El Club de Exportadores propone reformas estructurales para reforzar el impacto del sector exterior

En referencia al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia
En referencia al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

 -  

El Club de Exportadores e Inversores Españoles ha expresado al Gobierno su pesar por el hecho de que el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, “que es esencial para continuar fortaleciendo la actividad internacional de nuestro tejido productivo”, dedique escasa atención a la internacionalización y solo contemple la asignación al sector del 0,3% de los fondos  previstos; es decir apenas 200 millones de euros de los 70.000 millones que prevé inyectar en el capítulo de inversiones y transformación productiva. 

Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores, recuerda que el sector exterior ha sido tradicionalmente el motor de la recuperación en diferentes crisis económicas, y atribuye el relativo estancamiento del sector exportador español más a problemas estructurales que a cuestiones coyunturales. Por esta razón, considera que el programa de reformas económicas que acompañará la implantación del Plan Nacional de Recuperación “puede suponer un importante revulsivo para que la exportación vuelva a recuperar su dinamismo”. 

Con el fin de contribuir a mejorar el impacto del Plan Nacional de Recuperación en el sector exterior, el Club de Exportadores propone al Gobierno una serie de medidas de carácter estructural que ponen su acento tanto en el área de la fiscalidad empresarial como de la inversión. 

No penalizar fiscalmente la actividad

En el ámbito fiscal, el Club de Exportadores pide favorecer la competitividad exterior de las empresas españolas mediante una fiscalidad que no penalice su actividad y reduzca sus costes, especialmente las contribuciones a la seguridad social. En este sentido, señala que “elevar la tributación de las rentas que obtienen las filiales en el exterior desincentiva claramente la presencia de nuestras empresas en mercados de destino”.

La organización, que reúne a empresas internacionalizadas españolas, insiste también en emplear la oportunidad que representa el Plan Nacional de Recuperación para facilitar el crecimiento de las pequeñas empresas de cara a su conversión en medianas. Con este propósito, solicita favorecer fiscalmente la fusión de pymes y modificar normas regulatorias de índole fiscal y laboral que desincentivan el crecimiento de las empresas. En concreto, solicita elevar de 6 a 20 millones de euros el umbral de facturación para que las declaraciones impositivas sean mensuales en lugar de trimestrales.

Asimismo, propone incentivos fiscales a la inversión empresarial en I+D+i y en marca, y reformas legales para agilizar la concesión de apoyos públicos a la financiación de exportaciones, así como facilitar la asunción de riesgos por cuenta del Estado en países donde los competidores de las empresas españolas disponen de mayor financiación. 

Promover la diversificación de mercados

En lo relativo a los fondos que se destinarán a la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Club de Exportadores valora como “positivas y “necesarias” las medidas contempladas para la mejora del capital humano para la internacionalización, a las que se destina el 50% de los recursos asignados para internacionalización. No obstante, recomienda promover la diversificación de mercados mediante inversiones en información, promoción, imagen y presencia institucional en regiones donde las empresas españolas tienen una penetración marginal, en concreto, África subsahariana y ASEAN, así como en países como Estados Unidos, Japón o China, donde las exportaciones suponen una proporción relativamente reducida en relación con las importaciones de dichos países. 

También, como apoyo a las empresas exportadoras, el Club de Exportadores solicita acompañamiento y soporte individualizado a aquellas pymes con planes ambiciosos de crecimiento en su actividad internacional. En relación con este aspecto, señala que los 7,5 millones de euros previstos “no parecen permitir una actividad ambiciosa”, y considera como “necesaria y positiva” que, aquellas empresas que soliciten financiación del plan, “adquieran compromisos de exportación para ampliar la base de empresas exportadoras”.

Finalmente, el Club considera insuficientes los fondos inicialmente previstos para financiación no reembolsable de estudios de viabilidad de proyectos en países en desarrollo, cuyo monto asciende a solo 50 millones en tres años. 

Acerca del Club de Exportadores e Inversores Españoles

El Club de Exportadores e Inversores Españoles es una asociación empresarial de carácter multisectorial cuyo objetivo es la representación y defensa de los intereses de las empresas españolas con actividad internacional. La facturación mundial de los socios del Club equivale al 20% del PIB español. Cuentan con unos 800.000 empleados y sus inversiones en el exterior representan el 40% del stock de inversión española en el extranjero.