El Club de Exportadores resalta que Marruecos es un país muy importante para la economía española

Atalayar entrevista al presidente del Club de Exportadores para analizar la situación de las empresas españolas durante la pandemia del coronavirus
Antonio Bonet

 -   Antonio Bonet presidente Club de Exportadores e Inversores Españoles

El programa de Atalayar en Capital Radio entrevistó a Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores, para hablar de la situación de diversas compañías españolas en esta difícil etapa.

Antonio, ¿ustedes cómo están viviendo esta situación? Tenemos dos grandes capitales europeas en estado de alarma. ¿Cómo afecta esto a los empresarios españoles fuera de nuestras fronteras?

Lo que tenemos es una crisis económica importante en España y en otros países. Esto a las empresas españolas les afecta de forma importante. No nos olvidemos que en la anterior crisis (2008) quien saco a España de la crisis fueron en gran medida las empresas exportadoras. En aquellos años la exportación de bienes y servicios suponía un 23-24% del PIB, y en el 2019 fue de casi un 35%. Esto aumentó y ayudó en gran medida  a salir de la crisis.

¿Qué es lo que ocurre ahora? Pues que por las características de la corona-crisis va a ser muy difícil que, a corto plazo, las empresas puedan sacar a España adelante. 

Las razones ya las conocemos todos, desde el Club de Exportadores hablamos sobre todo de las restricciones a la movilidad. Están los países intentando que vuelva a haber turismo, pero es que también estas restricciones afectan a la ejecución de contratos en marcha (montar un parque eólico, construir un hospital, el mantenimiento de bienes de equipo). SI no se puede viajar no se pueden ejecutar los contratos.

Esto también afecta a la búsqueda de nuevos clientes para seguir creciendo. Se han suspendido prácticamente todas las ferias del mundo. Estas ferias son donde, sobre todos las pymes, muestran sus bienes y servicios, hacen contactos, eligen proveedores. Es decir, debido a las restricciones de movilidad es una situación muy complicada.

Por otro lado tenemos la crisis que hay en muchos otros países. En fin, España es de los que más está sufriendo la crisis económica, pero los demás países también. Si cae el consumo, la inversión, todo debido a la incertidumbre y la crisis, afecta también a los exportadores españoles.

En resumen: el panorama a corto plazo no es nada halagüeño.

¿Qué le diría usted a la Administración (imagino que ha tenido la oportunidad de hablar con el Gobierno) para ayudar a que España mejore a términos positivos en la balanza comercial?

Indudablemente desde el Club de Exportadores hemos tenido bastantes contactos con la administración y la Conserjería de Industria, Comercio y Turismo, y hemos presentado un decálogo de medidas que pensamos que pueden ayudar a la exportación. 

Se nos ha hecho caso en muchas de las medidas. Por ejemplo, las Embajadas están teniendo un papel mucho más activo debido a que las empresas no pueden viajar ye están facilitando contactos y gestiones con socios locales.

Hay que reconocer también que en dos de los temas más graves que había, el Gobierno ha adoptado las medidas adecuadas: el temas de liquidez  como los prestamos ICO que se han consumido los 100.000 millones de garantías casi en su totalidad. (Esto ha sido importantísimo para que las empresas puedan no ahogarse). Y todo el tema de los ERTES... El Gobierno ha adoptado las medidas (con mayor o menos intensidad) como otros gobiernos occidentales.

Lo que hemos pedido y no se ha conseguido es que se solucionen los temas de movilidad. Es importantísimo que haya una política común a nivel europeo para que haya movilidad, al menos dentro de la Unión Europea. Esto lo hemos visto este verano donde había países que querían una serie de requisitos para decidir quién entra y sale del país.

Pensamos que habría sido muy importante una política común, y obviamente el Gobierno español tenía que haberlo pedido. Seguro que lo ha intentado pero no lo ha conseguido.

Desde el Club de Exportadores pensamos que es importante para las empresas tener representación local en los mercados donde estén trabajando o donde quieran trabajar en el futuro. Esto se hace de dos maneras: a través de agentes o a través de la creación de filiales. 

Una de las cosas que se recomienda hacer sería revisar los programas que ya hay de ayudas para el establecimiento de filiales en el exterior para que sea más fácil y no tan gravoso. Es muy importante también que no empeoren las condiciones tributarias de las empresas en sus actividades empresariales. No pedimos que mejoren, sino que no empeoren.

Por ejemplo el tema de la doble tributación por dividendos, o la extensión de gastos cuando se hace una inversión y sale mal, nosotros pedimos que la empresa española pueda seguir desgravándose ese gasto. Los anuncios que hemos oído de algunos miembros del Gobierno no van por ahí, lo cual nos preocupa.

Van en sentido contrario más bien... Hablemos ahora de Marruecos. Agencias de viajes online de Sevilla y Málaga, operadores turísticos que trabajan a los dos lados del Mediterráneo. ¿Qué valor tiene Marruecos dentro de las exportaciones españolas?

Marruecos es un país importante para España, tenemos un volumen de exportación muy alto y significativo. Es nuestro principal cliente con diferencia de todo el continente africano. Es un país donde hay mucha inversión española. Más de 700 empresas españolas que están instaladas en Marruecos. Es decir, los datos objetivos hoy indican que Marruecos es muy importante.

Y en el futuro va a serlo más. Es un hecho que las cadenas globales de valor se están reconfigurando. La pandemia ha acelerado una serie de tendencias. Las empresas van a traer la producción más cerca de los mercados de consumo. Ya empieza a haber empresas que están pensando que en vez de construir en China, hacerlo más cerca del mercado español. Y Marruecos es un gran candidato.

Con lo cual, desde el Club de Exportadores pensamos que la importancia de este país va a ser muy superior. Es un país estable, con bunas relaciones en la UE y España. Es un país seguro y en crecimiento. El futuro de las relaciones bilaterales va a ser mejor de lo que hay ahora mismo. Y eso que lo que hay ahora mismo es bueno.

Los fondos europeos, antes o después, se supone que llegarán a España. ¿Desde el Club de Exportadores se solicitan estas ayudas también? ¿Qué ventajas pueden tener al ahora de recibir parte de estos fondos para su actividad?

Desde el Club de Exportadores no solicitamos fondos europeos ni de otro tipo porque no entra dentro de la actividad del club. Como organización empresarial hacemos tres cosas: mantener un diálogo continuo con el Gobierno y el Parlamento, los partidos y medios sobre temas de internalización. Intentamos ser constructivos, aportar ideas, buscar soluciones… Siempre con un espíritu constructivo. Somos como una especia de ‘Think Tank’.

En segundo lugar organizamos actividades de ‘networking’ para las empresas socias en donde la idea es intercambiar, ideas, opiniones, contactos, tarjetas de visita con autoridades españolas, extranjeras, entre las propias empresas... 

Por ejemplo hemos tenido hace poco un evento virtual con el presidente de CESDE, en donde ha habido una nueva presentación presentando los productos de CESDE y luego se hemos hecho un debate.
No encaja dentro del club solicitar inversiones europeas. El ‘track record’ (curva de resultados de inversor) en estos últimos años no es especialmente bueno. Habrá que mirar en los fondos de cohesión cuánto hemos podido gastar de lo que nos han asignado.

¿Tenemos capacidad como país para llevar a cabo todos los proyectos que cumplan los requisitos de la UE? ¿Vamos a ser capaces de gastar estos fondos de 140.000 millones de manera eficiente? 

Esa es la incógnita, sería una pena que no fuéramos capaces de hacerlo.