya al-Mukhtar busca “allanar el camino para que Irán ejerza una mayor influencia en Bahréin y más allá”.

Declararon, además, que “el grupo ha planeado ataques contra el personal estadounidense en Bahréin y ha ofrecido repetidamente recompensas en efectivo por el asesinato de funcionarios de Bahréin”. 

terrorismo-sahel-grupos
AFP/ISSOUF SANOGO - Una foto tomada el 21 de septiembre de 2012 muestra a un grupo de islamistas armados reunidos en Gao, la mayor ciudad del norte de Mali

Indican, además, que Saraya al-Ashtar, también conocida como Brigadas al-Ashtar, se habría “adjudicado la responsabilidad de numerosos ataques terroristas contra la policía y objetivos de seguridad de Bahréin” y agregan que también “llaman a la violencia contra los bahreiníes.

Este anuncio, que se produce coincidiendo con el quinto aniversario del TFTC, continúa en la línea de los objetivos de la organización debido a que esta se centra en erradicar actividades de financiación del terrorismo con el fin de poder fortalecer las capacidades regionales de los estados miembros.

De acuerdo con el TFTC, las clasificaciones dentro de los grupos terroristas se enfocan en la interrupción del financiamiento del terrorismo y en la coordinación de acciones y esfuerzos con el objetivo de interrumpir este financiamiento, además de mejorar la coordinación de inteligencia para descubrir de donde proceden las fuentes de financiación del mismo así como desarrollar la capacidad de los estados integrantes para identificar aquellas actividades que representen una amenaza para la seguridad de los países.

Señalaron que el sistema de lucha contra los delitos del terrorismo, así como su financiación implica que todos los fondos y bienes que pertenecen a las personas o las entidades nombradas en las clasificaciones deben ser congelados. Prohíben, además, que se realice cualquier trato directo o indirecto con ellos