PUBLICIDAD

Iberdrola

El Club de Exportadores reclama políticas económicas que faciliten la competitividad internacional

De cara a ayudar a superar la crisis económica
antonio-bonet-presidente-club-exportadores

 -   Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores

El Club de Exportadores e Inversores apela al dinamismo de la exportación española como motor de la recuperación económica. Muestra de ello son las exportaciones de mercancías, que experimentaron un crecimiento en volumen del 6,6% durante el primer semestre de 2022. A pesar de ello, el Club recalca la necesidad de seguir adaptándose a un entorno cambiante, marcado por un contexto internacional de especial incertidumbre, donde ha entrado en recesión Estados Unidos, el mayor mercado del mundo, y reclama políticas económicas que impulsen la competitividad internacional.

Según los datos publicados por la Secretaría de Estado de Comercio, correspondientes al acumulado de enero-junio de 2022, las exportaciones españolas de mercancías aumentaron un 24,8%, con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en los 190.919,0 millones de euros. Una cifra que marca un récord histórico para el sector exterior español, superando incluso los niveles previos a la pandemia. Este aumento se ha debido en un 17,1% a un aumento de precios y en un 6,6% a un aumento en volumen.

Por su parte, las importaciones en el primer semestre del 2022 alcanzaron también récord históricos al superar los 222.000 millones de euros, representando un incremento del 40,7%, en valor y un 17,7% en volumen. Esto se ha traducido en un saldo comercial deficitario, también histórico, de 31.963,2 millones de euros. El saldo comercial no energético, por otro lado, arrojó un déficit de 6.069,4 millones, frente al superávit de 4.700 millones el mismo periodo del año 2021.

Insuficiente para compensar el creciente déficit comercial

Aunque los indicadores de comercio exterior muestren dinamismo en el sector exportador (aumento del 6,6% en volumen), desde el Club de Exportadores se señala que no es suficiente para compensar el creciente déficit comercial. Recuerda que el contexto de inestabilidad internacional marcado por la invasión de Rusia a Ucrania, así como por los cortes en las cadenas de suministro, la escasez de gas o el incremento de la inflación, entre otras situaciones de incertidumbre, ha afectado considerablemente tanto al comercio internacional como a la competitividad de las empresas españolas. “A pesar de que el contexto internacional se presenta muy adverso, al igual que en la crisis anterior, creemos que el sector exterior español puede actuar como motor de la recuperación económica”, sostiene Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores.

No obstante, el presidente del Club de Exportadores incide en “la necesidad de acometer reformas estructurales que faciliten el aumento del número de exportadores regulares”. Y es que, en España solo hay 59.000 empresas que exportan regularmente y de éstas únicamente 25.000 venden al exterior más de 50.000 euros al año. 

Para ello, el Club de Exportadores e Inversores reclama un entorno regulatorio estable y políticas económicas que faciliten la competitividad internacional. “Es imprescindible que se acometan reformas estructurales que simplifiquen la burocracia y el entorno regulatorio, que faciliten el crecimiento de las pymes, y que el sistema educativo forme a nuestros jóvenes en las competencias y habilidades que necesitan las empresas”, asevera el presidente del Club, Antonio Bonet. Señala asimismo que la creación de nuevas figuras impositivas que afectan a diferentes sectores como el energético o la banca suponen aumentar la incertidumbre y desincentivar la inversión empresarial en un momento en el que lo que necesita el país es precisamente lo contrario; es decir, aumentar la inversión empresarial para ganar eficiencia y competitividad.

Como dato positivo, destaca el crecimiento de las exportaciones de bienes de las empresas españolas en el primer semestre del año (24,8%), que fue superior al registrado por países del entorno como Alemania (13,3%) o Reino Unido (16,1%), e incluso ligeramente superior al registrado en Italia (22,4%) o Francia (20,1%), la zona euro (22,3%) y la Unión Europea (21,8%).