El Club de Exportadores contempla África como una opción de futuro para el destino de la inversión española

En un encuentro con Madrid Investment Attraction y Afreximbank, se ha destacado el potencial de África para las empresas españolas
Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles

 -   Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles

El Club de Exportadores e Inversores Españoles asegura que África puede ser un socio estratégico, tanto para España como para la Unión Europea por sus intereses compartidos, en la medida en que el futuro crecimiento mundial pasará por este continente. 

En un encuentro en el que han participado el Club de Exportadores, Madrid Investment Attraction (MIA) y Afrexibank, los expertos han destacado que el desarrollo económico del continente africano supone también una doble oportunidad. Por un lado, para las empresas españolas y, por otro, para los países africanos, en tanto que los proyectos de infraestructuras, tan vitales en países altamente deficitarios en este campo, les permitirá desarrollar sus economías y situarse en una posición ventajosa de cara a la expansión económica que se espera para las próximas décadas.

El presidente del Club de Exportadores, Antonio Bonet, ha señalado que, dentro del marco de iniciativas nacionales como Foco África 2023 y el Plan Horizonte África, que se enmarcan dentro del plan de acción de la política exterior española para las relaciones con el continente africano, y de la estrategia global con África que se está impulsando desde la Comisión Europea, “se debe ofrecer a las empresas información sobre un continente desconocido para muchos y que, debido a su extensión, presenta un alto nivel de diversidad entre países”.

Ello hace necesario estrechar la colaboración entre empresas e instituciones públicas, con el fin de reforzar la internacionalización de la empresa española en nuevos mercados. En este sentido, el director de Madrid Investment Attraction (MIA), Daniel Vinuesa, puso en valor los esfuerzos del Ayuntamiento de Madrid para favorecer la internacionalización de la empresa madrileña. “MIA apoya la internacionalización de la empresa madrileña mediante colaboraciones con entidades como el Club de Exportadores e Inversores, las Cámaras de Comercio bilaterales y otras”.  

En el caso de África, Afreximbank, como organismo multilateral con presencia en casi todos los países del continente, ofrece a las empresas oportunidades a través de la financiación de sus operaciones de comercio, de proyectos y de inversiones, así como servicios de información y consultoría.

Su objetivo, como manifestaba Rene Awambeng, director global de relaciones con el cliente, es la “promoción del comercio ad-intra y extra africano a través de diferentes programas como el programa de facilitación del comercio; prestando garantías, a corto y medio-largo plazo y facilitando préstamos”.

Algunos de los productos financieros que cubren estos programas son: avales para pagarés y letras de cambio; bonos, garantías e indemnizaciones (BGI); asunción cobertura de riesgo país; garantía de crédito a la exportación; garantía de financiación de proyectos; garantía de financiación de la cadena de suministro; garantía de crédito a proveedores; o garantía de crédito a compradores. Con estas líneas facilita la importación por países africanos de productos y bienes de equipo, así como la construcción de infraestructuras.

Afreximbank trabaja tanto con compañías de seguro de crédito a la exportación, como con bancos y directamente con empresas (siempre que tengan una facturación anual superior a 10 millones de euros). 

En palabras de Daniel Vinuesa “los organismos multilaterales como Afreximbank ofrecen valiosas oportunidades de negocio a las empresas madrileñas y pueden suponer una interesante plataforma para su internacionalización”.

El Club de Exportadores e Inversores recomienda pues a las empresas españolas la apuesta por nuevos mercados. “El actual clima de maleabilidad y cambio que experimenta la economía global, puede ser una puerta abierta a la entrada de empresas españolas a mercados que hasta ahora eran muy poco relevantes cuantitativamente para nuestro país”, ha asegurado Antonio Bonet.