El Club de Exportadores apuesta por reforzar el comercio con Asia y África Subsahariana

La organización que agrupa a las principales compañías exportadoras españolas presenta un informe con medidas para reactivar el sector exterior
Contenedores en un puerto industrial

PHOTO/REUTERS  -   Contenedores en un puerto industrial

El Club de Exportadores, que agrupa a las principales empresas españolas internacionalizadas, apuesta por reforzar el comercio con Asia y África Subsahariana tras la pandemia en un informe que se ha presentado este jueves en rueda de prensa telemática. El documento recoge una batería de medidas con el objetivo de reactivar el sector exterior. Antonio Bonet, presidente de la organización, ha señalado las exportaciones como factor clave para capear la crisis económica que vendrá en los próximos meses.

Bonet se ha mostrado muy preocupado por las últimas cifras de exportación publicadas por la Secretaría de Estado de Comercio, que indican que la venta de mercancías en el extranjero se desplomó un 39,3% en abril con respecto al mismo mes de año anterior. “Hay que reorientar las políticas de internacionalización. Asia Oriental, el Sudeste Asiático y África Subsahariana presentan las mejores cifras de crecimiento para 2020 y 2021. Reforzar la red de Oficinas Comerciales de España en esta zona será clave”, ha explicado Bonet. Con el objetivo de reactivar la movilidad internacional, el Club de Exportadores ha pedido el restablecimiento de las conexiones aéreas y la utilización de pasaportes sanitarios para evitar medidas de confinamiento temporal en los lugares de destino de los pasajeros.

Antonio Bonet
Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores

Otra de las sugerencias que recoge el decálogo es no penalizar fiscalmente la implantación de filiales de empresas españolas en el extranjero. El Club de Exportadores propone que no se reduzca la deducibilidad de beneficios de las filiales extranjeras, simplificar el reconocimiento de los gastos deducibles de las facturas de proveedores extranjeros y la exención de los trabajos realizados fuera de España. La organización también ha solicitado ampliar la red de convenios para evitar la doble imposición.  

Ayudas para la internacionalización

El Club de Exportadores considera necesario que se amplíen las ayudas a la internacionalización de las empresas a través de instrumentos como el FIEM (Fondo para la Internacionalización de la Empresa), el Fonpyme (Fondo para Operaciones de Inversión en el Exterior de la Pequeña y Mediana Empresa), y una agilización de la gestión de los instrumentos públicos de apoyo financiero a la exportación. 

También han recomendado ampliar las líneas de garantías del ICO (Instituto de Crédito Oficial) y Cesce (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación) en su importe. Otras medidas pasan por recuperar la concesión de ayudas no reembolsables para que empresas españolas realicen estudios de viabilidad de proyectos en el exterior, y la derogación de la ley de deuda externa de 2006, que ha supuesto una considerable burocratización y ralentización de los procedimientos para la aprobación de instrumentos públicos de apoyo financiero a la exportación. Asimismo, el Club de Exportadores propone favorecer la contratación de empresas españolas para la ejecución de proyectos de cooperación al desarrollo, especialmente los financiados con fondos españoles.